Salud revela que el 100% de contagios de covid-19 en Guatemala corresponden a las subvariantes de ómicron

Luego de la secuenciación, el Ministerio de Salud identificó que las subvariantes de ómicron predominan en los contagios de covid-19 en Guatemala.

Publicado el
Covid-19
Personas acuden a hacerse la prueba de covid-19 al centro de hisopado en Mariscal Zavala. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

El Ministerio de Salud compartió este martes 26 de julio el informe de secuenciación número 26 de las variantes del SARS-CoV-2 del Laboratorio Nacional de Salud (LNS).

Informó que de un total de 140 muestras secuenciadas hasta el 18 de julio recién pasado, se determinó que el 100% corresponde a la variante de preocupación VOC ómicron.

De esta variante los sublinajes detectados son los siguientes: BA.5 (45%), BA.2.12.1 (28.6%), BA.4 (15.7%) y BA.2 (10.7%). 

El informe resalta que la variante BA.5 aparece como la más hallada en la secuenciación en las últimas tres semanas. Esto se debe principalmente a su alta capacidad de contagio y de evasión al sistema inmune.

Para este período de secuenciación se realizó la pre-selección de 2 mil 732 muestras que ingresaron de las diversas áreas de Salud, tomando en cuenta criterios de priorización y cantidad de muestras enviadas.

De las muestras seleccionadas, 1 mil 654 cumplían con los criterios de aceptación de muestra para el proceso de secuenciación.

De éstas muestras, 142 fueron secuenciadas en el LNS y se obtuvo la secuenciación genómica efectiva de 140 muestras.

De las 140 muestras secuenciadas, la mayoría pertenecen al sexo femenino con predominio en los rangos de edad de 18 a 39 años.

De los casos secuenciados la mayoría refirió antecedentes de vacunación, según ficha epidemiológica.

Para leer más: Salud emite alerta por riesgo de poliovirus y da estas recomendaciones para la población

El 29 de junio recién pasado, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) dio una conferencia de prensa en la que confirmó que en Guatemala ya había casos de covid-19 de las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron.

Estas subvariantes se detectaron por primera vez en enero y febrero de 2022 en Sudáfrica y han causado preocupación por tener una alta capacidad de evasión a la protección inmunitaria que se obtiene por una infección previa o por vacunación, por lo que son más contagiosas.

Informe de Salud