Cada día son robados 700 celulares, según la SIT

En el 2013 el Congreso aprobó la Ley de Equipos Terminales Móviles, que pretendía disminuir el robo, y desde esa fecha han sido incluidos en la Base de Datos Negativa (BDN) de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) 779 mil 551 IMEI —identidad internacional del equipo móvil—.

Los celulares robados los venden a menos de la mitad del precio de un teléfono nuevo. Son ofrecidos en ventas formales o en la calle. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Los celulares robados los venden a menos de la mitad del precio de un teléfono nuevo. Son ofrecidos en ventas formales o en la calle. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

En los seis meses que van de este año ya suman 111 mil 120 teléfonos reportados. Esta cifra contrasta con las ocho mil 211 denuncias que ha recibido el Ministerio Público (MP) y los 490 casos documentados por la Policía Nacional Civil (PNC).

En los últimos tres meses del 2013, luego de la entrada en vigor de la ley, la BDN sumó 48 mil 476 IMEI, en el 2014 fueron 224 mil y 179 mil en el 2015. El promedio diario de robos, hurtos y extravíos oscila entre los 600 y 700 dispositivos móviles cada mes.

Advertir sobre robos

Según Nineth Montenegro, una de las ponentes de la normativa, el robo de teléfonos no merma porque las víctimas no denuncian, y lo perciben como un trámite innecesario. “No comprenden que si denuncian el robo ya no puede ser usado el aparato, y si no lo hacen puede ser empleado para intenciones oscuras vinculadas con mafias, pandillas y maras”, explicó.


La congresista calificó los celulares como un arma mortal, y consideró que a cuatro años de haberse aprobado la norma es necesario fomentarla por medio de la SIT.

Desde el 2014, las extorsiones han sido el delito que más auge ha cobrado; sin embargo, para que los delincuentes cometan ese ilícito utilizan móviles que fueron despojados de sus propietarios.

Wálter Menchú, experto en seguridad del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), afirmó que los celulares de gama alta tenían un alto costo, lo que hacía que las personas los buscaran, y eso motivaba el robo y venta de los mismos.

“Ahora, los smartphones son producidos de forma más barata. También se estima que la vida útil de un celular es de tres años, y luego vuelven a comprar otro”, refirió Menchú.

Denuncias y acciones

El jefe de la Fiscalía Metropolitana, Luis Archila, aseguró que el robo de celulares es un fenómeno que persiste. Sin embargo, las extorsiones han tenido más incidencia. “La ley causó impacto, pero la situación se sigue dando. Mientras haya manera de clonar o alterar los teléfonos, siempre estará el problema”, reconoció.

El fiscal indicó que algunos casos no prosperan porque a las personas solo les interesa comunicarse y tener un aparato, y las empresas telefónicas lo restituyen de manera inmediata.

El 21 de junio de este año, la Fiscalía Metropolitana e investigadores de la PNC realizaron allanamientos en un centro comercial de la colonia Atlántida, zona 18. Dos personas fueron capturadas en quioscos de venta de celulares.

Los comentarios están cerrados.

1