Libramiento de Chimaltenango: la “megaobra” de más de Q500 millones que en tres años ha colapsado más de 20 veces

En cada kilómetro del Libramiento de Chimaltenango se invirtieron más de Q37 millones; sin embargo, eso no ha garantizado que la “megaobra” sea funcional a causa de los derrumbes.

Publicado el
Los derrumbes en el Libramiento de Chimaltenango son frecuentes y cada vez son de mayores dimensiones. (Foto Prensa Libre: Luis Machá)
Los derrumbes en el Libramiento de Chimaltenango son frecuentes y cada vez son de mayores dimensiones. (Foto Prensa Libre: Luis Machá)

El 12 de abril de 2019, el entonces presidente Jimmy Morales dio el banderazo de salida para que los primeros vehículos transitaran por el Libramiento de Chimaltenango, una construcción valorada en Q528.7 millones y que fue calificada por como una “megaobra”, que a tan solo tres meses de haber sido habilitado empezó a tener inconsistencias que hasta la fecha provocan inundaciones y derrumbes.

Tres años, cuatro meses y 13 días han pasado desde que Morales a bordo de un Mini Cooper junto a su esposa, Patricia de Morales, y el entonces ministro de Comunicación, José Luis Benito, preso por un caso de corrupción en ese proyecto, dieron el primer recorrido a lo largo de los 14.5 kilómetros de esa vía, propuesta para aliviar el tráfico en Chimaltenango.

En resumen y con base en esa inversión, en cada kilómetro del Libramiento de Chimaltenango se invirtieron más de Q37 millones, pero eso no ha garantizado que la “megaobra” sea funcional, pues en mil 231 días han ocurrido 22 deslaves de grandes proporciones y cinco inundaciones.

El paso por el Libramiento de Chimaltenango quedó cerrado por completo este jueves 25 de agosto mientras se limpiaba un derrumbe de grandes dimensiones que ocurrió la noche del miércoles en el km 61 de ese tramo. Horas más tarde habilitaron un carril reversible.

Mario Efraín Ovalle, de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), informó que la lluvia de los últimos días hizo que colapsara un lateral de ese tramo, debido a la saturación de agua que tenía.

Lea además: MP vuelve a entregar incompleta la acusación contra el exministro José Luis Benito, vinculado a las maletas con Q122 millones

Los peores kilómetros

De los 22 deslaves registrados en el Libramiento, 20 han ocurrido entre los kilómetros 60 y 62, según registros oficiales.

Lea también: Aumentan sospechas de manipulación de pruebas en favor de José Luis Benito, implicado en el Caso Libramiento de Chimaltenango  

Cronología por año

2019

  • 9 de mayo Kilómetro 58
  • 13 de septiembre km 61.5
  • 19 de septiembre caída de una roca gigante en el km 60
  • 30 de septiembre km 61
  • 7 de octubre km 61
  • 27 de octubre tres derrumbes los km 61.5, 62 y 56

2020

  • 6 de abril km 61.5
  • 8 de abril km 61
  • 14 de mayo km 61
  • 24 de octubre km 61
  • 24 de noviembre km 61

2021

  • 8 junio km 61.5
  • 10 de junio km 61
  • 14 de junio km 61
  • 12 de agosto km 60
  • 26 de noviembre 62

2022

En los primeros 8 meses de este año ya se contabilizan cuatro deslaves

  • 1 junio km 60.8
  • 20 de junio km 60
  • 11 de julio 61.1
  • 24 de agosto km 60

Inundaciones

  • 8 mayo de 2019 en el Kilómetro 58
  • 7 de junio, 7 de julio y 23 de septiembre de 2020 en el kilómetro 58
  • 7 de agosto de 2020 en el km 49

La empresa constructora tiene 60 meses de garantía, es decir 5 años para hacer reparaciones en el tramo carretero y, aunque han transcurrido 3 años y 4 meses, poco o nada se ha hecho por estabilizar los taludes.

Costo millonario

El Gobierno de Guatemala hizo una millonaria inversión ese proyecto, pues en total el estado desembolsó US$68.3 millones (unos Q528.6 millones).

Los 14.5 kilómetros de cuatro carriles que se planificaron para aliviar el paso de la carretera, denominada “Libramiento de Chimaltenango”, fueron presumidos en abril de 2019 por Morales como una “megaobra” e “hito histórico” para beneficiar a más de seis millones de guatemaltecos.

También lea: Jóvenes manifiestan en el Libramiento de Chimaltenango por “pésimas condiciones” de la obra
Ahora la carretera es afectada seriamente durante la temporada de lluvia y el costo de la inversión creció una cuarta parte de su presupuesto original y la obra aún no ha sido recibida de manera oficial por el Gobierno.

Originalmente el costo era mucho menor. En julio de 2014, Caminos suscribió un contrato con la empresa Conasa por Q312.9 millones para la construcción del Libramiento de Chimaltenango, el cual fue incrementado en 17 ocasiones, a través de la emisión de documentos de cambio por Q74.2 millones.

La obra está bajo proceso de investigación, pues el Ministerio Público sostiene que en noviembre de 2017 se suscribió un contrato modificatorio por Q64.5 millones, por lo cual la obra alcanzó los Q451 millones; luego de esto se creó la empresa Renova Ingenieros, entidad que no estaba inscrita en el Registro de precalificados de obras del CIV y presentó documentos falsos. Para luego recibir otro contrato que elevó a Q528.6 millones la obra.