Coronavirus: seis cosas que debe saber sobre el covid y su variante delta

Esta mutación de coronavirus se detectó en la India a finales de 2020 y se ha extendido por al menos 96 países. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) sospecha que esta nueva cepa ya está en el país pero aún espera la confirmación de pruebas de laboratorio.

Una de las cualidades de la variante Delta es la velocidad con la que propaga la enfermedad. Fotografía: Prensa Libre.
Una de las cualidades de la variante Delta es la velocidad con la que propaga la enfermedad. Fotografía: Prensa Libre.

Guatemala se quedó relegada en la respuesta global contra el coronavirus, y se ubica entre los países más atrasados en la vacunación y la cantidad de contagios va en aumento desde hace varias semanas.

Apenas el pasado fin de semana, el semáforo de alertas covid–19 situó a 226 municipios bajo alerta roja por el incremento de casos positivos, y las nuevas cepas del virus pueden representar un papel clave.

Expertos en salud consultados por Prensa Libre sospechan que la variante delta, uno de los rostros más fuertes que ha mostrado la pandemia, ya se encuentra en el país.

La semana pasada, en conferencia de prensa, autoridades de Salud indicaron que aún faltan pruebas de laboratorio, pero advirtieron de que es casi inminente su presencia en el territorio nacional.

México es uno de los cerca de cien países que ya registra esa nueva cepa de coronavirus, cercano geográficamente con Guatemala y con el que existe un constante intercambio comercial y flujo de ciudadanos.

La variante delta representa un auténtico reto en la respuesta sanitaria en países desarrollados. Guatemala, en la actualidad, cuenta con pruebas de diagnóstico reducidas y un número aún más limitado de vacunas.

  • ¿Por qué es más peligrosa?

El peligro que representa la variante delta del covid–19 radica en la velocidad con la que se esparce la enfermedad. José Ortiz, del Observatorio Nacional de Salud, considera que esa cepa se transmite 40% más rápido que las otras variantes que ya existen en Guatemala.

Por su parte, Alicia Chang, vicepresidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas, considera que el nivel de propagación podría llegar hasta 50% más respecto de otras variantes.

  • ¿Es más letal?

Hasta ahora, no hay pruebas científicas que demuestren que la variante delta tenga alguna relación directa con la mortalidad, pero por sus características puede golpear más fuerte y, por consecuencia, se necesita la ayuda de médicos y de la red hospitalaria.

“Produce una enfermedad más severa, es decir, más personas van en busca de ayuda médica, más pueden requerir cuidados intensivos”, refirió Chang.

Desde la semana pasada, médicos advirtieron sobre el desabastecimiento de medicinas en los hospitales nacionales, y la saturación de clínicas parece estar alcanzando la red de salud privada, lo que podría complicar hasta el caso más mínimo de coronavirus.

  • ¿Es más contagiosa y grave en niños?

Aunque exista un aumento de niños diagnosticados positivos a covid–19, no obedece a la variante delta, según Chang, quien consideró que el aumento en casos de menores de edad obedece a que muchos adultos han dado positivo, y por ello existe una correlación en la tasa de contagios.

“La verdad es que aunque fuera que la variante ya esté en el país, que es bastante probable que así sea, el aumento de casos en niños está en proporción a los casos de los adultos”, señaló la experta.

Lea también: Vacunación covid-19: “Si se lo propone el Gobierno, podríamos salir de este rezago en el que estamos”

  • ¿Cómo me tengo que proteger?

Aunque la variante delta es más contagiosa, Ortiz aseguró que los cuidados que se deben tener frente a esta nueva cepa son los básicos, aunque es prudente añadir algunas medidas de seguridad.

“La población va a tener que seguir implementando las medidas que ya conocemos, las tres medidas básicas: distanciamiento físico, uso correcto de mascarilla y constante lavado de manos. Lo que sí se le debe pedir a la población es salir solo cuando sea necesario, y no hacerlo con todo el núcleo familiar, ya que eso constituye aglomeraciones. Lo que resta para el Estado es que compre la vacuna e inmunice a la población”, explicó.

Si sus posibilidades económicas lo permiten, es ideal hacer compras para la casa —productos de primera necesidad— cada 15 días o cada semana. También, utilizar doble mascarilla y no pasar cerca de personas desconocidas en ambientes públicos por más de siete minutos.

  • ¿Funcionan las vacunas contra la variante delta?

Aunque algunos países como Chile y el Reino Unido consideran aplicar una tercera dosis de vacuna ante la fuerza que representa esta variante del virus, al menos por ahora las vacunas siguen siendo efectivas, según Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Hasta el momento, la OPS ha constatado que el impacto de las variantes de preocupación en la eficacia de las vacunas contra el covid-19 ha sido mínimo”, declaró la directora de la OPS a medios de comunicación el pasado 30 de junio.

  • ¿Qué tiene que hacer el ministerio de salud?

A criterio de la investigadora Karin Slowing, integrante del Laboratorio de Datos, es urgente que Salud agilice el Plan Nacional de Vacunación, para inmunizar a la mayor cantidad de la población.

“Lo que va a pasar es que se va a poner todo el mapa en rojo con los pocos municipios que faltan, o van a hacer como ocurrió en Santa Lucía, La Reforma, Totonicapán: van a dejar de testear para no ponerlos en rojo. El semáforo no es el mecanismo para medir el impacto de la variante delta”, comentó.

Slowing añadió que es necesario que el Gobierno piense en una estrategia adicional al sistema de alertas que se actualiza cada 15 días, “Lo que hay hacer es con delta y sin delta; adoptar medidas de contención y apoyo a la población, para que se pudiera quedar en casa e intensificar la vacunación, pero estamos muy por debajo de las cifras para pensar que el nivel de vacunación va a frenar la transmisión de la delta”.

Por su parte, Eliú Mazariegos, director del Sistema Integral de Atención en Salud (Sias), afirmó que la proyección trazada para esta semana es vacunar a 250 mil personas, el número más alto desde que comenzó esta fase.

“Esta es la semana más alta, y la razón es debido a que ahora que hay disponibilidad de vacunas. La idea es que nuestra red de servicios esté abastecida de vacunas. La instrucción es que toda aquella persona que esté con registro previo en el sistema es prioridad para ser vacunada, tanto con Sputnik como con Moderna”, indicó.