Consternación por crimen de activista en Villa Canales

Una represalia de delincuentes o un secuestro son las posibles causas   por las cuales habría sido ultimada la defensora de animales Dilia Carolina Teos Figueroa, de 40 años,  cuyo cuerpo fue localizado la madrugada del lunes en el baúl de un vehículo, en Villa Canales.

Publicado el
Dilia Carolina Teos Figueroa es velada por sus familiares, luego de ser hallada muerta el lunes pasado. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Dilia Carolina Teos Figueroa es velada por sus familiares, luego de ser hallada muerta el lunes pasado. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Una fotografía de la víctima junto a su perro Jack, que  rescató de la calle cuando este  deambulaba con una lesión en el ojo, fue colocada ayer en su funeral en el que familiares y amigos manifestaron consternación por tan brutal muerte.

Alejandro Figueroa, director de la asociación Adopta una Mascota, calificó a Teos Figueroa de  “aguerrida pero sensible”, por el esfuerzo que emprendió con ellos, durante cuatro años, para rescatar a perros y gatos abandonados, desnutridos o que  fueron atropellados.

Teos Figueroa tenía un albergue temporal en su vivienda, en Villa Canales, en donde resguardaba a los canes a quienes  alimentaba y curaba de sus lesiones, para luego darlos en adopción.

La víctima tenía un disparo en el abdomen, estaba golpeada y, según investigadores, tenía señales de haber forcejeado con alguien.

Cristian Siliazar, exesposo de Teos Figueroa, indicó que  recientemente a ella le robaron el vehículo a mano armada en Villa Canales, aunque horas después el automóvil fue localizado en esa misma área  por una denuncia que interpuso, pero los maleantes no fueron aprehendidos. agregó que sospecha que el crimen se debió a una represalia por parte de los ladrones o posiblemente se trató de un secuestro.

Siliazar confirmó que la última vez que habló con su expareja fue el domingo a las 17.30 horas; Teos Figueroa le comentó que se dirigía a San José Pinula a visitar a una de sus hijas.

Durante los fines de semana, la activista también se dedicaba a la andragogía —técnicas de enseñanza para educar a personas adultas—.

Siliazar refirió que, al parecer, quienes la raptaron no pudieron continuar la marcha, pues   el vehículo tuvo desperfectos mecánicos y  aseguró que  frente al lugar del hallazgo hay una cámara de seguridad.