Mineduc sin certeza de cómo se impartirá el ciclo escolar 2021

Mientras el Ministerio de Educación aún evalúa cómo será el próximo ciclo escolar, los centros educativos privados se están preparando para que los alumnos continúen recibiendo clases desde sus hogares.

Mientras el Mineduc aún no define cómo iniciará el ciclo escolar 2021, muchos colegios ya han optado por planificar las actividades a distancia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Mientras el Mineduc aún no define cómo iniciará el ciclo escolar 2021, muchos colegios ya han optado por planificar las actividades a distancia. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Mientras el Ministerio de Educación (Mineduc) aún evalúa cómo será el próximo ciclo escolar, centros educativos privados se preparan para que los estudiantes continúen recibiendo clases desde casa en el 2021.

Aunque los planteles públicos y privados están concentrados en finalizar el actual ciclo escolar, que se vio sumamente afectado por la pandemia del covid-19, ya surgen dudas relacionadas con la forma en que se impartirán las clases en el 2021 y se inició el proceso de inscripciones sin un lineamiento claro del Mineduc.

“Depende de cómo evolucione la pandemia”, respondió la ministra de Educación, Claudia Ruiz, durante una citación en el Congreso, la semana pasada.

Según Ruiz, están trabajando en los protocolos para que las clases se impartan mediante un sistema híbrido o de alternancia. Es decir que los estudiantes puedan asistir a las aulas unos días y reforzar los temas en casa otros días de la semana.

Sin embargo, permitir que los alumnos regresen a las escuelas e institutos requiere también asegurarse de que la infraestructura y los servicios reúnan las condiciones básicas de higiene y prevención, para evitar que se conviertan en focos de contagio, tanto para los estudiantes como para los docentes y demás personal educativo. También implica que los establecimientos cuenten con el espacio necesario para que se respete el distanciamiento físico.

Una de las razones por las cuales Ruiz fue citada al Congreso por diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) es que durante los siete meses que lleva la pandemia se suspendieron las clases presenciales y se obligó a retomar el proceso de enseñanza a distancia sin que el Mineduc haya logrado establecer los métodos adecuados para verificar si en realidad se están impartiendo las clases y si lso estudiantes están aprendiendo.

Muchos colegios, como el Santa Familia, en Escuintla, ya iniciaron con el proceso de inscripción para el año 2021 y afinan un plan de enseñanza en línea. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Planteles Privados

Mientras el Mineduc define cómo se impartirán las clases el próximo año, algunos colegios se aprestan para que el proceso de enseñanza-aprendizaje continúe desde el hogar y sin la certeza sobre las disposiciones oficiales que se tendrán en enero del 2021.

Por ahora muchos colegios ya iniciaron el proceso de inscripción y han reforzado sus plataformas en línea para impartir clases a distancia, aunque sin estandarizar un método que, sobre todo, sea medible en cuanto a calidad, por las autoridades educativas.

“Estamos tratando de que los centros planifiquen con tres escenarios: totalmente virtual, de forma híbrida y presencial, pero creemos que no vamos a iniciar el año de forma presencial”, comentó Diana Brown, presidenta de la Asociación de Colegios Privados (ACP).

Estas opciones en la enseñanza son el denominador común durante las discusiones en círculos educativos en el país. Directores y administradores de colegios coinciden en que al no tener una respuesta clara del Mineduc se preparan para cualquier situación.

Algunos colegios como el Santa Familia, uno de los más grandes de la cabecera de Escuintla, tienen claro que seguirán utilizando las plataformas en línea durante el 2021, aunque han frenado el proceso de inscripción, a la espera de que el Mineduc les marque el camino de retorno a las clases presenciales.

Berta Zamora, directora de ese establecimiento educativo, explicó que la falta de directrices ministeriales hace suponer que seguirán las clases en línea, lo que implica la contratación de nuevos docentes, pues esperan establecer entornos virtuales y presenciales, para que los padres de familia puedan elegir la opción que consideren conveniente.

“Posiblemente tengamos la necesidad de contratar a dos maestros más. Tenemos padres de familia que trabajan lejos y están tranquilos si sus hijos están estudiando en casa, pues el personal ya está asignado en el colegio”, comentó Zamora.

En Quiché, el Colegio Evangélico Metodista Utatlán es uno de los más antiguos y grandes del departamento. Tiene mil 700 alumnos desde preprimaria hasta diversificado. Sus instalaciones son utilizadas también por la Universidad Rafael Landívar los fines de semana. Por ahora ya iniciaron inscripciones sin tener claro cómo será el ciclo 2021.

Luis Echeverría, director de ese establecimiento, reconoció que esperan los lineamientos del Ministerio, pero ya han adelantado encuestas entre la comunidad educativa y ocho de cada 10 padres dicen que no se sienten seguros de iniciar las clases presenciales, lo que obliga al colegio a continuar ofreciendo la modalidad en línea.

Guayner Vásquez, director departamental de Educación de Quiché, reconoció el atraso en las disposiciones y lineamientos para el próximo ciclo escolar y calcula que estos llegarán a finales de noviembre.

En el Colegio Americano, de Huehuetenango, aunque el ciclo lectivo se desarrolló a distancia, la preparación del próximo no se detiene y las redes sociales son la vía por la cual ya promocionan sus servicios educativos en todos los niveles y 11 carreras de diversificado. La oferta incluye clases presenciales y en línea.

Charles Vásquez Gómez es director del área web del Colegio Americano, un cargo creado a partir de la pandemia. Desde este se ha dedicado a afinar los planes de enseñanza y, de esa cuenta, desde el 18 de septiembre tienen instrucciones del Mineduc de instalar algunas comisiones que permitan planificar el regreso a clases.

“Nosotros estamos proyectando dos formas para regresar a clases en el 2021: semipresencial y en línea”, explicó.
Este establecimiento ya cuenta con un sistema de videovigilancia que estaría destinado a verificar que se cumpla con el distanciamiento y uso de mascarilla y que haya una capacidad limitada de 20 estudiantes por aula, en caso de que el Mineduc ordene retomar las clases presenciales.

Para la Asociación de Colegios Privados, estos seis meses de pandemia les han permitido mejorar las habilidades de los docentes para que mejoren la forma de impartir clases a distancia y se perfeccionen para el ciclo 2021, una posibilidad cada vez más probable.

Colegios como La Patria Occidente, en Quetzaltenango, confirman lo expuesto por Brown. Este tiene mil 400 estudiantes en la actualidad y se evalúan distintos escenarios para la planificación del 2021, a la expectativa de las disposiciones del Mineduc.

“Somos conscientes de la situación que atravesamos y desde la parte académica se tomaron las disposiciones de que el ciclo escolar 2021 comenzará de forma virtual, como se desarrolló este año, fortaleciendo nuestros sistemas tecnológicos. Si las condiciones no garantizan la plena seguridad de los chicos, la modalidad virtual continuará hasta que realmente las condiciones sean las adecuadas”, indicó Sergio Briones, director administrativo de ese centro educativo.

El colegio ha dispuesto que no volverán los grupos escolares en su totalidad. “Se tendrá una programación y distribución de tal manera que asistirán de acuerdo con un día programado”, explicó el directo. Agregó que la capacidad de los grupos en los salones será del 50 por ciento, con distanciamiento.

El colegio La Patria Occidente, en Quetzaltenango, prepara una remodelación de sus aulas para adaptarlas a un posible regreso con distanciamiento en el 2021. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Proceso de adaptación para el ciclo 2021

Los colegios se están preparando para la jornada de inscripciones, y aunque el número de matrículas para primaria, básicos y diversificado se ha mantenido al momento en los niveles normales, el área más afectada ha sido la preprimaria, en la cual se ha visto y se prevé mayor deserción.

Brown agregó que algunos centros escolares han variado sus dinámicas de reinscripción para ayudar a los padres, sobre todo en el aspecto económico, para lo cual han eliminado las cuotas de reinscripción u ofrecen facilidades de pago.

Otros colegios han decidido tramitar la autorización de un modelo de educación a distancia, que dista mucho a la improvisada forma que se tuvo que adoptar a partir de marzo, debido a la pandemia.

“El diseño online es intuitivo y no necesita tener a los padres a la par, guiando al alumno”, opina Eduardo Montano, director de los colegios Montano, los cuales iniciarán en 2021 con Escolaris, una plataforma en línea que impartirá clases para básicos y diversificado.

Según Montano, en los colegios que dirige las inscripciones se han mantenido, a excepción de los estudiantes cuyos padres se quedaron sin trabajo a causa de la pandemia o que tuvieron un golpe económico fuerte.

Para el colegio Santa Familia, de Escuintla, la deserción es real. “En preprimaria, de 20 niños en un salón se retiraron tres. Indicaron que no podían seguir pagando, y en otros escenarios los padres decidieron esperar el inicio de clases presenciales para continuar con el aprendizaje de los menores”, explicó la directora.

En Huehuetenango, para evitar la deserción estudiantil, sobre todo por el difícil acceso a la tecnología para estudiantes de escasos recursos, el Colegio Americano dispuso que sea el personal docente quien lleve las guías de trabajo a los hogares y luego las recoge para calificar y consignar los resultados. Aunque la educación a distancia será una de las tendencias para el ciclo lectivo 2021, Brown mencionó que el contra es que se pierden las relaciones sociales, tan importantes en la infancia.

*Con información de: María José Longo, Héctor Cordero, Mike Castillo y Enrique Paredes.