Sputnik V: cuál es su efectividad, cómo funciona y qué peculiaridades tiene la vacuna rusa

La Sputnik V tiene 91.4% de eficacia y se caracteriza por ser de dos tipos diferentes de dosis.

Guatemala se une a países que usarán la Sputnik V como la principal vacuna contra el covid-19. (Foto: Hemeroteca PL)
Guatemala se une a países que usarán la Sputnik V como la principal vacuna contra el covid-19. (Foto: Hemeroteca PL)

Aunque ha empleado vacunas de otros laboratorios, Guatemala optó por la rusa Sputnik V para la compra más fuerte que se conozca hasta ahora para combatir el coronavirus aquí.

Inconforme con el mecanismo Covax y a la espera de conseguir otras marcas, la administración de Alejandro Giammattei ya pagó Q614.5 millones para abonar el 50% del gasto para 16 millones de vacunas.

Por lo visto, la Sputnik V será la que el sistema de salud aplicará a la mayoría de guatemaltecos, así que resulta conveniente repasar las características de esta vacuna que tiene sus raíces en el Instituto Gamaleya, fundado en 1891 y nacionalizado en 1919. Asimismo, forma parte de la herencia soviética y la tradición rusa por el impulso a las ciencias.

Lea más | Paso paso del registro de vacunación covid-19 en Guatemala

Cómo funciona
La clave de la Sputnik V está en un adenovirus -tipo de virus que suele producir infecciones leves como un resfriado-. Al introducirse en el organismo ese adenovirus modificado las células comienzan a producir proteína extra, específicamente la de tipo “S” del SARS-CoV-2, que ocasiona el covid-19, de acuerdo con Matilde Cañalles López y María Mercedes Jiménz Sarmiento, investigadoras científicas en un artículo publicado por The Conversation.

Una vez asimilado ese virus el cuerpo podrá reconocer el código genético del covid-19 y la amenaza que representa, pero a su vez aprenderá a combatirlo.

Nuestro sistema inmune reconocerá esa proteína como algo extraño y la recordará. Eso obedece a que el organismo humano puede generar anticuerpos contra ese adenovirus, pero los científicos rusos encontraron una solución en usar dos tipos de adenovirus humanos, uno diferente para cada dosis -la primera se denomina Ad26 y la segunda Ad5- en un espacio de 21 días. Así, la eficacia resulta muy alta, aunque la aplicación de una misma dosis dos veces también genera protección, de acuerdo con la BBC.

Recomendamos leer | Persiste desorden en proceso de vacunación de adultos mayores, mientras Salud no aclara cuándo comienza la fase 2

La vacuna puede almacenarse en refrigeradores de entre dos y ocho grados centígrados, con lo cual no requiere de una infraestructura especializada.

Las reacciones adversas han resultado leves, como cansancio, dolor en el brazo y fiebre.

Los estudios también han determinado buen efecto en grupos de edad y redujo la gravedad del covid-19 desde la primera dosis.

Según el instituto Gamaleya, la Sputnik V tiene 91.4% de eficacia, pero según The New York Times no está claro por cuánto tiempo puede dar protección y el nivel de anticuerpos y linfocitos T citotóxicos que dispara la vacuna podrían disminuir con el paso de los meses, pero el organismo activaría “células de memoria”, de tipo B y T, que retendrían información sobre el coronavirus durante años.

Guatemala se unirá entonces al uso de la Sputnik V como Venezuela, Nicaragua, Brasil, Irán, Argentina, Túnez y Pakistán, entre otros. En Europa, la Agencia de Medicamentos visitará Moscú esta semana para revisar los ensayos clínicos con miras a autorizarla y que la comunidad europea la pueda emplear.