Toque de queda: Hacen fiestas multitudinarias (y prohibidas) en Quiché y esto dicen las autoridades

Las fiestas en Quiché se llevaron a cabo en pleno toque de queda y sin las mínimas medidas de prevención por el covid-19.

Publicado el
Baile en pleno toque de queda en la aldea Parraxtut, Sacapulas. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla video de Facebook)
Baile en pleno toque de queda en la aldea Parraxtut, Sacapulas. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla video de Facebook)

El gobierno impuso estado de Calamidad en Guatemala con la intención de contener el avance del covid-19; entre las medidas se contempla el toque de queda de las 20 horas a las 4 de la mañana del día siguiente.

La restricción de movilidad comenzó la noche del sábado 5 de septiembre; sin embargo, no se cumplió en todo el territorio nacional, ya que en algunos lugares se registraron fiestas con gran afluencia de personas.

Mientras los diputados trataban de ponerse de acuerdo en el Congreso sobre cómo discutir el estado de Calamidad decretado por el Ejecutivo, en Sacapulas y Joyabaj, Quiché, no se respetaba el toque de queda, pues se llevaron a cabo bailes en los que decenas de personas se aglomeraban y algunos sin mascarilla.

Las redes sociales dejaron evidenciadas estas fiestas que fueron transmitidas en vivo, en las que se observa cuando las personas sin aparente preocupación se aglomeran para bailar.

Una de estas se llevó a cabo en Parraxtut, Sacapulas, y Las Lomas, Joyabaj, Quiché.

Qué dicen las autoridades

Alberto Lux, alcalde de Sacapulas, afirmó que él les notificó a los vecinos que la fiesta no se podía realizar, pero no atendieron la orden.

Comunicación Social de la Policía Nacional Civil (PNC) dijo que las acciones se realizan a través de una denuncia ciudadana, pero si no la hay es difícil tener conocimiento de alguna situación.

Añadió que se observaron algunos videos en redes sociales y de oficio la unidad de la Comisaría de Quiché fue a verificar la situación a la aldea Parraxtut, Sacapulas.

Dijo que para llegar a esta aldea hay que recorrer seis kilómetros de terracería y además hay tres talanqueras instaladas por los pobladores.

Encapuchados en talanquera

Según la PNC, en la primer talanquera había candado y un grupo de encapuchados que les indicaron a los agentes que se desplazaban en autopatrulla que se retirarán del lugar y amenazaron con quemar la unidad policial.

Ante esto, la PNC efectuó un informe para que el Ministerio Público (MP) efectúe las investigaciones correspondientes.

Agregó que el caso de Joyabaj es la misma situación, y se hicieron las consultas con alcaldes auxiliares, personal de Salud y no hay autorización para este tipo de actividades.

Indicó que tienen conocimiento de que los conciertos continuarán, por lo que se les consultó si tienen alguna estrategia para evitarlo y la PNC respondió que por la situación conflictiva histórica de estas comunidades “el intentar una situación de control ahí es un conflicto”.

Ahora dependen de lo que el MP disponga ya con el informe que se les envió el sábado 4 de septiembre.

Para leer más: Toque de queda comienza, muchos guatemaltecos no llegan a tiempo a sus casas

Según la PNC, estas actividades serían las fiestas patronales de estas aldeas, donde los vehículos deben pasar con el permiso de los pobladores.

Se consultó al Ministerio de Salud respecto de la situación por estas fiestas en Quiché en pleno toque de queda, pero aún se está la espera de respuesta.

Ángel Escobar, oficial a cargo de la subestación de Sacapulas, dijo que el 2 de septiembre se enteraron de las actividades de Parraxtut y se apersonaron con el comité organizador para indicarles que no se podía hacer el baile, pero los pobladores les dijeron que “no les interesaba” porque ya habían pagado a los grupos y que “por favor” no llegarán a esa comunidad el día de la fiesta.

Salomón Delgado, director del Hospital Regional de Quiché, informó que el área de covid-19 está colapsada y según él, la mayor parte de pacientes son participantes de fiestas comunales, convites y actividades de ferias patronales

Marina Méndez, directora del Hospital Distrital de Joyabaj, expresó que han recibido enfermos de covid-19 desde Sacapulas, porque no hay espacio en el Hospital Regional de Quiché.

Añadió que prevé saturación de pacientes porque las personas que llegan al Distrital han participado en ferias y está preocupada, pues se ha observado le presencia de jóvenes y niño en las fiestas masivas en Joyabaj.

Florencio Carrascoza, alcalde de Joyabaj, dijo que hay un acuerdo municipal de suspender las ferias por un mes. Añadió que se ha comunicado con el gobernador de Quiché para solicitar  más agentes y suspender las fiestas, pero no hay contingente específico para eso, pues es imposible que siete u ocho agentes disuelvan una fiesta masiva.

El MP informó que la Fiscalía de Distrito de Quiché inició de oficio investigación en ambos casos.

Este domingo la fiesta continúa en Parraxtut, Sacapulas, y mientras el toque de queda está vigente, al evento acudieron decenas de personas, sin mascarilla y sin mantener el distanciamiento físico, necesarios para evitar el contagio del covid-19.