El Palacio Nacional de la Cultura de aniversario, a 76 años de su edificación

Su construcción comenzó el 4 de julio de 1937, terminó el 6 de mayo de 1943, y se inauguró el 10 de noviembre de ese año.

El edificio integra además de diferentes estilos, murales, vitrales y otros ricos detalles arquitectónicos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El edificio integra además de diferentes estilos, murales, vitrales y otros ricos detalles arquitectónicos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Diferentes estilos  caracterizan al Palacio Nacional de la Cultura. Su exterior corresponde al Renacimiento español y en su interior se reconocen líneas barrocas, coloniales y mudéjares. Estos hacen de la estructura una muestra de arquitectura ecléctica.

Este mes se conmemora el 76 aniversario del inmueble, construido durante el gobierno de Jorge Ubico Castañeda (1878 –1946). El entonces presidente lo inauguró en su 65 cumpleaños, el 10 noviembre de 1943, aunque su edificación, que duró casi seis años, culminó en mayo de ese mismo año.

Anterior

Antes de su apertura, en la misma manzana donde se ubica, la ciudad tuvo otra sede de Gobierno,  el Palacio del Ayuntamiento, uno de los primeros inmuebles  en la Nueva Guatemala de la Asunción. El edificio tenía una extensión de 170 varas de largo por 220 de fondo y 42 arcadas.

La construcción del Ayuntamiento empezó en 1776 y culminó un par de años después, pero fue demolido en 1917, para levantar un nuevo Palacio de Gobierno, que no llegó a concretarse. Los trabajos comenzaron en septiembre de dicho año, lo cual quiere decir que, a diferencia de lo ocurrido con muchos otros inmuebles, el palacio no se destruyó a causa de los terremotos de 1917 y 1918.

En 1925 el incendio del Palacio Centenario, inaugurado en 1787, y conocido también como Palacio de Cartón, estaba ubicado muy cerca de la estructura desmantelada. Este fue pulverizado a causa de un incendio, con ello la capital se quedó sin palacios de orden seglar en su plaza principal, pues el Palacio Centenario, donde se firmó el Acta de Independencia, quedaba al poniente del parque.

Seis años después del siniestro, llegó a la presidencia Ubico Castañeda, y uno de sus intereses fue contar con un edificio de primer orden para albergar las oficinas estatales. En 1937 comenzó a materializarse su deseo. El terreno elegido fue donde existió el Palacio del Ayuntamiento.

En su diseño y ejecución participaron los ingenieros Rafael Pérez de León, Enrique Riera y Luis Ángel Rodas. La dirección de la obra fue responsabilidad del ingeniero Arturo A. Bickford, quien fue asistido por Luis N. Ponce y Roco Valerio. El jefe de caporales y personal de albañilería fue Víctor Muralles.

Arte

La construcción significó “una escuela artística en movimiento”, pues “los obreros revelaron su talento ante la dificultad de obtener artículos de ornamentación importados. El arte latente surgió en talladores, moldeadores, y artífices en variados órdenes. A muchos obreros, poseedores de una instrucción rudimentaria, se les exigió se inscribieran en la escuela de Artes y Oficios, quienes al poco tiempo obtuvieron su certificado de aptitud que los capacitaba para poder trabajar en la edificación”, anota Marco Tulio Rodas Pérez en su investigación Los vitrales del Palacio Nacional de la Cultura.

El aporte de varios artistas de la época fue decisivo. Entre ellos cabe mencionar a Rodolfo Galeotti Torres, Carlos Rigalt Anguiano, Nicolás Expósito, Guillermo Grajeda Mena, Dagoberto Vázquez, Roberto González Goyri, Alfredo Gálvez Suárez y Julio Urruela Vásquez.

Datos

  • 350 los salones utilizados como oficinas.
  • 2.5 toneladas  pesa la lámpara mayor, ubicada en el Salón de Recepciones; tiene 14 metros de diámetro y 143 focos.
  • 1,151 las lámparas que hay en sus ambientes, en 50 variedades.
  • 5 los pisos del edificio, incluidos el sótano y la terraza.
  • 8,890 son los metros cuadros que tiene de construcción.
  • 0 En su interior está el km cero, punto de partida para el kilometraje de las carreteras.
  • 2.8 millones de quetzales fue el costo de su construcción.
  • 250 personas  integraron cada una de las tres cuadrillas que lo edificaron.
  • 76 años se cumplen desde su inauguración.
  • 3 el número de lámparas principales del Salón de Banquetes, cada una de 1.5 toneladas y 64 focos.
  • 40 vitrales se encuentran en su interior;  obras de Julio Urruela.
  • 221 son los relojes que hay en sus pasillos, importados de Suiza.

Fuentes: Los vitrales del Palacio Nacional de la Cultura, de Marco Tulio Rodas Pérez. / Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, de Fundación para la cultura y el desarrollo – Asociación de amigos del país. / Diccionario General de Guatemala, de Carlos Haeussler.

Contenido relacionado:

> ¿Quiénes son los soldados de rojo que resguardan el ingreso al Palacio Nacional de la Cultura?
> Palacio Nacional se puede recorrer virtualmente
> Estas son las piezas pictóricas irreemplazables de artistas guatemaltecos que están en el Palacio Nacional