Coronavirus: Requisitos limitan la producción de mascarillas en Guatemala

Actualmente las empresas que desean elaborar mascarillas en Guatemala para afrontar la pandemia por el nuevo coronavirus deben llenar una serie de requisitos tan complejos como los de un laboratorio clínico, lo que limita la producción local de un artículo clave contra el covid – 19 que corre el riesgo de escasear en el extranjero.

Publicado el
Expertos aconsejan al comprar mascarillas consultar si cuentan con registro sanitario que garanticen su uso. (Foto, Prensa Libre:).
Expertos aconsejan al comprar mascarillas consultar si cuentan con registro sanitario que garanticen su uso. (Foto, Prensa Libre:).

No se trata de un simple accesorio. Las mascarillas de protección para la pandemia por el nuevo coronavirus deben de cumplir con una serie de certificaciones sanitarias que garanticen su efectividad para el uso diario que se les está dando durante la pandemia, que no es más que reducir el riesgo de contagios por coronavirus.

Según los datos y pronósticos que maneja la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid – 19 (Coprecovid) podría evitarse uno de cada tres casos positivos si por lo menos el 95% de la población utilizara siempre que esta fuera de casa la mascarilla de manera adecuada, que a futuro también podría evitar 5 mil muertes en el país.

Pero aunque se trate de un insumo necesario en la actualidad, según explicaron autoridades del Colegio de Farmacéuticos y Químicos de Guatemala (Cofaqui), el ministerio de Salud amplió los requisitos para la elaboración de las mascarillas en el momento que la pandemia tocó las puertas de Guatemala.

Por ello se encuentran promoviendo un nuevo reglamento que esperan entregar a las autoridades de la cartera salubrista para simplificar los trámites, que hoy en día se necesitan, para la elaboración de mascarillas en nuestro país.

“Cuando salió lo de la pandemia el ministerio de Salud en lugar de seguir autorizando fabricas para mascarillas vino y subió los requisitos a la categoría de laboratorio (…) estamos viendo porque si es importante que se crea en la industria nacional porque un extranjero tiene las mismas manos y ojos que un guatemalteco, no hay una diferencia que impida que las mascarillas se puedan hacer acá, eso sí, con estudios del gramaje de cada material con el que se hacen pero perfectamente la tela ecológica con un filtro más otra capa de tela ecológica protege con cualquier bacteria o virus”, explicó Elly Letona, presidenta de la junta directiva del Cofaqui.

Letona agregó que hay algunas empresas que ya elaboran mascarillas en Guatemala al nivel de las KN95, productores que incluso cuentan con maquinaria que permiten un sellado más seguro en la elaboración de cada producto, pero es necesario que los tramites dejen de ser tan estrictos para que existan más artículos de calidad en el país para enfrentar la pandemia.

“De que se le facilite tanto al químico farmacéutico que es el que registra este tipo de material médico quirúrgico como un apoyo para que ellos también consideren ciertas características que tienen que tener para una fábrica de mascarillas con telas, para que el proceso no sea tan estricto, estamos proponiendo unas buenas prácticas de mano factura donde resalte la calidad de las telas, la calidad de su origen más enfocado a lo que se necesita ahora, que cubra los requisitos de protección sanitaria contra un virus”, manifestó la presidenta del colegio profesional.

No todas son útiles

Actualmente es común apreciar puestos callejeros que ofrecen mascarillas, incluso su comercialización también ha llegado a las redes sociales, pero son artículos que no podrían ser efectivos ante el covid – 19 por no contar con un registro sanitario que respalde su efectividad.

Incluso algunas de las mascarillas que cuentan con bastante serigrafía en la parte frontal tienden a ser las menos útiles durante la pandemia, ya que no podrían contar con todos los filtros necesarios para impedir que su portador inhale partículas infecciosas.

“Por ejemplo una de las recomendaciones más importantes que nosotros emitimos es que todo tipo de producto, como las mascarillas, debe de contar con su registro sanitario que es una primera fase de control para garantizar que las materias primas cumplan con las especificaciones y características que las fabricas han tenido que hacer para liberar los lotes, lamentablemente estamos viendo que en las redes sociales y muchos puestos de calle están estos tipos de productos y lamentablemente no hay capacidad de monitoreo en estos precisos momentos”, refirió Evelyn Quezada Gatica, secretaria de la Asociación de Químicos Farmacéuticos de Asuntos Regulatorios de Guatemala (Aquifargua).

De ello el reglamento que se esta trabajando y esperan presentar próximamente al ministerio de Salud detalla que todos los fabricantes deben de velar porque sus productos cuenten con estándares de calidad que garanticen su eficacia.

“Primero que todo se considera cumplir con los requisitos mínimos del área o del lugar donde se va a fabricar este tipo de productos, que tengan energía eléctrica, agua potable así como que la fábrica este fuera de un área de contaminación y específicamente estamos trabajando solo para que se pueda hacer ropa de protección personal, no como lo podría indicar la palabra dispositivos médicos porque eso abarca una gran cantidad de productos para los cuales se necesita tecnología más avanzada”, añadió Quezada.

Falta educación

Aunque el mensaje ha sido recurrente desde que se dio el primer caso positivo de coronavirus en Guatemala basta con salir a las calles para apreciar como muchos ciudadanos no utilizan su mascarilla de forma correcta dejándolos vulnerables al contagio.

“El uso es deficiente vemos con frecuencia que personas tienen la mascarilla cubriendo solo boca dejando expuesta la nariz, en algunas ocasiones en el cuello y esto representa un riesgo muy alto tomando en cuenta la contaminación o el contagio comunitario que en este momento hay en el país, también algunos incurren mucho a hacer pequeños descansos de la utilización de la mascarilla y es tiempo donde se quita literalmente para descansar exponiéndose en esos momentos a un contagio”, manifestó Jorge Luis Ranero, presidente de la junta directiva del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala (Colmedegua).

Pero el problema, a criterio de Ranero, es la falta de educación y en parte la responsabilidad se encuentra bajo los hombros del gobierno de Guatemala ya que según él no ha informado de la manera precisa que tal útil y como debe de ser usada la mascarilla.

“Creo que es, como muchos de nuestros problemas, algo educacional. Nosotros como colegio es algo en lo que siempre hemos insistido y vemos que el gobierno no ha tenido una campaña masiva de información que incluya radio, televisión y redes sociales explicando constantemente no solo el uso de la mascarilla, sino la combinación de todos los métodos de prevención”, enfatizó.

Los expertos afirman que únicamente utilizar una mascarilla no le garantiza inmunidad ante el covid – 19 pero al ser acompañada de un correcto lavado de manos, respetando el distanciamiento social y evitar tocarse el rostro usted puede blindarse de una mejor manera durante la pandemia y reducir considerablemente el riesgo de contagio.