MP y PDH investigan agresión contra periodistas que cubrían un incendio en carretera a El Salvador

Equipo de reporteros fue agredido por un sujeto que incluso derribó al camarógrafo.

Un camarógrafo de TV Azteca fue agredido por un sujeto mientras daba cobertura a un incendio en carreteras a El Salvador. (Foto Prensa Libre: Captura de video)
Un camarógrafo de TV Azteca fue agredido por un sujeto mientras daba cobertura a un incendio en carreteras a El Salvador. (Foto Prensa Libre: Captura de video)

La Fiscalía de Delitos contra Periodistas investiga la agresión en contra de reporteros de TV Azteca mientras daban cobertura este martes 1 de diciembre a un incendio en una colonia de Puerta Parada, Santa Catarina Pinula.

La agresión fue cometida por un sujeto que incriminaba al camarógrafo Álvaro Josué Santos, quien fue derribado al piso y pateado por el inconforme.

Un video del incidente muestra la furia con que la que el individuo increpa al camarógrafo, quien hace lo posible por protegerse de los golpes. En las imágenes se observa a dos guardias de seguridad armados y una tercera persona que viste de traje, quien pareciera ser otro elemento de seguridad.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) también investiga el incidente. “La Defensoría de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas dio seguimiento a una denuncia sobre agresiones a periodistas de Azteca Noticias durante una cobertura en Carretera a El Salvador. La PDH remitió la denuncia a Fiscalía de Delitos contra Periodistas del MP y dará seguimiento”, escribió la PDH en su cuenta de Twitter.

En un comunicado la PDH agregó: “El procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas Andrade condena el hecho, se solidariza con el periodista Josué Santos Peñate y con el medio Azteca Noticias GT y recomienda al MP intervenir urgentemente para realzar las investigaciones del caso”.

“Azteca Noticias GT repudia la agresión contra nuestro equipo, así también como de cualquier periodista en el ejercicio de su trabajo. Agradecemos el apoyo de las autoridades. El equipo jurídico de Grupo Salinas interpuso denuncia en contra de quien resulte responsable”, se pronuncio el medio al que pertenecen los comunicadores agredidos.

La municipalidad de Santa Catarina Pinula despidió el 2 de diciembre a un agente policial y suspendió a otros tres que “incumplieron sus funciones” al no reportar el hecho violento y no brindar seguridad y protección a los vecinos. A Wilfido Yanes Monzón se le canceló el contrato, en tanto fueron suspendidos por tres días sin goce de sueldo Angel Remberto Asencio Corado, Jairo Aminadad Díaz Galicia y Rubén Darío Morales Solomán.

El hecho ocurre en momentos que la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) condena el incremento de agresiones contra periodistas.

El observatorio de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) documenta 120 agresiones contra comunicadores, entre ellos dos asesinatos y 19 amenazas, de enero a octubre de 2020.

En el marco del Día del Periodista, que se conmemora este lunes 30 de noviembre, la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) presentó el informe titulado “Estado de Situación de la Libertad de Expresión en Guatemala 2020”.

La recopilación de datos muestra un panorama desalentador cuando se habla del ejercicio periodístico en el país, donde buena parte del estudio centra su atención en la forma en que han actuado algunas instituciones del nuevo gobierno en contra de la prensa.

 

 

Pronunciamiento

Jorge Gamarro, el hombre que aparece en el video de la agresión, posteriormente publicó un video en el que se pronuncia al respecto y dice que los comunicadores se encontraban en un condominio privado y sin autorización.

En el video, que también circula en las redes sociales, Gamarro menciona que fue requerido por la administradora del condominio para retirar a los periodistas, quienes, de acuerdo con su versión los insultaron y amenazaron, por lo que confrontó a uno de ellos.

Asegura que los comunicadores violaron el protocolo de seguridad de la garita del lugar y que el inmueble que se incendiaba es propiedad de unos parientes.