Conozca cómo Guatemala ya puede analizar mutaciones y nuevas cepas del virus causante del covid-19

El más reciente estudio de secuenciación del virus es de mediados de 2020 y son necesarios nuevos análisis.

Técnicos del Laboratorio Nacional de Salud podrán ya detectar mutaciones o nuevas cepas del virus en Guatemala. (Foto: cortesía)
Técnicos del Laboratorio Nacional de Salud podrán ya detectar mutaciones o nuevas cepas del virus en Guatemala. (Foto: cortesía)

El Laboratorio Nacional de Salud (LNS) implementa un proyecto de vigilancia genómica para covid-19 a través de la secuenciación genética del virus para detectar posibles mutaciones y las cepas que están circulando en Guatemala.

Este procedimiento se basa en analizar todo el material genético del ácido ribonucleico (ARN) -una molécula similar al ADN que contiene información celular del virus para conocer el linaje genético del que proviene-. Estas mutaciones muchas veces no tienen alguna ventaja biológica o adaptativa, pero hay otras mutaciones, como la cepa británica o inglesa, que epidemiológicamente se conoce que es de un 70 a 80% más infectiva.

El 2020 el LNS envió muestra para su secuenciación a Estados Unidos y Brasil, pero ahora podrá hacer una vigilancia más extensa y específica, por regiones y zonas geográficas, para aportar datos importantes y observar la dinámica del virus en Guatemala.

Q2 millones 970 mil costó el equipo para la vigilancia genómica.

“Con esta tecnología Guatemala se sitúa como uno de los pocos laboratorios en la región en poder realizar localmente este tipo de procedimiento que permita realizar estudios que aporten información valiosa para la respuesta ante este virus”, comentó César Conde Pereira, jefe del Laboratorio Nacional.

Para este proyecto se le otorgó como al Laboratorio el equipo necesario para analizar la secuenciación a 3 mil muestras.

“Tenemos planificado que con estas 3 mil secuenciaciones se pueda hacer un estudio completo durante todo 2021. Se tienen en resguardo las muestras desde el inicio de la pandemia y eso será de gran ayuda. Adicional, estamos acompañando a la Asociación de Salud Integral del Hospital San Juan de Dios, en donde elegirán 500 muestras representativas de marzo del 2020 al 2021 que será de suma importancia para el país”, agregó Conde.

Lea más | Giammattei convoca a diputados para discutir iniciativa para compra de vacunas contra el coronavirus

En la última conferencia que dio el 30 de diciembre de 2020, Edwin Asturias, entonces director de la Coprecovid, señaló que un estudio inicial con el apoyo de Brasil reveló que en Guatemala estaba una cepa “G”, una cepa común, pero este se realizó entre mayo y junio del 2020.

Pero esto solo se había realizado una vez y, según Asturias, Guatemala no tenía la capacidad de genotipar el virus, por lo que era necesario mandar las muestras a otro país.

Añadió que no ha habido un segundo estudio de secuenciación y es importante para determinar si la cepa está circulando.