Mineduc: Evaluación a graduandos se reanuda, se hará a partir de segunda quincena de agosto

En el 2020 la prueba a los estudiantes del último grado de diversificado se suspendió, pero este año el Mineduc la retomará para evaluar a 168 mil graduandos.

Estudiantes de la promoción 2021 se someterán a la prueba de graduando a partir de la segunda semana de agosto. Mientras que en los establecimientos públicos será presencial en los colegios, virtual. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Estudiantes de la promoción 2021 se someterán a la prueba de graduando a partir de la segunda semana de agosto. Mientras que en los establecimientos públicos será presencial en los colegios, virtual. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El calendario escolar vigente establece que la evaluación para graduandos se desarrollarían del 1 de junio al 16 de agosto. Sin embargo, el comportamiento de la pandemia del covid-19 en el país llevó a un cambio de planes, y se hacen ajustes para que, a partir de la segunda semana de agosto y hasta octubre, los estudiantes se sometan a la prueba de Matemática y Lectura para conocer su rendimiento en esas materias.

Son 168 mil jóvenes los que aplicarán al test, que es un requisito para recibir el título del ciclo diversificado. En total son 4 mil 448 establecimientos públicos y privados del país los que participarán en las evaluaciones nacionales.

El año pasado el proceso se suspendió luego de 14 años de realizarse de forma ininterrumpida, y se debió a los constante repuntes de casos positivos de coronavirus en el país, y se iniciaba con un protocolo para trabajar con un sistema de educación híbrida en las aulas.

De acuerdo con la viceministra Técnica del Ministerio de Educación (Mineduc), Zaida Aragón, la propuesta más afinada hasta el momento es trabajar una modalidad virtual con los colegios privados, que son los que tienen posibilidad de conectividad, mientras que en los establecimientos del sector público se continuará con la prueba en papel y lápiz, de manera presencial.

“Tenemos que ir valorando cómo se manejará el tema del semáforo epidemiológico, iniciar con los que se encuentran en amarillo, y poder avanzar a los centros educativos que se van moviendo de amarillo a naranja”, señala la funcionaria con relación a la manera en que se cubrirá a los estudiantes del sector oficial, por cooperativa y municipal.

En los últimos meses el tablero de alertas del Ministerio de Salud muestra un aumento de casos positivos de covi-19 en el país, y cada vez más municipios se colocan en rojo. Actualmente 250 territorios están en alarma máxima, mientras que 61 se ubican en anaranjado y tan solo 29 en amarillo. Ninguno se encuentra en verde, que es el ideal.

Ante esta situación, y en caso de que los municipios se mantengan en rojo, Aragón indica que se barajan dos escenarios: evaluar si se puede trabajar de manera virtual o bien, valorando la edad de los estudiantes, trabajar en burbujas de acuerdo con el aforo que tienen los centros educativos, tomando en cuenta los criterios y los protocolos de bioseguridad establecidos para implementar el sistema híbrido.

“Es una decisión que estamos aún valorando, estamos pendientes de cuáles serán las directrices del Ministerio de Salud”, agrega, pues son las autoridades sanitarias las que deben avalar los pasos a seguir, tomando en cuenta que cada dos semanas el semáforo epidemiológico cambia o bien pueden darse instrucciones de emergencia, como un estado de prevención.

Virtual para colegios privados

En los establecimientos educativos del sector privado la evaluación de graduandos se trabajará de manera virtual. “Es la manera que consideramos nos permite generar información que no hemos tenido, sobre cómo se puede comportar esta prueba y todos los esfuerzos que estamos movilizado técnicamente y de logística. Vamos a tener información que nos ayudará a enriquecer todos estos procesos de evaluación”, dice Aragón.

Ante la pregunta de si ¿no se pone en desventaja a los establecimientos públicos al hacer la prueba en papel y que los privados la hagan en línea?, la viceministra señala que se valoran los distintos mecanismos para aplicar la prueba, las métricas para realizar la medición, así como las medidas de seguridad al momento de que los estudiantes estén frente a la pantalla respondiendo cada pregunta, como el registro facial o uno digital, para comprobar que realmente sea el graduando quien esté frente al dispositivo para evaluarse.

El Mineduc reporta que hay registrados 118 mil 87 graduandos de colegios privados, y un total de 3 mil 753 establecimientos los que se someterán a la prueba.

Áreas a medir

Esta es una evaluación de carácter censal, y los graduandos se someten a pruebas de Matemática y Lectura. Los contenidos variarán con relación a los años anteriores, pues esta edición se basará en el Currículo Nacional Base de emergencia, que desde el año pasado se trabaja en el contexto de la pandemia

“No podemos separarnos de lo que los estudiantes han estado trabajando. Nos apegaremos a las competencias y contenidos que han sido seleccionados como usualmente se hace para estas pruebas”, refiere la viceministra.

Debido a que tres de cada cuatro municipios están en alerta roja, el Mineduc debe tomar en cuenta las medidas de protección y de bioseguridad para resguardar a los estudiantes, maestros y el personal inmerso en el proceso al momento de realizar la evaluación presencial, en el caso de los establecimientos públicos.

La cartera realiza capacitaciones y charlas de sensibilización al personal de los centros educativos que van a estar involucrados, ese es uno de los cambios que hay comparado con los años anteriores, además de que el tiempo para evaluar a todos los graduandos será más extenso, ya que debe ser un proceso más cauteloso para evitar contagios de covid-19.

A criterio de la viceministra se tiene la ventaja de que la aplicación de primera dosis de la vacuna anticovid entre los docentes está por concluir. Al viernes 30 de julio la cartera reportó 186 mil 134 maestros vacunados, faltaban 10 mil 304 docentes.

Rezago en resultados

La evaluación del 2019 evidenció un bajo nivel de los graduandos tanto en Matemática como en Lectura.

A la prueba se sometieron 157 mil 318 estudiantes, en el área numérica solo uno de cada 10 estudiantes alcanzó el nivel satisfactorio. El logro nacional fue de 13.56 por ciento, el año anterior el resultado fue 11.4 por ciento.

En Lectura solo tres de cada 10 jóvenes que salieron del diversificado demostraron tener las competencias lectoras que el Mineduc establece al concluir el nivel diversificado. El 37.3 por ciento consiguió un logro satisfactorio, en la edición del 2018 fue de 34.81 por ciento.

Dichos resultados mostraron una leve mejora en el desempeño de los graduandos, sin embargo, la suspensión de clases presenciales el año pasado y este por la crisis sanitaria generada por el covid-19 podría tener un impacto negativo, y esos resultados retroceder.

Diana Brown, directora ejecutiva de la Asociación de Colegios Privados, menciona que hasta ayer el Mineduc no les había notificado si la prueba de graduandos se llevará a cabo este año.

El que los colegios privados puedan ser evaluados de manera virtual lo considera factible, sin embargo, se cuestiona: “¿qué es lo que vamos a medir?, pues si antes la prueba era discutida porque no cotejaba la enseñanza en el país, ahora con la interrupción de clases presenciales y los efectos socioemocionales en los estudiantes, no va a arrojar un resultado muy positivo”, agrega.

La posibilidad de que la prueba a graduandos refleje una brecha mayor de la que se tenía, no se descarta. Para Brown, este año la evaluación debería de ser más diagnóstica que nunca.

Por su parte, Aimee Rodríguez, coordinadora del Programa de estudios sobre educación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), señala que los resultados de las pruebas han sido de por sí deficientes y es muy probablemente que ahora sean más bajos.

En el contexto de la pandemia, dice, hay factores que inciden, como la desigualdad social, pues no todos los jóvenes han podido dar continuidad a los estudios, muchos por falta de conectividad o problemas económicos. Además, en años anteriores muchos establecimientos ocupaban semanas para reforzar en sus alumnos los puntos que se evaluarían, lo que ahora no sucedió.