Fieles celebran a San Simón en San Andrés Itzapa, que protege desde migrantes hasta narcos en Guatemala

Devotos de San Simón hicieron largas filas para entrar al templo en San Andrés Itzapa, Chimaltenango, para pedirle favores, trabajo y protección en medio de la pandemia.

Publicado el
Cada 28 de octubre, decenas de creyentes celebran a San Simón, cuyo templo se sitúa en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)
Cada 28 de octubre, decenas de creyentes celebran a San Simón, cuyo templo se sitúa en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)

Con música, tabaco y licor, cientos de fieles celebraron este jueves 28 de octubre en el poblado indígena de San Andrés Itzapa a San Simón, una popular deidad en Guatemala a la que se encomiendan migrantes que van a Estados Unidos y hasta pandilleros y narcotraficantes.

Los devotos de San Simón hicieron largas filas para entrar al templo erigido en este municipio indígena kaqchikel, a unos 55 km al oeste de Ciudad de Guatemala. Le piden favores, trabajo y protección en medio de la pandemia de covid-19.

“Ahora la petición más grande es [por] el trabajo. Que no falte el trabajo y especialmente por la salud. Ahora estamos pidiendo que nos proteja de la pandemia”, dijo Edwin Galindo, un guía espiritual quien aseguró estar cumpliendo 25 años de devoción a San Simón.

El culto a San Simón es resultado del sincretismo religioso entre costumbres cristianas e indígenas, pero no es reconocida por la Iglesia católica.

Cada 28 de octubre, los fieles conmemoran el día de San Simón o “Monchito”, quien, sentado sobre una silla de madera rodeada de dinero, botellas de cerveza y licor, luce un rostro occidental inexpresivo con un espeso bigote, vestido con un traje oscuro y la cabeza cubierta con un sombrero negro.

La asistencia es mayor a la del año pasado, cuando los fieles llegaban a cuentagotas debido a las restricciones impuestas para contener el coronavirus que ha dejado en Guatemala casi 15 mil muertos.

También lea: San Simón, el santo popular de Guatemala (bueno para algunos y malo para otros)
 

Para lo bueno y lo malo

En el lugar de peregrinación, al que también llegan centroamericanos y mexicanos, guías espirituales realizaron “limpias” con tabaco, flores y aguardiente, mientras la música sonaba en estridentes bocinas que se mezclaba con canciones de mariachis que ofrecían sus servicios a los fieles.

“Tenemos las [canciones] rancheras, tenemos lo que son los corridos y ‘quebraditas’, ya que por este lado les gusta mucho la música movida para poder bailar, para poder festejar y para pasársela muy bien y muy bonito”, añadió Daniel Tiu, ataviado con un traje negro con bordados de hilo dorado.

Los devotos de San Simón afirman que él no discrimina y cumple, ya sea para “lo bueno y lo malo”, por lo que frente a su altar suelen pasar migrantes que emprenderán el peligroso viaje sin documentos a Estados Unidos, así como pandilleros y narcotraficantes.

También lea: Mantienen vivo el sincretismo religioso de Maximón 
 

Andrea López, devota que cubría su rostro con una mascarilla, indicó que San Simón “siempre la ha ayudado”.

“Aquí estoy con él siempre cada año y disfruto siempre de su fiesta (…). Demasiados milagros me ha hecho. El que cree en verdad mira y el que no pues no lo ve, pero al menos a mí sí me ha hecho muchos milagros”, comentó la mujer de cabello rojizo.

El templo de San Andrés Itzapa fue construido en 2011 en honor a San Simón, para realizar ceremonias espirituales en su honor y “limpias” que devotos pagan a los guías para recibir bendiciones y para magnificar los favores pedidos al santo pagano.

En las paredes del templo hay placas y fotos que los devotos beneficiados por el favor del santo dejan en agradecimiento por los negocios que lograron construir, por los viajes a los Estados Unidos que concluyeron migrantes de forma exitosa e incluso por la compra de vehículos o conquistas amorosas.

Decenas de personas llegaron al templo de San Simón en San Andrés Itzapa, Chimaltenango, para celebrar su día.  (Foto Prensa Libre: AFP)
Personas de varias partes del país llegaron al templo de San Simón en San Andrés Itzapa, Chimaltenango, para celebrar su día.  (Foto Prensa Libre: AFP)
Una mujer acude a la celebración a San Simón, también llamado “Maximón”, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: EFE)
Creyentes de San Simón le llevan veladoras a su templo en San Andrés Itzapa. Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: EFE)
Decenas de creyentes de San Simón le llevan veladoras para celebrar su día, el 28 de octubre, en San Andrés Itzapa. Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: EFE)
Una mujer participa de la celebración a San Simón, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)