Salud tiene Q1 mil 500 millones para comprar vacunas anticovid, pero nadie le quiere vender

Meses atrás, el equipo de protección personal era el bien más preciado y el más buscado por los países, ahora es la vacuna contra el covid-19 ante el imparable aumento de casos positivos y la amenaza de una tercera ola de contagios, de la que Guatemala no se escapa.

El presupuesto para la compra de vacuna contra el covid-19 en Guatemala solo se ha ejecutado el 0.5%. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El presupuesto para la compra de vacuna contra el covid-19 en Guatemala solo se ha ejecutado el 0.5%. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Desde el pasado 11 de febrero, el Ministerio de Salud tiene asignado Q1 mil 500 millones en su presupuesto para la adquisición de la vacuna contra el covid-19. Se tiene el dinero, pero las dosis que han ingresado al país compradas con dichos fondos son pocas, mientras que el plan de vacunación avanza lento, lo que pone en discusión la capacidad de gestión del ministerio que en esas seis semanas no se tiene conocimiento de nuevas negociaciones.

Hasta ahora, siete de cada diez de las dosis que hay en el sistema de salud son producto de donaciones -5 mil que dio Israel y 200 mil de India-. Las compradas son 81 mil 600 a través del Mecanismo Covax, por las cuales se desembolsó Q2 millones 761 mil 226.

El Ministerio de Salud hizo un segundo pago de Q5.2 millones para adquirir otro lote de 156 mil dosis, pero se desconoce cuándo estarán en el país.

A la fecha en la compra de vacunas contra el covid-19 se han desembolsado Q7.9 millones, según figura en el Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin), lo que representa el 0.5% de ejecución del presupuesto asignado para la adquisición de dosis.

El pasado 12 de enero en el Congreso de la República se aprobó de urgencia nacional una ley que faculta al Ministerio de Salud hacer negociaciones bilaterales con las farmacéuticas para la compra del biológico.

Hace un mes, en conferencia de prensa, las autoridades de Salud informaron de varias negociaciones para adquirir 18 millones 627 mil 200 dosis de vacunas de distintas casas productoras: 4 millones de Sputnik que ingresarían en la segunda semana de marzo; 7 millones de Pfizer previstas para la segunda semana de abril, mes en el que probablemente se tendrían otras 900 mil de Johnson y Johnson.

Además de 6 millones 727 mil 200 dosis de Covax, que llegarían Guatemala en distintos envíos, y que servirían para inmunizar al 20% de la población. Esta es la compra que se ha materializado hasta el momento, de las otras se desconoce el avance.

De acuerdo con Julia Barrera, vocera de Salud, las negociaciones están en curso, pero debido a los convenios de confidencialidad con las empresas fabricantes de vacunas no se pueden revelar detalles de cómo va el proceso.

Sin embargo, la ministra de Salud, Amelia Flores, reconoció el pasado 17 de marzo en una citación en el Congreso que no se ha concretado ninguna negociación, a parte de la realizado con Covax. “No se puede (concretar) hasta que ellos (los fabricantes) nos digan: ‘Hoy Guatemala tiene esta disponibilidad, usted nos paga y yo le entrego su cronograma'”, dijo.

Lea también: Verificamos por usted: ¿El Gobierno retrasó la llegada de la vacuna contra el covid-19?

Nils Leporowski, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), señaló que es preocupante que la única adquisición de vacunas que el Estado haya hecho hasta el momento sea la de Covax, cuando las autoridades de Salud reportan un aumento de casos positivos de covid-19, y se prevé que después de la Semana Santa los contagios sean más.

“No es que no haya (vacunas), sino hay que buscarlas y ser agresivo en el sistema de compras”, dijo Leporowski, sobre la falta de capacidad del ministerio de Salud para adquirir el biológico, pues el Cacif ha entablado conversaciones con distintas casas farmacéuticas para obtener dosis y donarlas al Gobierno para inmunizar a la población, pero dependen de la autorización de la titular de Salud para avanzar en el proceso, solicitud que le presentaron hace dos semanas y aún no tienen respuesta.

“Comenzamos a hablar con las farmacéuticas y podríamos haber comprado si nos hubieran dado las cartas de autorización, ahora es el Estado el que está metido de cabeza en eso, dejaron al sector privado a un lado”, mencionó el presidente del Cacif.

Las negociaciones eran con distintas casas productoras de vacunas y tenían el compromiso de que se las entregarían en un mes.

Además de la compra de dosis contra el covid-19, Leporowski añade que han ofrecido apoyo al Gobierno para habilitar lugares para la vacunación, así como de personal para que colabore en la campaña de inmunización a la población, pues el proceso va lento en el país.

La Cámara de Industria (CIG) se ha ofrecido a ser un facilitador para que la mayoría de los guatemaltecos sean vacunados en el menor tiempo posible, indicó su director ejecutivo, Javier Zepeda.

“Como sector privado, como sector industrial, hemos estado en la mejor disposición de apoyar, inclusive se ponen las instalaciones de las empresas para poner centros de vacunación”, agregó Zepeda, también hay disposición de colaborar en adquirir las vacunas.

Cargando

Pocas dosis en el mundo

Flores ha reiterado en varias ocasiones que se tiene dificultad para adquirir más dosis para los guatemaltecos y la escasa existencia del biológico en el mundo es una de las razones, como también que los países con mayor poder adquisitivo han acaparado la producción.

“Lo que se está dando en el país, se está dando a nivel mundial. Si fuera tan fácil como abrir una alacena y sacar todas las vacunas, tendíamos las bodegas llenas. Esto no es ningún retraso”, señaló la ministra el martes pasado ante los señalamientos en el lento proceso de vacunación en Guatemala.

La adquisición de vacunas es una carrera que involucra a todos los países. Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló esta semana que la inmunización es la guía para salir de esta pandemia, pero solo si se tiene un acceso a las vacunas más equitativo para cubrir a más del 70 por ciento de la población activa, pero aún no se tiene las suficientes dosis para alcanzar ese número, pues se depende de muy pocos fabricantes del biológico.

Le puede interesar: Exigir pasaporte de vacunas: la nueva discusión alrededor del covid-19

Por su parte, Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, indicó que son pequeños lotes de dosis los que se han entregado a los países a través del Mecanismo Covax, y que deben ser utilizados de manera inteligente de acuerdo con los planes nacionales y priorizar a los grupos vulnerables.

“Las cantidades son limitadas y van a seguir limitadas por un tiempo más”, refirió, pues en la primera entrega de vacunas cada país recibe alrededor del 2,2% de dosis para proteger a su población contra el virus del covid-19.

Advierte que estas no tendrán un impacto inmediato sobre la transmisión del virus, por lo que será necesario mantener las medidas de protección que han resultado efectivas hasta el momento, como el uso de mascarilla, distanciamiento físico y lavado de manos con agua y jabón o uso de alcohol en gel.

Lento avance

Guatemala está entre los países de la región con menos población vacunada contra el covid-19. De acuerdo con Our Word in Data, al 21 de marzo las dosis administradas por cada 100 guatemaltecos eran 0,39,  cifra por abajo de El Salvador y Honduras, con 0,76 y 0,43, respectivamente.

Flores señaló que ocho de cada diez personas que se incluyen en la fase del Plan Nacional de Vacunación ya fueron vacunadas, y durante la Semana Santa se inmunizará al resto

Al miércoles 24 de marzo, el tablero de la situación de covid-19 en el país se reportaban 78 mil 350 primeras dosis administradas, y fue el 9 de marzo el día que más personas se logró vacunar, 8 mil.

La meta de Salud es terminar de inmunizar al personal de salud y de rescate en la última semana de marzo, para comenzar con la siguiente etapa en abril, esta incluye a adultos mayores de tercera edad, los mayores de 50 años con comorbilidades y adultos de 50 a 69 años.

Para cubrir a esta población se necesitan 5 millón 38 mil 456 dosis, pero hasta el momento no hay otra promesa de ingreso de vacunas al país, más que las compradas a Covax.