Honduras desmiente a Guatemala y dice que río Motagua sigue arrastrando toneladas de basura a sus playas

Guatemala afirmó recientemente que controló el flujo de desechos que arrastra el río Motagua hacia playas de Honduras, pero ese país asegura que eso es falso.

Publicado el
La contaminación del río Motagua en Guatemala ha causado malentendidos con las autoridades hondureñas. (Foto Prensa Libre: EFE)
La contaminación del río Motagua en Guatemala ha causado malentendidos con las autoridades hondureñas. (Foto Prensa Libre: EFE)

El pasado 17 de enero el Gobierno de Guatemala afirmó que en 2021 logró controlar el flujo de desechos sólidos del río Motagua, una cuenca de más de 480 kilómetros de longitud que afectaba con contaminación y basura las playas de Honduras; sin embargo, ese país asegura que eso no es verídico.

“Por primera vez en 2021 logramos detener la marejada de desechos sólidos en el río Motagua que llegaban a Honduras”, afirmó ese día el ministro de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Mario Rojas.

El funcionario sostuvo que el año pasado “fue de muchos logros” para el Gobierno del presidente Alejandro Giammattei en esa materia y ” tenemos una excelente comunicación con las autoridades de Honduras, pero especialmente con la municipalidad de Omoa”.

Según Rojas, el alcalde de Omoa en Honduras agradeció al Gobierno de Guatemala “que ya no estén llegando desechos” al vecino país “y eso hace que el turismo vuelva al lugar y se favorezca la economía”.

De acuerdo con el ministro, dos ríos de Honduras también desembocan cerca de Omoa y aportan desechos de más de 10 municipios de esa zona, que tiene más de 300 mil habitantes.

“Están más cerca esos ríos de la playa de Omoa que el Motagua”, enfatizó el ministro, y agregó que se avanza en la protección del afluente guatemalteco.

El río Motagua, que recorre 14 de los 22 departamentos de Guatemala y cuya basura llega hasta las costas hondureñas, tiene una longitud de 486 kilómetros.

Sin embargo, ante las declaraciones del funcionario guatemalteco, el Gobierno de Honduras emitió un comunicado por medio de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente en el que asegura que la contaminación es latente.

El documento señala que en 2020 se retiraron de las playas de Omoa y Puerto Cortés mil 434 toneladas de residuos sólidos “que fueron arrastrados por el Río Motagua”.

Agrega que en 2021 continuó la llegada de “grandes cantidades de residuos”, por lo que Honduras promovió reuniones con las autoridades guatemaltecas “con el propósito de exigir acciones concretas para solución definitiva”.

También hace referencia que la barda industrial en el Quetzalito, Izabal, “no es funcional ante la magnitud del problema ambiental”.

“El Gobierno de Guatemala ha colocado biobardas artesanales para reforzar, las cuales retienen cierta cantidad de residuos durante las épocas secas, pero en época lluviosa la medida ha demostrado ser inefectiva”, añade el comunicado.}

Además, dice que en 2021 en la comunidad de Quetzalito “se habían acumulado dos mil  toneladas de residuos sólidos sacados del río, ¿cómo se están manejando y eliminando estos residuos? ¿Pueden las autoridades del MARN de Guatemala evidenciar que ya no existe tal acumulación de residuos en dicha zona?”.

También  desmienten que otros dos ríos arrastren contaminación porque “estudios científicos basados en imágenes satelitales e inspecciones en alta mar han verificado que los residuos que impactan particularmente la bahía de Omoa provienen del Río Motagua”.

“Honduras ha insistido a Guatemala, en reiteradas ocasiones y encuentros bilaterales, que la nación hermana debe buscar soluciones concretas, sostenibles y permanentes para detener el daño ambiental y transformar las áreas afectadas en zonas con mayores niveles de desarrollo”, concluye el documento.

Ante esa situación, la Organización Rescue the Planet lamentó las afirmaciones del Gobierno de Guatemala y exige soluciones concretas y permanentes.

Sergio Izquierdo, director de dicha organización y quien en 2021 hizo junto con un equipo multidisciplinario la primera expedición en el río Motagua y el Caribe denominada Plasticosfera,  expresó: “la solución a este problema debe ser integral. Con acciones y no con palabras que forman parte de un discurso político”.

“El problema del Río Motagua está lejos de ser solucionado. Es un problema latente, que va en aumento”, agregó.

Postura

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, se ha trabajado de manera permanente en el saneamiento del río Motagua para controlar los desechos sólidos que arrastra.

“Hemos implementado y dirigido esfuerzos puntuales para minimizar el problema y esta administración ha obtenido resultados positivos. El MARN continúa enfocado en la cuenca del Motagua y dirige esfuerzos en coordinación con las autoridades de Honduras, con quienes se ha mantenido reuniones bilaterales constantes, debido a la importancia del río para beneficio de la población de ambos países y el mantenimiento de los sistemas ambientales”, refiere dicha cartera.

Agrega que “hemos iniciado con la presentación y divulgación del Acuerdo Gubernativo 164-2021: Reglamento para la gestión integral para el manejo de los residuos y desechos sólidos, el cual establece una adecuada separación de los residuos y desechos sólidos, así como normas técnicas ambientales y sanitarias para reducir la contaminación”.

Refiere que gracias a alianzas estratégicas con organizaciones como 4Ocean se gestiona la recolección de desechos en playas, costas, ríos y lagos dentro del territorio guatemalteco.