Recorte de Q84 millones en Cultura y Deportes golpeará a las artes y al patrimonio

Primera disminución presupuestaria en seis años obligará a recortar programas, confirman autoridades.

Un niño aprende a tocar violín en el Conservatorio Nacional de Música, Germán Alcántara, institución que, como todas las ligadas al arte, podría resultar afectada con el recorte presupuestario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL
Un niño aprende a tocar violín en el Conservatorio Nacional de Música, Germán Alcántara, institución que, como todas las ligadas al arte, podría resultar afectada con el recorte presupuestario. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL

El Ministerio de Cultura y Deportes verá mermada su capacidad financiera el próximo año de aprobarse tal como está la propuesta de Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Nación 2020, puesto que en este —como no había sucedido en los últimos cinco que fueron aprobados— se reduce drásticamente su techo presupuestario en 13 por ciento.

Las autoridades confirmaron que las artes será el rubro más afectado, puesto que depende en gran medida del presupuesto de Cultura, el de patrimonio cuenta con algunos recursos privativos significativos, mientras que el relacionado al deporte y la recreación no se le puede restar recursos puesto que su asignación es constitucional.

El plan de gastos del próximo año presentado por el Ministerio de Finanzas (Minfin), refleja que Cultura y Deportes recibirá Q560.2 millones, Q84.4 millones menos que el presupuesto vigente de este año que es de Q644.6 millones.

Algunos de los renglones presupuestarios con recortes significativos son: formación artística, Q4.8 millones; fomento de las artes, Q3.3 millones; difusión de las artes, Q5.7 millones; administración de museos, Q6.1 millones; y los servicios de rescate y conservación de sitios arqueológicos prehispánicos que ya no tiene asignado presupuesto en el 2020 y que en el 2019 tuvo Q11.8 millones.

“Ahora la tarea es ajustar los presupuestos después que el Congreso lo apruebe y recortar programas, desgraciadamente a donde vamos a golpear es al arte”, reconoció el ministro de Cultura y Deportes, Elder Suchité.

El funcionario indicó que recientemente se reunió con diputados de la Comisión de Finanzas del Legislativo para solicitar por lo menos Q34 millones más de los Q560.2 millones asignados, pero los congresistas ofrecieron incrementar el techo presupuestario solo en Q6 millones más.

Ante esta situación, indicó que habrá que revisar algunos programas; por ejemplo, los aportes que normalmente se hacen para la organización festivales y presentaciones y también la contratación de personal 029, asignado para el pago de asesorías y servicios profesionales.

El titular de Cultura y Deportes enfatizó que “hay que ser magos” para distribuir el presupuesto ya con el recorte de Q84 millones, y enfatizó en que, para el próximo año es imprescindible asignar Q21.9 millones para continuar con la remodelación del Palacio Nacional de la Cultura y Q3 millones para la construcción del Museo Caracol del Tiempo en el sitio arqueológico Takalik Abaj.

“Es indignante y decepcionante”

 

Y aunque Suchité dice que es “entendible” el recorte presupuestario que sufrió el Ministerio si se toma en cuenta las necesidades de salud, educación, seguridad y carreteras que tiene el país, los sectores vinculados con el arte lo rechazan tajantemente, puesto que las expresiones artísticas siempre son las más golpeadas cuando de recortar recursos se trata porque “no se valora ni se le da el valor que se merece”.

Lester Godínez, licenciado en Música y fundador de varias marimbas de concierto, expuso que el recorte presupuestario causa “consternación” porque el arte le ha dado mucho a Guatemala y lejos de incrementarle recursos se le restan, contrario a otras instituciones como al Ministerio de la Defensa que se le presupuestaron Q200 millones más para la compra de aeronaves cuando “no nose necesitan” porque “no estamos en guerra”.

“Hemos tenido premios en cinematografía y grandes satisfacciones de nuestros artistas en la ópera, entonces duele, causa indignación, es decepcionante que lejos de incrementar los recursos para el arte y la cultura, sean mermados”, exclamó Godínez.

Lamentó que haya áreas a las cuales se les asigna más presupuesto solo porque “tienen más influencia política”, por ejemplo, para la obra pública. “Ahí está el famoso Libramiento —de Chimaltenango— que a cada rato se desborona y sin embargo ha absorbido grandes cantidades de recursos, son decisiones políticas”, reclamó.

“Ojalá que los diputados enmienden esta situación. Les pedimos seriedad y responsabilidad frente a las actividades de las cuales la población guatemalteca se siente orgullosa”, añadió Godínez.

Menos presentaciones

 

Los distintos grupos artísticos también lamentan el drástico recorte presupuestario que repercutirá en las producción y presentación de obras, sobre todo las que se ofrecen a escolares en la provincia.

Grupos como el Ballet Moderno y Folclórico de Guatemala podrían verse afectados con el recorte de recursos a Cultura y Deportes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sonia Marcos, directora del Ballet Guatemala, expuso que menos recursos para Cultura y Deportes representará menos contrataciones de bailarines y menos presentaciones de grupos culturales en la provincia y en el exterior, lo cual le restará proyección al arte guatemalteco en el extranjero.

Considera “lamentable” que se resten fondos a la cultura con lo que esta aporta al Producto Interno Bruto y “cuando hace crecer a un país y al mismo ser humano”.

No fueron invitados

 

¿Pero cómo fue que se decidió recortar los recursos a Cultura y Deportes?

Suchité asegura que no fue el Ministerio el que hizo esta propuesta; de hecho, afirma que no fueron invitados por el Minfin para la discusión del presupuesto como sí se hizo con otros ministerios e instituciones.

Comentó que ellos se enteraron del techo presupuestario que les habían asignado hasta el día de la presentación, por lo cual buscaron reunirse con la Comisión de Finanzas del Congreso.

Prensa Libre consultó al departamento de Comunicación del Minfin sobre el recorte y lo expuesto por el ministro de Cultura, pero hasta el cierre de esta nota no habían respondido a una solicitud de comentarios.

¿Qué se puede hacer?

 

Al ser consultado Suchité de que se puede hacer además de las readecuaciones presupuestarias, indicó que planean mejorar los ingresos privativos a través de un mejor control de estos. Por ejemplo, indicó en poco tiempo instalarán en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias cobradores automáticos de parqueo para evitar que sea una persona quien lo haga.

Destacó que también se dejará la planificación a las próximas autoridades para que se bancarice el cobro del ingreso a todos los sitios arqueológicos para evitar las “fugas” de recursos.

Suchité aseguró que en Tikal se pasó de recaudar Q18 millones anuales a Q30 millones al bancarizar el cobro de la tarifa de ingreso al parque.

Contenido relacionado

Presupuesto 2020: Por estas razones la propuesta no garantiza protección a la niñez

Cardenal aboga por un presupuesto para necesitados y cuestiona compra de helicópteros militares

Quiénes son los 20 diputados al Parlacen y cuánto le cuestan a Guatemala

0