“Más de tres horas para llegar a mi casa”: las experiencias de los guatemaltecos en el tránsito por el hundimiento en Villa Nueva

Estrés, menos horas de sueño, mayor gasto de combustible, problemas en el trabajo y daños en los vehículos son algunas de las quejas que ha expresado la ciudadanía.

Publicado el
Tráfico vehicular
Ciudadanos aledaños al hundimiento en el kilómetro 15 han dado sus experiencias con respecto al congestionamiento vehicular. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Guatemala actualmente se encuentra en una situación preocupante derivada de la temporada de lluvias, no solo en los daños en infraestructuras viales y derrumbes en diferentes áreas del país, sino en cómo eso ha afectado a la población guatemalteca.

Para nadie es un secreto que el congestionamiento vehicular ha sido un problema recurrente para la población, pero en semanas recientes, esta problemática ha empeorado tanto por las lluvias como por los tramos viales que han resultado con daños, como el  hundimiento en el kilómetro 15 de la ruta al Pacífico.

El 21 de junio Prensa Libre solicitó a sus lectores y seguidores en las diversas plataformas digitales que contaran sus experiencias con el trafico vehicular en los últimos días en ese sector. Lo que se obtuvo fue una serie de relatos expresando frustración, enojo, preocupación y tristeza ante la situación que muchos viven diariamente.

Estrés, impuntualidad a la hora de llegar a las actividades diarias, menos horas de sueño, inseguridad, menos tiempo para compartir con familia y amigos y mayor gasto en combustible son algunos de los problemas que los guatemaltecos enumeraron al contar sus experiencias.

Para Rome Cuellar de Cordero, la movilización en Villa Nueva se ha convertido en una dificultad. “Es un caos total transitar aquí. Calles en pésimo estado, el tráfico que cansa y hace perder horas diarias entre el carro, gran gasto de combustible; es agotador, estresante, inseguro, caro…¿Qué mas se puede decir?”.

La usuaria Heidy Pirir relata cómo el tráfico la ha afectado tanto en su trabajo como en su propio vehículo que ha sufrido daños por parte de otros conductores. “Estoy frustrada, duermo menos, mis cosas se atrasan, pero lo peor es que me vaya por donde me vaya el trafico es terrible y no cedemos el paso, ya le pegaron a mi carro y tengo que estar pidiendo permiso para salir más temprano de mi trabajo porque son más de tres horas para llegar a mi casa”.

Llegar tarde a tu casa y pensar que al día siguiente te debes de levantar de nuevo super temprano para poder llegar a tu trabajo es triste y frustrante“, fueron las palabras de Morales Vannesa ante la problemática actual.

Lea también: Clima en Guatemala: El Insivumeh prevé alrededor de 21 tormentas y abundante lluvia hasta el mes de noviembre

“Es una experiencia desagradable, demasiado estrés, ya no se duerme bien solo de pensar en el trafico, hay demasiado agotamiento personal”, afirma la ciudadana Rouse Morales.

Precio de combustibles

Muchos comentarios de la población aseguran que el gasto de combustible se ha elevado considerablemente, además de los daños que sufren sus vehículos por pasar por zonas completamente dañadas.

Estoy gastando en una semana lo que gastaba en quince días en combustible, además las piezas de mi vehículo ya están dañadas de tanto hoyo en el tramo del puente Enrique Tejada”, afirma la usuaria Reyes De Tornasol Azuletta.

Tres horas de tráfico

No se soporta. Trabajo en Bárcenas y vivo en Guatemala. Ayer me hice 3 horas, porque decidí bajar por la Aguilar Batres y resulta que se les ocurre a los oficiales colocar un carril reversible sobre la Villalobos cuando está vacía de vehículos ¿A quien se le ocurre hacer eso?.”, fue la experiencia que narró Giovani López.

Levantarse más temprano, más gasto de gasolina, tardas 2 o más horas en el tráfico, pésimo estado de las vías alternas, la verdad ha sido bastante complicado, incluso durante el día es difícil salir a hacer algo para las personas que vivimos después del hundimiento, en el área de Bárcenas, San José, incluso Amatitlán y Palín”, afirmó Kimberly Nájera.

Para Benjamín Estrada, el tráfico ha ocasionado que no tenga tiempo para compartir con su familia. “Voy de Amatitlán a zona 15 y llegar es un calvario no digamos el regreso. levantarse a las 3:30 para llegar a tiempo y regresar tipo 7:30 a 8 prácticamente solo comer algo y dormir, es grande el sacrificio porque se perjudica a toda la familia”

Lea también: Estado de Calamidad: Estos son los derechos restringidos, vigencia y acciones que hará el Gobierno por la emergencia de las lluvias

Transporte público

El problema no solo es exclusivo de los conductores de automóviles. Los pasajeros de transporte público también ha expresado su frustración ante las horas que les toma llegar a su destino y las condiciones dentro de los transportes.

Se paga el doble del pasaje y los buses van llenísimos. Es insoportable el calor dentro de los buses cuando esta lloviendo y las autoridades no hacen nada p0r bajar los precios del pasaje”, indica el ciudadano Juan Lavarreda.