Neumonías y diarrea son las enfermedades que más padecen los guatemaltecos durante la pandemia

Algunas enfermedades registraron ligeros aumentos este año al inicio de la pandemia comparadas con el mismo periodo del año pasado.

Publicado el
El Hospital Roosevelt es uno de los centros médicos a los que más acude la población por diferentes padecimientos y atiende casos de coronavirus.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Hospital Roosevelt es uno de los centros médicos a los que más acude la población por diferentes padecimientos y atiende casos de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los casos de diarrea y enfermedades respiratorias son los principales padecimientos que han contraído los guatemaltecos este año, cuando la atención y los recursos están volcados hacia la emergencia por el nuevo coronavirus.

Con una alta tasa de contagios en el mundo y una letalidad promedio al 1.6 por ciento en Guatemala, el covid-19 se ha convertido en la gran preocupación de los guatemaltecos y también de las autoridades que temen un colapso en la red de salud pública debido a la facilidad de contagio y a que en muchos casos el paciente puede agravarse.

Sin embargo, lo cierto es que los guatemaltecos se han enfermado este año mucho más de otros padecimientos, que de una manera u otra han sido atendidos por el sistema nacional de Salud. Algunos, incluso, son más letales que el coronavirus.

Hasta la tercera semana de marzo, cuando apenas se reportaban los primeros casos de coronavirus en Guatemala se habían registrado 88 mil 209 casos de diarrea en menores de cinco años, así como 42 mil 98 casos de neumonías y bronconeumonías.

Según el boletín epidemiológico de esa semana -el más actualizado- se habían registrado siete mil 848 mordeduras de animales transmisores de rabia; además, tres mil 200 casos de dengue mil 212 de hepatitis y 938 de disentería.

La fumigación es una de las técnicas para evitar la proliferación del zancudo Aedes Aegipty, que transmigue el dengue. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Aunque con menos números, pero con notables aumentos al ser comparados con el año pasado, figuran afecciones como la leptospirosis e intoxicaciones por plaguicidas.

A todas estas enfermedades se suman los casos de desnutrición aguda, considerada también como males que deben ser atendidos por el sistema de Salud puesto que pueden causar la muerte. A la fecha se cuentean casi 15 mil casos.

Preocupación

Estos padecimientos preocupan a las autoridades guatemaltecas porque un brote desmedido de cualquiera de estos podría poner en aprietos al ya abrumado sistema de Salud.

El presidente Alejandro Giammattei lo reconoció el pasado domingo cuando en la conferencia de prensa donde habló de los nuevos casos de coronavirus precisó que existen “problemas latentes que son crónicos” en la red nacional de Salud.

Al referirse a las prevenciones que se deben tomar para evitar el dengue, zika o chikungunya el gobernante recomendó a la población evitar la reproducción de zancudos que puedan “generarnos más problemas de los que ya tenemos en el sistema de Salud”.

Precisamente son las enfermedades transmitidas por vectores, como las que hacía referencia el gobernante, las que suelen incrementarse justo ahora que comienza el inverno.

Letalidad

Médicos consultados expresaron preocupación porque la atención se esté volcando por completo al coronavirus y no se atienda los otros padecimientos clásicos de los guatemaltecos.

Las enfermedades respiratorias que afectan principalmente a niños y personas de avanzada edad, así como las gastroentéricas, y las transmitidas por vectores son la principal preocupación del especialista en epidemiología Arturo Sánchez López.

“Por supuesto que el coronavirus capta la atención del mundo, pero estas enfermedades tienen una mortalidad muy significativa en Guatemala y por eso no se pueden descuidar”, apuntó el profesional, también experto en control y prevención de enfermedades transmitidas por vectores.

El médico añadió que es necesario fomentar las medidas de prevención para “evitar más problemas y más muertes” ya que, especialmente las enfermedades del tracto respiratorio, si no se tratan pueden transformarse en neumonías.

Sánchez considera positivo que los pacientes asintomáticos de covid-19 guarden su cuarentena en hoteles porque eso descongestionará las áreas para los graves y se podrá mantener áreas específicas en los hospitales para las otras patologías.

Para el médico Francisco Arredondo una de las principales preocupaciones debe ser el abordaje del dengue ya que la mortalidad es “sumamente alta” si no se cuida de forma adecuada al enfermo.

Comentó que la situación de los hospitales, que ya comienzan a verse rebalsados en sus capacidades por los casos de coronavirus, puede empeorar debido a que, por las deficiencias históricas en los centros y puestos de salud la gente prefiere ir a los hospitales, en donde ya hay casos de covid-19.

Arredondo coincidió con que en Guatemala hay otras enfermedades que pueden ser “mucho más letales que el propio coronavirus”, pero esta ha captado más la atención porque surgió de una forma inesperada y ha sido “altamente contagiosa y mediática”.

Atención se ha normalizado

La oficina de Prensa del Ministerio de Salud aseguró que todos los servicios de la dependencia trabajan normalmente lo que significa que, a pesar de la emergencia por el coronavirus, los guatemaltecos que se enfermen pueden acudir a cualquiera de los centros asistenciales de la red nacional.

Aparte de los provisionales para atender la emergencia del covid-19, el sistema de Salud cuenta con 46 hospitales, más de mil 200 puestos y centros de salud y 170 centros de atención permanente.

Al inicio de la pandemia por el coronavirus en Guatemala todos se enfocaron en contener esta enfermedad, pero con el paso de los días se retomó la atención a los pacientes en el resto de las enfermedades, añadió la oficina.

Destacó que a raíz de las restricciones de la movilidad que existen en el país puede que haya disminuido el reporte de casos de algunas enfermedades; sin embargo, “se mantiene permanentemente la vigilancia y control de las mismas”, lo que también está determinado por el calendario epidemiológico, por lo cual, en este momento, aparte del covid-19, están enfocados en la prevención y contención del dengue.

“En áreas de Salud por ejemplo se realizan abatizaciones -colocación de larvicidas-, nebulizaciones, deschatarrizaciones y perifoneo -avisos desde automóvil- de las medidas de prevención”, agregó.

Además, “en algunas áreas hacen visitas domiciliares para personas hipertensas o con diabetes para que continúen sus tratamientos y controles”.