Pobladores intentan linchar a enfermeros y destruyen vacunas contra el coronavirus en comunidad de Alta Verapaz

Momentos de pánico vivieron vacunadores que fueron retenidos por pobladores de Fray Bartolomé de Las Casas que se oponen a ser inmunizados contra el coronavirus.

Publicado el
Maguilá 1, Fray Bartolomé de Las Casas, Alta Verapaz, Vacunas contra el coronavirus, Coronavirus
Maguilá 1, Fray Bartolomé de Las Casas, Alta Verapaz, Vacunas contra el coronavirus, Coronavirus

Integrantes de dos brigadas de vacunación móviles que llegaron este lunes 4 de octubre a la aldea Maguilá 1, Fray Bartolomé de Las Casas, Alta Verapaz, fueron agredidos por  pobladores que se oponen a recibir la vacuna contra el coronavirus y destruyeron los termos en los que se transportaba el biológico, según confirmó Eliú Mazariegos, director de Servicios de Salud del Ministerio de Salud Pública.

El facultativo informó que al menos 15 enfermeros fueron agredidos por los pobladores, quienes, además, les quitaron los termos donde transportan las vacunas para mantener la cadena en frío y los destruyeron junto con el medicamento.

“Un grupo de pobladores agredió a nuestro personal, que tuvo que ser rescatado por Gobernación y ahora están a salvo”, resaltó Mazariegos.

Indicó que en este momento la cartera desconoce la cifra de dosis y daños que se registraron tras esa agresión, pues “lo relevante era la integridad de su personal”.

“Luego de tener a salvo al personal procederemos el día de mañana realizar el conteo de los daños y pérdidas ya que incluso destruyeron termos donde se transportan las vacunas y también la vacuna que iba dentro de los termos, pero la cantidad de la tendremos hasta el día de mañana”, dijo el funcionario.

Una fuente a lo interno del Ministerio Salud también indicó que los pobladores incluso retuvieron a los trabajadores, a quienes querían linchar y los golpearon. Algunos se escondieron, agregó.

El área de Salud de Alta Verapaz informó que suspenden todas las actividades de vacunación en el área de Fray Bartolomé de Las Casas “porque existen amenazas de que los pobladores inconformes irán al área urbana y que mañana pondrán las denuncias respectivas”.

Momentos de tensión

En un comunicado, el Ministerio de Salud informó que el incidente ocurrió a eso de las 10:30 horas y que “las fuerzas de seguridad acudieron al lugar para iniciar un diálogo con los líderes comunitarios y cerca de 500 personas que se encontraban en aquel lugar”.

El documento agrega que “las personas de la comunidad indicaron que se oponían a la vacunación luego de que uno de los pobladores se vacunó y posteriormente sufrió efectos secundarios propios de la vacuna, que fueron interpretados como quebrantos de salud”.

Vacunadores de Salud fueron retenidos durante 7 horas en la aldea Maguilá 1, Fray Bartolomé de Las Casas, Alta Verapaz, que se oponen a la vacunación. (Foto Prensa Libre: Cortesía Salud)

Añade que los pobladores “despojaron de sus teléfonos celulares a los vacunadores, pincharon las llantas del vehículo en el que se transportaban y bloquearon los ingresos y salidas de la comunidad con talanqueras y piedras”.

La cartera informó que “los pobladores manifestaron, a través de un acta, el rechazo a la vacunación en sus comunidades y retuvieron a los vacunadores por cerca de 7 horas.  Dentro del personal de Salud acompañan mujeres que fueron agredidas por los comunitarios”.

Situación critica

Personal de Salud del área también informó que la situación que se vivió en esa comunidad fue crítica, pues incluso hubo quienes amenazaban con violar a las mujeres que integraban las brigadas.

“Hoy se tenía programado cubrir la región de la Nueva Libertad cómo parte de la jornada de vacunación intensiva para prevenir el Covid 19. La región comprende la aldea de Maguilá y las ubicadas en los alrededores como Mucbilha, Semuy, Aincheu y Setzimaj y como tal, el personal desde las 8 AM se presentó a Maguila para distribuirse en todo el sector, dónde fueron retenidos por los vecinos de Maguila y otras aldeas”, detalló en un mensaje de texto un salubrista de la zona.

Agregó que “los salubristas fueron amenazados de que serían linchados si procedían a administrar la vacuna, seguidamente fueron agredidos física y verbalmente al extremo de que destruyeron equipo médico, termos y los frascos de vacuna fueron tirados al suelo y destruidos con piedras”.

Continúa describiendo la situación y refirió que “a los compañeros mientras estaban retenidos les gritaban que los amarrarían y los quemarían en un cerro cercano. A las mujeres les decían que las amarrarían y las violarían. Amenazaron también a los estudiantes de la Universidad de San Carlos que están realizando su EPS en el área rural del municipio y que están colaborando con la vacunación”.

La fuente concluyó diciendo que después los vecinos se organizaron y “viajaron en picop, camiones y buses a Fray para seguir destruyendo los puestos de vacunación, así como equipo, medicamentos e insumos de estos, sabemos que en el puesto de vacunación ubicado en La Placita Allá la agredieron a una compañera”.

Según la cartera de Salud, en semanas anteriores en otros municipios de Alta Verapaz se han encontrado con insultos e incluso con el rechazo a la vacuna. Este ha sido uno de los departamentos donde más se han enfrentado a ello, “pero está es la primera vez donde se llega al nivel de violentar a las brigadas”.

También en Totonicapán y Quiché se han dado incidentes, principalmente por el desconocimiento y el miedo a la vacuna.

Llamado presidencial

En la última cadena nacional, el presidente Alejandro Giammattei hizo un llamado a los líderes comunitarios para crean en la vacuna y se deje de transmitir mensajes negativos relacionados a la inmunización.

“Hemos visto con preocupación amenazas e intimidaciones hacia los vacunadores, por lo que pido el apoyo y respeto hacia ellos”, dijo el mandatario.

Los termos en los cuales se transportaban las vacunas fueron dañados por pobladores de Maguilá 1, Fray Bartolomé de Las Casas, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Cortesía Salud)

Añadió que “los equipos de vacunación se han tenido que enfrentar a agresiones e incluso a secuestros por parte de aquellos que se oponen a ser vacunados.  Hay regiones del país en donde comunidades enteras han manifestado su decisión de no vacunarse en detrimento de la salud de la mayoría”.

“Hago un llamado a los líderes comunitarios y religiosos para que se informen más acerca de la importancia de la vacunación. Podrán comprobar que pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte en las personas que los escuchan, que los siguen. La covid-19 es una enfermedad grave y altamente contagiosa”, concluyó el mandatario.