PNC encuentra a un centenar de personas bailando, bebiendo e incumpliendo medidas contra el covid-19

Los agentes fueron advertidos que en un local de la zona 10 capitalina había 100 personas consumiendo licor e irrespetando los protocolos de bioseguridad.

Publicado el
Las personas fueron puestas a disposición de juez para que defina su situación legal por violar la ley seca y medidas sanitarias por el covid-19. (Foto Prensa Libre: PNC)
Las personas fueron puestas a disposición de juez para que defina su situación legal por violar la ley seca y medidas sanitarias por el covid-19. (Foto Prensa Libre: PNC)

Guatemala está cerca de alcanzar las 13 mil muertes por coronavirus, pero a pesar que de se conoce que esta enfermedad puede ser mortal, hay muchos que prefieren pasar un momento de diversión y olvidan por completo su salud y la de sus familiares cercanos.

La principal recomendación es quedarse en casa, y si hay que salir, mantener una distancia física de al menos metro y medio; tampoco es permitido quitarse la mascarilla o cubre bocas en lugares concurridos.

Esas recomendaciones quedaron en el olvido en un local comercial ubicado en la 4a avenida y 13 calle de la zona 10, en “Tabú VIP”, un expendio de bebidas alcohólicas que incumplió con la ley seca la noche del pasado viernes.

Llamadas de vecinos advirtieron a la Policía Nacional Civil (PNC) de una fiesta, que precisamente se encontraba en acciones de verificación para evitar que se transgredieran las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud.

Estas acciones las implementan con mayor frecuencia viernes y sábados, por ser los días de mayor actividad social.

Edwin Monroy, vocero de la PNC, explicó que al llegar al lugar se percataron de un número elevado de personas dentro de un local, por lo que tuvieron que proceder a remitirlos ante juez competente por no respetar las medidas gubernamentales contra la pandemia.

“Ayer se realizaron tres operativos, sin embargo, en la zona 10 se verificó un inmueble donde funciona un negocio de expendido bebidas alcohólicas, se rumoraba que había 100 personas adentro consumiendo licor, sin respetar el aforo y las recomendaciones de bioseguridad, al final se realizó el conteo y eran 127 personas que fueron puestas a disposición de juez competente porque la compra, venta y consumo de licor en lugares públicos está suspendida desde las nueve de la noche”, señaló.

Aunque no es habitual encontrar un número tan grande de personas evadiendo las medidas de bioseguridad, Monroy recordó que hace tan solo unas semanas tuvieron un escenario similar.

“No es muy frecuente, pero hace alrededor de un mes y medio en San José Villa Nueva hicimos una verificación similar de parte de los equipos multidisciplinarios y fueron 96 personas dentro de un local, entre estas había un menor de edad y un extranjero”, indicó.

Carceleta repleta

El portavoz policial explicó que las 127 personas localizadas en la zona 10 eran adultos, 70 hombres y 57 mujeres, y que el encargado del comercio no pudo dar una respuesta a las autoridades del porqué no respetaron las medidas de bioseguridad.

Las entidades de seguridad procedieron a trasladar a las personas detenidas a la Torre de Tribunales, en donde las carceletas del Organismo Judicial (OJ) fueron insuficientes para la cantidad de personas trasladadas.

Detenidos por violar ley seca
Los 127 detenidos en la zona 10 de la ciudad de Guatemala fueron trasladados a la Torre de Tribunales. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Una de las principales violaciones a las reglas de bioseguridad de este grupo de personas era estar hacinados en una celebración y no respetar el distanciamiento físico, situación que también ocurrió durante su estadía en tribunales. Se conoce que las diligencias de motivo de detención y audiencia de primera declaración comenzarán, aproximadamente, a las 16 horas.

Los detenidos permanecieron en las carceletas durante toda la mañana del sábado a la espera de ser escuchados por un juez. Durante la jornada, el personal del (Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) practicó pruebas de alcoholemia a los detenidos.