Un mes después de inaugurado, el Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa recibe primeros pacientes

Según la Procuraduría de los Derechos Humanos, a la fecha solo hay diez médicos contratados y el mínimo que se requiere son 30.

Publicado el
Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa
El Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa fue construido con importantes aportes del sector privado para atender de manera exclusiva a pacientes de covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, fue inaugurado hace un mes por el presidente Alejandro Giammattei, pero hasta ayer empezó a atender pacientes, informaron autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

De momento, el centro asistencial atiende únicamente a pacientes de COVID-19. Después de la pandemia se prevé que la atención se amplíe para cualquier padecimiento.

Hasta el medio día de ayer, el hospital había atendido a una persona leve de San Lucas Tolimán, Sololá, y a dos graves que fueron ingresados al área de intensivo, según informó el director, Roberto Calvo.

El hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa funge como un “centro de costo” del Hospital Nacional de Escuintla, explicó Calvo. Esto quiere decir que depende administrativamente de éste, aunque tiene un presupuesto propio de Q48 millones 484 mil 871, del cual ya se ejecutó Q9 millones 671 mil 409.30 en contratación de personal, servicios, medicamentos y demás insumos, según el viceministerio de Hospitales.

Deficiencias

Zulma Calderón, defensora de la salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), realizó una visita el jueves. Uno de los hallazgos fue que solo hay 10 médicos contratados, cuando el mínimo requerido es de 30.

“Inicia con un número deficiente de médicos, porque tiene intensivo de adultos e intensivo de pediatría y la regla estándar nos indica que para los intensivos debe haber al menos un médico para tres a cinco pacientes”, explicó Calderón.

Según la verificación de la defensora de la salud, el área de intensivo de adultos tiene 12 camas y la pediátrica 20.

Otras deficiencias que detectaron fue que hasta el jueves no había medicamentos farmacia, en el área administrativa no había escritorios y aún no se contaba con un espacio para consulta externa, sino únicamente se colocó un furgón donde se realizan hisopados, dijo Calderón.

Consultado al respecto, el director Calvo respondió que desde abril se lanzaron convocatorias para contratar más médicos, pero las aplicaciones han sido escasas. Esto se debe, posiblemente, a que los salubristas tienen temor a que no se les pague el salario a tiempo por las noticias que han escuchado en medios de comunicación, dijo Calvo.  “Yo quiero romper ese paradigma pagándoles lo más pronto posible”, aseguró.

Asimismo, el funcionario comentó que no se tiene un área de consulta externa porque de momento el hospital solo atenderá a personas con covid-19. Posteriormente se tiene previsto habilitar dos cubículos para esto, dijo.

“El hospital está abierto para todo aquel que presente sintomatología. Hay una clínica donde el paciente llega y un médico lo atiende y dependiendo de lo que tenga le corre un hisopado. Si amerita se pasa a intensivo o a encamamiento”, explicó.

Donaciones

El Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa se construyó sobre un terreno que donó Centro Guatemalteco de Investigación y Capacitación de la Caña de Azúcar, cuyas medidas son de 9 mil 987 metros cuadrados. Su valor estimado es de Q2 millones 258 mil 727.20, según el acuerdo gubernativo 152-2020.

Asimismo, se donó equipo y mobiliario de Q7.64 millones por parte de los ingenios azucareros, según un comunicado de la Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua).

Una de las conclusiones de la PDH en una visita que hizo el 20 de septiembre fue que el MSPAS no contaba con un inventario que esclarecieran cuánto se había donado para el funcionamiento del Hospital y cuál era el monto que invirtió el Estado.

Al respecto, el artículo 7 del decreto 5-2020 establece que las donaciones que se recibieran en el contexto del Estado de Calamidad debían ser coordinadas por la Coordinadora Nacional de Reducción de Desastres (Conred).

Sin embargo, dicha entidad no cuenta con los registros. En una solicitud de información pública, la Conred únicamente reportó dos donaciones de las empresas Multiperfiles y MJM Mega Distribuidores S.A. de C.V. de México. Ambas eran en especie y sumaban Q534 mil 207.50.

Conred indicó que el MSPAS podía brindar más información sobre la donación del terreno. Al preguntar en el viceministerio de hospitales refirieron que todo fue gestionado por Centro de Gobierno y el director de este último, Miguel Martínez, reiteró que era la Conred la que registraba de forma oficial las donaciones.

Asazgua, por su parte, indicó que desconocen los procesos internos para el registro de los aportes, por lo cual no podían emitir opinión. “Esperamos que pronto estén actualizados los registros correspondientes a las donaciones que como Agroindustria Azucarera realizamos”, indicaron.

La asociación informó que se compraron más de 750 artículos para el equipamiento del centro asistencial, entre los que destacan ventiladores mecánicos, equipos para análisis de laboratorio clínico, ultrasonido y rayos x, cámaras cefálicas, incubadora, máquina de anestesia, sistema de imágenes por ultrasonido cardiovascular, lavadoras y secadoras industriales, entre otros.

Dificultades

El Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa inició operaciones un mes después de que se inaugurar a de forma oficial. Según Francisco Coma, viceministro de Hospitales, esto se debió a dificultades en el suministro de energía eléctrica, drenajes y el pozo de agua, pero aseguró que los problemas ya se solucionaron casi en su totalidad.

Hospitales temporales

Según la defensora de la salud de la PDH, Zulma Calderón, en las verificaciones a los hospitales temporales para atención de COVID-19 se han detectado hallazgos en común de índole administrativo.

En Hospital Temporal de Zacapa, por ejemplo, se verificó en las últimas insuficiente personal médico y problemas de infraestructura, ya que se encuentra instalado sobre un centro comercial y el área no está planificada para que funcionen servicios de salud.

“Sigue habiendo mismos problemas de falta de personal, falta de equipo y deficiencias en la infraestructura, así hemos venido desde hace meses. Es lo mismo que pasa con el Hospital del Parque de la Industria. Hasta hace dos semanas que hice el último monitoreo no habían pagado todavía al personal”, dijo Calderón.

De momento el único hospital que cuenta con una mejor calidad en el servicio, según la defensora de la salud, es el temporal de Quetzaltenango.

“De los hospitales temporales, el temporal de Quetzaltenango es el que está mejor cimentado. Es el único que desde el enfoque de acceso a la salud funciona como debe ser. Por supuesto, tiene debilidades, pero son más las fortalezas.  Eso se debe a que hay coordinación entre hospital temporal y regional de Quetzaltenango. Con eso han logrado agilizar procesos administrativos que hoy derivan en que ese hospital esté abastecido, tenga equipo y haya personal contratado”, afirmó.