Laboratorio de Salud da detalles acerca de la situación de ómicron y sus subvariantes BA.1, BA.2 y BA.3 en el mundo y Guatemala

Aunque en Guatemala la variante ómicron BA.1 ha sido la predominante con 99% de los casos confirmados, sigue el monitoreo de cerca al desarrollo de las demás subvariantes.

Publicado el
Coronavirus en Guatemala
El Ministerio de Salud dio una conferencia de prensa hablando de las nuevas subvariantes dle covid-19 que se encuentran en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La variante ómicron del coronavirus continúa siendo la más predominante en Guatemala, abarcando el 99% de los casos confirmados hasta ahora.

A pesar de que esta cepa presenta características que no perjudican de manera grave la salud pública a comparación de anteriores, como delta o gamma, las preocupaciones de las autoridades de Salud se mantienen constantes debido a las subvariantes que ha presentado ómicron.

Se trata de BA.1, BA.2 y BA.3, siendo la primera la que ha sido dominante no solo en Guatemala y Centroamérica, sino en otras partes del mundo.

César Conde, Jefe del Laboratorio Nacional de Salud (LSN), dio una entrevista a La Red, en donde explicó el funcionamiento de las subvariables y aseguró que el surgimiento de nuevas variantes es inevitable en el transcurso de la pandemia.

“Lo importante acá es aclarar que las variantes seguirán surgiendo durante toda la pandemia, eso definitivamente va a ocurrir. Recordemos que una variante es producto de cambios genéticos o mutaciones en el ARM del virus y cuando hay una pandemia y una propagación descontrolada va a ser muy factible que estas variantes sigan apareciendo”, señaló Conde.

Afirmó que ómicron originalmente se deriva en tres “sublinajes hermanos”, que comparten en un 90% toda su información genética pero poseen diferencias considerables.

“Las tres que se han detectado que son importantes son BA.1 y todos sus derivados, BA.2 y BA.3. Esta última hasta el momento no ha presentado ningún tipo de riesgo para la salud pública”, señala el especialista.

Lea también: Cuántos son los casos de reacciones asociadas a la vacuna de covid-19 en Guatemala

Sin embargo, BA.1 es la que estuvo prevalente en la cuarta ola en Guatemala y en la más reciente ola que ha afectado en todo el mundo.

BA.1 fue descubierta a finales de noviembre del 2021 y Guatemala empezó a reportar un alza de casos a mediados de diciembre y teniendo sus números más altos en la segunda semana de enero del 2022.

Sub variable BA.2

Conde afirma que la BA.2 ya se estaba monitoreando desde hace meses debido a que en países como Dinamarca estaba causando sorpresivamente un aumento muy repentino de casos, a diferencia de otras partes del mundo en donde la dominante era BA.1.

“Cuando se hicieron los análisis respectivos se descubrió que BA.2 tenía características que aumentaban su transmisibilidad hasta un 30%, incluso mucho más que ómicron”, añade.

Lea también: Cuántos casos de coronavirus hay en Guatemala

En Estados Unidos, precisó Conde, entre dos o tres veces más es prevalente el sublinaje de ómicron BA.2, aumentando el porcentaje de población con esta variante de un 2% hasta casi un 7% en cuestión de semanas.

Con respecto a los síntomas que presentan estas subdivisiones de ómicron, al ser derivadas de la propia variante, los síntomas resultan ser muy parecidos, aseguró el jefe del laboratorio.

Variantes en Guatemala

Las variantes alpha, beta, gamma, delta y ómicron son las cinco variantes que han sido de preocupación a lo largo de la pandemia contra el coronavirus. Conde asegura que han existido muchas más variantes en el transcurso del tiempo pero que no significan un riesgo mayor para la salud.

Lea también: Presidente Giammattei afirma que hacen análisis jurídico para suspender el contrato de vacunas Sputnik V con Rusia

Aseguró que en Guatemala sigue siendo ómicron la variante dominante. “No solo por la investigaciones que realizamos, sino por la comparación con otras regiones, podemos decir que esta cuarta ola es causada en un 99% por la variante ómicron BA.1″, recalcó.

En territorio centroamericano, las autoridades sanitarias de Panamá reportaron dos casos de la subvariante ómicron BA.2; sin embargo, Conde afirmó que la subvariante no ha tenido más apariciones en otros países de la región.