Volcán de Pacaya: Visitantes forman largas filas para presenciar el río de lava

Conred asegura que el Pacaya se puede visitar, pero recomienda extremar las precauciones.

Publicado el

Archivado en:

ConredVolcán de Pacaya
Numerosos visitantes acuden a ver el material volcánico al rojo vivo. (Foto de Jennifer Acevedo, divulgada por Conred)
Numerosos visitantes acuden a ver el material volcánico al rojo vivo. (Foto de Jennifer Acevedo, divulgada por Conred)

Al menos mil 600 personas acudieron este fin de semana al Parque Nacional Volcán Pacaya, Escuintla, para observar un nuevo río de lava que el cono expulsa desde una fisura que se formó el 29 de abril último. La mayoría de los curiosos, entre los cuales hay guatemaltecos y extranjeros, se concentraron en el Cerro Chino, en la parte noroeste del volcán.

De acuerdo con David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), los visitantes enfrentan varios riesgos en el lugar. Aunque no contabilizó ningún incidente este fin de semana, afirmó que los turistas corren peligro si se sitúan a menos de dos metros de distancia de la lava.

“La recomendación es que puedan llegar, pero no tan cerca. Las temperaturas de los flujos son de 600℃ a 800℃. Pueden caer o resbalarse, y sin mascarilla los gases afectan las vías respiratorias”. David de León, de Conred.

En contraste, Axel González, alcalde de San Vicente Pacaya, sostiene que no hay amenazas significativas para los turistas. A su criterio, el parque nacional ya hubiera cerrado si existiera un riesgo “considerable”.

“El peligro sería que alguien se pudiera caer sobre la lava, pero eso puede pasar siempre. Las instituciones ya nos hubieran dicho que es necesario cerrar el parque”. Axel González, alcalde de San Vicente Pacaya.

El Parque Nacional Volcán Pacaya reanudó sus actividades el 24 de abril, luego de que finalizaran erupciones continuas que duraron casi tres meses. Durante ese período, el coloso mantuvo en alerta a las aldeas El Rodeo y El Patrocinio, cuyas primeras viviendas estuvieron a 450 metros de distancia de la lava que registró un mayor avance.

Según Gilberth Funes, encargado de atención al turista del parque, los visitantes tienen prohibido acercarse a la fisura que se formó el 29 de abril. Menciona que en el lugar todavía no se puede acampar. “Tratamos de evitar en la medida de lo posible que las personas se acerquen demasiado a la fisura o el río de lava, porque las corrientes son impredecibles. A veces se ve que están petrificadas, y por debajo están al rojo vivo”, dijo.

Hasta este 16 de mayo, la Conred no ejecuta ningún plan de evacuación para los vecinos de las 22 comunidades cercanas al volcán. Sin embargo, de León comenta que los pobladores pueden desalojar sus viviendas y notificar a las autoridades “cuando lo consideren necesario”.

“Lo que buscamos es que la comunidad tome la decisión en su momento. Ellos conviven todos los días con el volcán y lo conocen mejor”, indicó.

El Pacaya es uno de los tres volcanes activos de los 32 colosos que hay en Guatemala. Los otros dos son el Volcán de Fuego y el Santiaguito, ubicados en el centro y oeste del país, respectivamente. La última gran erupción de un volcán en Guatemala fue el 3 de junio de 2018, cuando el de Fuego le arrebató la vida a 431 personas que vivían en sus alrededores.

Turistas presencian los ríos de lava del Pacaya. (Foto: Fernando Cabrera)