Crece vulnerabilidad climática y se reduce presupuesto al Insivumeh

Expertos ambientales remarcan que la institución es de enorme importancia para generar información útil para la toma de decisiones de país.

Publicado el
Guatemala es un país altamente vulnerable al cambio climático. Inundación en Campur, Alta Verapaz, durante el paso de ETA e Iota, en 2020. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Guatemala es un país altamente vulnerable al cambio climático. Inundación en Campur, Alta Verapaz, durante el paso de ETA e Iota, en 2020. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El presupuesto del Instituto Nacional de Sismología Vulcanología Meteorología e Hidrología (Insivumeh) ha sido debilitado una vez más. Como ocurrió en los últimos tres años, en 2022 las autoridades hicieron un nuevo recorte a la institución, pese a que el techo era el aprobado en el Congreso el año pasado.

El Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin) registra de la reducción se hizo efectiva en febrero pasado y es de Q2.5 millones, con lo cual el presupuesto de la institución pasó de Q50 millones a Q47.5 millones. Los programas afectados fueron, servicios de información climática y meteorológica, al cual se le disminuyó Q1 millón 684 mil y servicios de información hidrológica con Q2 millones 85 mil.

Parte de los recursos fueron asignados a partidas presupuestarias dentro del Insivumeh. A la dirección y coordinación le aumentaron Q351 mil, y Q864 mil se sumaron para el pago de aportes a organizaciones y organismos internacionales a los cuales pertenece la institución.

A inicios de febrero pasado, trabajadores de la entidad reconocieron que existen deficiencias en equipo y personal, esto al responder porqué la vigilancia sismológica solo puede hacerse en horario de oficina.

Pero la institución, lejos de fortalecerla la han debilitado más lo cual dificulta su misión, ser un ente científico que oriente la toma de decisiones y que al final de cuentas se minimice el riesgo por fenómenos naturales.

En tres años, de 2020 a 2022, previo al reciente recorte, su presupuesto vigente se redujo casi un 50 por ciento y pasó de Q96.45 millones a Q50 millones, como había quedado aprobado el año pasado.

Riesgos

Expertos aseguran que la información que provee el Insivumeh es vital para enfrentar las consecuencias que pueda acarrear el cambio climático.

Estudios internacionales coinciden en que Guatemala es un país altamente vulnerable a los desastres naturales y siempre ocupa los primeros lugares en cuando a la debilidad para hacerle frente a esos fenómenos.

El propio Consejo Nacional del Cambio Climático, que preside el presidente de la república, aprobó en agosto del año pasado una declaración en la que se reconoce a Guatemala como un país “altamente vulnerable” a los efectos del cambio climático.

Río Motagua: Las razones por las que hondureños proyectan demandar a la Municipalidad de Guatemala

La declaratoria permitiría al país, una vez reconocida internacionalmente dicha vulnerabilidad, acceder a distintos apoyos financieros a nivel global.

El estudio Escenarios de cambio climático para Guatemala, de Paris Rivera, Wener Ochoa y Marvin Salguero —expertos en cambio climático y recursos hídricos— dice que la temperatura ha aumentado al menos 0.5 grados centígrados en los últimos 30 años.

Vista aérea de inundaciones en Machaca, Puerto Barrios, Izabal, en noviembre a causa de la depresión Eta. El cambio climático ha ocasionado que las lluvias se ausenten por días y que luego caigan en grandes cantidades lo que genera inundaciones y deslaves. (Foto Prensa Libre: AFP)

Además, muestra proyecciones sobre la variedad climática basadas en distintos escenarios, según las cuales para el periodo 2020-2049 la temperatura podría subir desde 0.6 grados, según un escenario “optimista”, hasta 1.2 grados, según la proyección más pesimista.

Las regiones donde habría mayores aumentos de la temperatura son la Franja Trasversal del Norte y la zona semiárida del país.

Asimismo, en el escenario menos favorecedor se proyecta una disminución de la lluvia entre el 3% y 5%, del 2020-2049, mientras que para 2069, en el mismo escenario, las precipitaciones podrían bajar hasta 10%.

Lea también: 5 argumentos de por qué Guatemala no maneja bien el agua (y un contundente ejemplo)

En ese contexto, las reducciones presupuestarias al Insivumeh parecieran no priorizar la vulnerabilidad de Guatemala ante el cambio climático.

Piden fortalecer al Insivumeh

En noviembre del año pasado, el Sistema Guatemalteco de Ciencias del Cambio Climático (SGCCC) envió una carta al presidente Alejandro Giammattei en la cual le manifestaban que el Insivumeh es una institución “esencial” para enfrentar a dicho fenómeno global, ya que genera información “crucial”.

Precisó que reconocer a Guatemala como altamente vulnerable al cambio climático requiere de información científica de respaldo que es generada por instituciones como el Insivumeh. En tal sentido remarcaron que esa institución “necesita ser fortalecida técnica y presupuestariamente” y ofrecieron su apoyo para alcanzar tal fin.

Volcán de Fuego
Erupción del volcán de Fuego. La vigilancia de los volcanes se limita a este, el Pacaya y Santiaguido, cuando deberían vigilarse otros, no se hace por falta de personal y recursos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El director del Observatorio Económico Sostenible de la Universidad del Valle, Edwin Castellanos, refirió que los impactos del cambio climático, como incendios forestales, inundaciones y tormentas “van a aumentar en la medida que aumente la temperatura”.

Hoy en día, expuso, el régimen de lluvias es más errático lo que ha causado una distorsión en los tiempos de siembra de los agricultores que a su vez causa perdidas de cosecha y con ello inseguridad alimentaria.

Castellanos, autor del capítulo de Centro y Sudamérica del informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático presentado en febrero pasado, dijo que las regiones más expuestas, como Guatemala, tienen en común contar con instituciones débiles para enfrentar el fenómeno, además de la marcada pobreza y desigualdad.

Lea también: De este modo han transcurrido 50 años intentando proteger el medioambiente

“Lastimosamente, en toda la región vemos gobiernos nacionales y municipales con mucha debilidad, con falta de capacidad técnica y de recursos financieros para enfrentar efectos extremos”, señaló el experto. “En países como Guatemala, tenemos tanta necesidad y falta de recursos, tristemente estos también se desperdician de muchas formas”, añadió.

Alex Guerra, director del Instituto Privado de Cambio Climático (ICC), subrayó que el Insivumeh es y será una de las entidades gubernamentales más importantes del país porque su trabajo “da o debería dar insumos” útiles para muchos campos de la vida nacional, desde la agricultura, generación de energía hidroeléctrica hasta la salud. Por tal razón coincidió en que debe ser fortalecida.

En el Oriente de Guatemala los agricultores son afectados por las sequías, situación que podría agravarse para mediados de este siglo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Dijo que la institución abarca una amplia gama de aspectos científicos muchos más que solo dar el pronóstico del clima, y añadió que necesita muchos recursos, por ejemplo, para contar con adecuadas y suficientes estaciones meteorológicas.

De igual, Guerra señaló que el Insivumeh necesita ampliar sus capacidades en vulcanología para monitorear más que los volcanes Pacaya, Fuego y Santiaguito, que son los que se consideran en actividad. El volcán Tacaná, que parte está en Chiapas, México y parte en San Marcos, Guatemala, es monitoreado por ese país “y nosotros ni caso le hacemos”, precisó.

Lea también: Bioética y cómo debe ser la actitud hacia el medioambiente en Guatemala

“La información del Insivumeh es una herramienta para enfrentar las amenazas”, agregó el director del ICC, por tal razón se esperaría que paulatinamente “pero ojalá de manera acelerada” se fortalezca a esta institución ya que “necesita inversiones grandes para manejar información que maneja en tiempo real”.}

Por aparte, Wener Ochoa, investigador y especialista en cambio climático y sostenibilidad, y un de los autores del estudio Escenarios de cambio climático para Guatemala, coincidió en que el Insivumeh es una institución muy importante “pero muy mal atendida desde el punto de vista científico”.

“El debilitamiento no sólo es por disminución de presupuesto”, dijo, sino también con el nombramiento de “algunos directores sin la formación científica requerida y al usar dicha institución para pagar facturas políticas usándola como si fuese una agencia de empleo”.

La realidad evidencia, subrayó Ochoa, que el Insivumeh no es prioridad para el Ministerio de Comunicaciones y menos del gobierno central por lo cual habría que pensar en hacer una reingeniería de la institución y que ya no dependa más de dicha cartera.

Consultado el Insivumeh respondió que esta nueva disminución de su presupuesto es un tema “ministerial”. Prensa Libre se puso en contacto con la oficina de prensa del Ministerio de Comunicaciones, a donde pertenece la unidad ejecutora de Insivumeh, pero hasta el cierre de la nota no ofrecieron comentarios.