Cuál es el plan del Hospital Roosevelt para aplicar su primer tratamiento de plasma contra el coronavirus

Para la próxima semana un equipo de médicos investigadores esperan aplicar el primer tratamiento de plasma en un paciente positivo a coronavirus que se encuentra en el Hospital Roosevelt; sus expectativas son altas y de ser efectivo el tratamiento necesitaran donadores, que por el momento son escasos.

El Hospital Roosevelt pide a pacientes recuperados hacer donación de su sangre para investigar tratamientos a base de plasma. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Hospital Roosevelt pide a pacientes recuperados hacer donación de su sangre para investigar tratamientos a base de plasma. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En Guatemala profesionales de salud trabajan para encontrar nuevas estrategias que puedan ayudarles a ir derrotando al nuevo coronavirus.

Aplicar tratamientos que a nivel internacional han sido efectivos son algunas de las alternativas.Por esta razón, expertos del Hospital Roosevelt comenzaron con el tratamiento a base de plasma, obtenido de la sangre de pacientes recuperados, para que sus anticuerpos se acoplen al de pacientes en estado crítico para que puedan ganar la batalla contra el covid-19.

El hospital se encuentra en la fase de investigación. La poca cantidad de donantes ha hecho que sus estudios no avances a la velocidad deseada, pero en estos momentos ya cuentan con toda una estrategia que les permitirá aplicar el primer tratamiento de este tipo dentro del hospital, del que esperan obtener buenos resultados que les ayuden a salvar vidas.

El doctor Luis Chávez, jefe de patología del Hospital Roosevelt, explicó que esperan hacer la primera aplicación de tratamiento a base de la plasma para la próxima semana. “Ahorita está en fase de estudios, donde en otros países se ha comprobado que  es efectivo en pacientes en estado crítico cuando otros medicamentos no han tenido éxito, entonces el plasma viene a ayudar a ese paciente en estado crítico”, detalló.

Toda vez puedan hacer la primera transfusión de plasma viene la fase de la observación, para determinar de qué manera va a ir evolucionando el paciente al recibir los anticuerpos de pacientes que, afortunadamente, ganaron la batallada contra el covid-19.

“Lo que tenemos que ver es cómo va a ir evolucionando en el paciente, qué mejorías va teniendo. Esa es la parte donde aplica si está siendo funcional, qué beneficios está teniendo para el paciente que está en estado crítico. Ahorita estamos en la fase de recolección de plasma porque no hemos tenido el impacto con la población para que donen su plasma, por eso yo pienso que la otra semana ya lo vamos a empezar a aplicar”, precisó.

¿Por qué no hay donantes?

Los pacientes que han ganado la batalla contra el nuevo coronavirus son los aptos para hacer este donativo que no tiene ninguna diferencia a una donación de sangre convencional.

La persona deberá de llegar al hospital tras hacer un desayuno sumamente ligero, sin nada de grasa. Responderá algunas preguntas que se suelen hacer cuando se hace una donación sanguínea y, posteriormente, será ubicado en un espacio seguro donde se le colocara una aguja. El proceso dura en promedio 45 minutos y el equipo médico se encargará de hacer la extracción.

Sin embargo, aunque la donación no sea riesgosa algunos pacientes recuperados quedaron con miedo de volver a pisar un hospital, según explica Chávez.  “Un donante de plasma sirve para ayudar a dos pacientes con coronavirus. Nosotros ahorita solo hemos hecho el procedimiento en dos donantes. Hay miedo en los recuperados, quizás no miedo de volverse a contagiar pero sí por la experiencia que han estado hospitalizados y lejos de su familia. Eso provoca estrés y trauma, lo único que ellos quieren ya es estar con sus seres queridos”, refirió Chávez.

Por esto expertos en la investigación de plasma del hospital piden a los pacientes recuperados donar plasma para profundizar en las investigaciones y aplicar a un buen número de pacientes el tratamiento si los resultados son efectivos. Sin embargo, actualmente se estima que de 20 pacientes recuperados únicamente cuatro se acercan a colaborar con los estudios.

“El proceso se realiza en dos momentos particulares. El primero consiste en una entrevista de donación la cual es mandataria por la ley que rige los bancos de sangre y también se complementa con la realización de las pruebas de laboratorio, especialmente aquellas dirigidas a la detección de anticuerpos contra el covid-19. En un segundo momento se realiza la extracción de plasma por el método de aféresis, este consiste en tomar únicamente el plasma dejando al donante todos los demás hemocomponentes, sus glóbulos rojos; así sus plaquetas quedan intactas”, argumentó Juan Pablo de León, doctor del Hospital Roosevelt.

Efectivo con protocolos

El tratamiento apunta a ser efectivo según las observaciones del epidemiólogo José Ortiz, quien lidera el Observatorio del Covid-19 para Guatemala, pero considera que los protocolos para la recolección de plasma deben de ser muy estrictos para evitar que personas que aun puedan estar levemente enfermas por coronavirus hagan donaciones.

“Como reactivo sí se ha demostrado que tiene un buen grado de efectividad para tratar la enfermedad. El problema es de que se le está dando egreso temprano a los pacientes por coronavirus sin someterse a una prueba PCR a tiempo real en donde podríamos ver que aún hay gente infecciosa, ya que si se les está pidiendo plasma como donadores pueden dar un plasma pero infectado”, refirió.

Si un hospital no puede hacer esta prueba de PCR al momento que un paciente ha sido dado de alta y si esta persona desea aportar su plasma para las investigaciones, Ortiz recomienda esperar en promedio dos meses para evitar que su sangre pueda tener aún un grado infeccioso.