Las imágenes que muestran esperanza ante una nueva movilidad y nuevos sueños: La historia de Óscar Osoy, un guatemalteco que se encuentra en rehabilitación

“Lo primero que pienso hacer, ya cuando tenga mi prótesis, es conseguir un trabajo de lo que sea, mejor si es de jardinero. Ya no quiero estar sin hacer nada y que la gente me regale sus centavitos, quiero extender mi mano y que me paguen por un trabajo bien hecho”

Publicado el
Óscar Osoy, guatemalteco de 65 años, se dedicaba a la jardinería y el año pasado perdió la pierna izquierda. Posiblemente, tras la picadura de araña violín (Loxosceles laeta). Tras varias visitas a centros de salud y doctores particulares, se le recomendó la amputación de su pierna y, en cuestión de meses, su vida tuvo un giro de 180 grados y todo cambió, ya no podía valerse por sí mismo y dependía de las muletas o silla de ruedas para trasladarse. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Óscar Osoy, guatemalteco de 65 años, se dedicaba a la jardinería y el año pasado perdió la pierna izquierda. Posiblemente, tras la picadura de araña violín (Loxosceles laeta). Tras varias visitas a centros de salud y doctores particulares, se le recomendó la amputación de su pierna y, en cuestión de meses, su vida tuvo un giro de 180 grados y todo cambió, ya no podía valerse por sí mismo y dependía de las muletas o silla de ruedas para trasladarse. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El Proyecto de Rango de Movimiento (ROMP, por sus siglas en inglés), es una organización sin fines de lucro con presencia en Ecuador, Estados Unidos y Guatemala.

Se especializa en la fabricación de aparatos protésicos y en rehabilitar a personas que han sufrido algún tipo de amputación y, que sean de escasos recursos, ayudándoles así, a obtener sus prótesis de una manera más accesible.

ROMP, conoció la historia de don Óscar Osoy, un guatemalteco de 65 años que el año pasado perdió su pierna izquierda, y, le ayudaron con una prótesis para mejorar su calidad de vida.

ROMP Guatemala, de origen estadounidense, se encuentra dentro del Hospital Nacional de Zacapa. Tras una breve evaluación, el especialista en Prótesis y Órtesis Luis Aragón, inició con la fabricación de la prótesis, proceso que duraría más de 6 horas. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Luego de sacar el molde inverso del muñón de don Óscar, Luis Antonio, inicia con el diseño y modificación del socket de la prótesis. Todo el proceso se realiza a mano y con herramientas, se debe ser muy cuidadoso, pues cualquier malformación en el molde volvería inservible la prótesis. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Durante el proceso, la parte de la prótesis que va acoplada al muñón (socket), se calienta en un horno a una temperatura de 325 grados Celsiusc durante 25 a 35 minutos, para que se vuelva moldeable. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Carlos Larios, asistente del área de taller de prótesis, realiza los últimos toques del moldeo y diseño del socket. En todo momento, don Óscar, estuvo atento al proceso, siempre quiso estar enterado y mostraba mucho interés en cómo se fabricaba su nueva pierna. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
ROMP, tiene la capacidad de fabricar entre 20 y 25 unidades protésicas al mes. En este 2022, han beneficiado a más de 150 personas. En la imagen, Gever Vargas, del área de Inventario, Bodega y Ensamblaje termina de acoplar la parte metálica de la prótesis con el socket hecho de copolymero. En este punto, se verifican detalles como medidas en altura, tamaño de pie y movilidad de la prótesis. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

 

Don Óscar, residente en la capital, no desea otra cosa más que poder volver a ser productivo y trabajar dignamente para su sustento y el de uno de sus tres hijos con quien aún vive. “Lo primero que pienso hacer, ya cuando tenga mi prótesis, es conseguir un trabajo, de lo que sea, mejor si es de jardinero. Ya no quiero estar sin hacer nada y que la gente me regale sus centavitos, quiero extender mi mano y que me paguen por un trabajo bien hecho”. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
“Todo lo que viví ese día fue muy especial, llegué a Zacapa con la mentalidad de soportar lo que fuera. Pensé que iba a ser muy complicado pero al final no lo fue. Al caer la tarde, ponerme la prótesis y tener la oportunidad de dar mis primeros pasos fue como nacer otra vez. Es indescriptible todo lo que sentí, desde mucha felicidad hasta temor de lo que esto, representaría para mi vida. Estoy agradecido con Dios y los ángeles que encontré en el camino para que esto sucediera”. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

 

Dar esos primeros pasos no fue para nada fácil. Mucho nerviosismo y hasta miedo sintió don Óscar cuando se le pidió que dejara sus muletas a un lado y se asistiera de las barras paralelas para iniciar con su rehabilitación. ROMP tiene la capacidad de fabricar cualquier tipo de prótesis, la de don Óscar, está valorada en más de Q50 mil. Todos los pacientes son evaluados socioeconómicamente para determinar el monto con el que serán asistidos. La organización utiliza el dinero de sus pacientes y de las donaciones para mantener en funcionamiento las oficinas ubicadas en el oriente del país. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

 

A las oficinas de ROMP llegan más de mil solicitudes de ayuda tanto de Guatemala como del resto de países centroamericanos, así mismo, también han atendido pacientes provenientes de México. “Cada vez que vemos a un solicitante con su nueva prótesis y dar sus primeros pasos nos llena de mucho orgullo y nos da la energía necesaria para seguir trabajando”, nos comentó Jonathan Naber, Director de Programs de ROMP USA en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
ROMP no solo fabrica las prótesis para sus pacientes, también dan rehabilitación física y en especial, psicológica, pues el proceso traumático de perder algún miembro y tratar de volver a llevar una vida normal con una prótesis no es nada sencillo. Don Óscar, el día que obtuvo su nueva pierna izquierda, recibió toda la atención de los colaboradores de ROMP. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Según el CONADI (Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad) en Guatemala se calcula que 1 millón 600 mil personas padecen de alguna discapacidad y solamente, un 30% de ellas, tienen la posibilidad de participar en actividades productivas ya sea de manera formal o informal. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
ROMP lleva 17 años de ayuda en el tema de prótesis en Guatemala. Se calcula que han invertido más de $2.5 millones beneficiando a más de 5 mil personas. Para donaciones, ayudas o solicitudes de prótesis se les puede contactar al 79410968, al correo electrónico guatemala@rompglobal.org o en Facebook como “Range of Motion Project”. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

 

Don Óscar Osoy, lleva 1 mes con su nueva pierna izquierda, a diario se esfuerza por cumplir con sus rutinas de ejercicios para lograr el acoplamiento entre su cuerpo y la prótesis, espera pronto llevar una mejor vida. Está enfocado en retomar a una vida laboral y que la gente le abra las puertas para una nueva oportunidad. Para brindar una mano amiga a don Óscar, se puede contactar el teléfono 42833695.