Salud se prepara para un posible repunte de contagios para la quincena de agosto

Las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) temen que la ola de contagios por covid-19 sea mayor a la percibida después de la celebración del Día de la Madre, el pasado 10 de mayo.

El ministerio de Salud habilitará un nuevo módulo en el hospital temporal del Parque de la Industria para atender a pacientes moderados y graves por covid-19. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
El ministerio de Salud habilitará un nuevo módulo en el hospital temporal del Parque de la Industria para atender a pacientes moderados y graves por covid-19. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

Después de cuatro meses de declarada la pandemia de covid-19 en el país, Guatemala experimenta una progresiva reactivación de las actividades comerciales que pone en alerta a las autoridades de Salud por un posible repunte de contagios para las próximas dos semanas.

“Ayer (lunes 26 de julio) todos fueron testigos de imágenes que reflejaban algunos de los mercados grandes con gran cantidad de personas desprotegidas, sin el uso de mascarillas, con niños y personas mayores deambulando en los mercados”, dijo la ministra de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Amelia Flores.

La funcionaria reconoció que esta reactivación es un arma de doble filo, pero llamó a la responsabilidad individual de cada persona para que respeten las recomendaciones básicas de usar mascarilla, lavarse las manos constantemente, usar alcohol en gel y evitar aglomeraciones.

Las autoridades han expresado el temor por un posible aumento de contagios en las próximas semanas, incluso, podrían percibirse números mayores a los vistos semanas después de la celebración del Día de la Madre el pasado 10 de mayo.

“Yo me temo que en 15 días vamos a tener un impacto mayor que en el Día de la madre y por lo tanto estamos corriendo para tener mil camas en menos de un mes proyectando que esto tendrá un repunte tremendo”, dijo por su parte el viceministro de Hospitales, Francisco Coma, en una citación hecha por la bancada Victoria el pasado 26 de julio.

Camas para los próximos pacientes

El viceministro explicó que actualmente la red hospitalaria tiene una ocupación del 80 por ciento en camas para pacientes moderados, mientras que para los pacientes en estado crítico la ocupación actual es del 95 por ciento.

Médicos del Hospital Roosevelt han denunciado el colapso de ese centro en medio de la emergencia por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Andrea Domínguez)

 

A decir de Coma, si la población no respeta las disposiciones giradas para evitar el contagio, la posibilidad que muchas personas enfermen al mismo tiempo es alta y el sistema de salud no podrá atender estos contagios múltiples

Las cifras de Salud indican la existencia de 2 mil 387 camas para pacientes covid-19 y para atender a los posibles contagios proyectan tener al menos 3 mil 500 para mediados de agosto.

Sin embargo, implementar estas camas hospitalarias no es solo instalar el mueble per sé, sino también poner los gases medicinales como el oxígeno y contratar el recurso humano para la atención de estos pacientes.

Coma detalló que las camas serán instaladas en la red hospitalaria del país, que incluye el Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla; el de Quiriguá, Izabal, el hospital temporal de Zacapa y el hospital temporal del Parque de la Industria.

Unido a esto, el ministerio de Salud está por comprar 120 mil pruebas de antígeno que serán distribuidos en los hospitales y áreas de salud donde más casos reporten.

Además, Coma explicó que en los próximos días estarán sacando eventos de contratación de personal de Salud y compra de ventiladores.

Falta de oxígeno

Este 28 de julio, la empresa Productos del Aire que abastece a la red hospitalaria nacional y al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) señaló que los hospitales están a punto de quedarse sin oxígeno debido al vencimiento del contrato abierto 119-02-2017 en diciembre de 2019.

Aunque este contrato tuvo una prórroga de seis meses y permitió el suministro de gases médicos hospitalarios hasta junio.

Ante esto, la ministra Flores aseguró que su compromiso para que el oxígeno no falte en la red hospitalaria, siendo un suministro básico para la atención de pacientes covid-19 que dependen en su totalidad del oxígeno.

Creciente preocupación

 

“Si nos hubieran consultado a nosotros que somos los que atendemos pacientes cada día, se hubieran mantenido las restricciones y el toque de queda”, reaccionó el doctor Zagbred Zea de la Junta Directiva del Hospital Roosevelt.

El Roosevelt atiende en un 90 por ciento a pacientes críticos de covid y ante la alerta por un aumento de contagios, Zea se mostró preocupado ya que el problema constante es la falta de espacio para recibirlos.

“Sabemos a lo que nos enfrentamos, el problema es la falta de espacio, las pocas pruebas de detección del virus y la falta de personal médico, paramédico y de apoyo” dijo Zea.

Varias personas llegan al Hospital San Juan de Dios para realizarse la prueba de covid-19. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

 

“No toda la culpa es del ministerio de Salud, sino mucha incidencia la tiene la gente que todavía no creen que les pueda dar covid y salen sin mascarilla”, agregó.

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Salud del Congreso, el diputado Nery Mazariegos, dijo que aunque aparentemente hayan empezado a disminuir los contagios en la ciudad de Guatemala, en los municipios van en aumento.

“Nos hemos dado cuenta que el sistema de salud no está preparado, no han cumplido en proteger a sus trabajadores y creemos que esto será un caos, esperamos que la gente tome la responsabilidad personal de protegerse”, dijo.