Corren riesgo 2,244 niños desnutridos

Al menos dos mil 244 niños menores de 5 años están en riesgo de morir, si no reciben atención adecuada, debido a que padecen desnutrición aguda severa, según registro de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) hasta el 8 de junio pasado.

Lusvin Ramírez, de 6 años, residente en Palo Verde, Jalapa, llegó hace ocho días al Centro de Recuperación Nutricional porque padece de desnutrición aguda severa.
Lusvin Ramírez, de 6 años, residente en Palo Verde, Jalapa, llegó hace ocho días al Centro de Recuperación Nutricional porque padece de desnutrición aguda severa.

Esos niños representan el 34 por ciento del total que padece desnutrición aguda, que hasta la misma fecha es de seis mil 707.

Luis Enrique Monterroso, jefe de la Sesán, dijo que el 34 por ciento requiere mayor atención, y que se encuentra en áreas geográficas afectadas por la canícula prolongada o por exceso de lluvias durante el año pasado.

El Sistema de Información Gerencial de Salud (Sigsa) revela que las áreas con tasas más altas de desnutrición aguda severa son Chiquimula, Jutiapa, Jalapa, Zacapa, Escuintla, Santa Rosa, Petén norte, Petén suroriental, Quetzaltenango, Retalhuleu, El Progreso, Ixcán, Guatemala central y Huehuetenango.

Estos lugares coinciden con los que el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología detecta con complicaciones climáticas para este año, por lo que la situación podría empeorar.

“Lo que debemos tener es una presencia más intensa en esas áreas, para que no vaya a suscitarse ningún deceso. Estamos haciendo un trabajo intenso, que permite ubicar más casos porque estamos con una búsqueda activa”, aseguró Monterroso.

Números diferentes

El Pacto Hambre Cero trabaja para contrarrestar la desnutrición aguda en 213 municipios de los 334, pero esos no corresponden a todas las áreas registradas con la crisis.

Al consultarle a Monterroso sobre ese aspecto, indicó: “Estamos haciendo un listado de áreas en concreto, de lugares y familias”.

En el número de niños fallecidos por desnutrición aguda también hay diferencias.

Según Monterroso, el sistema de clasificación internacional de enfermedades, que se trabaja cada semana con el Ministerio de Salud, registra 48 casos confirmados y 28 en investigación.

Prensa Libre solicitó las estadísticas de fallecidos al Ministerio de Salud, y la respuesta fue enviada en dos correos electrónicos recibidos con 50 minutos de diferencia.

En el primero se registraban 43 muertes en Alta Verapaz, 15 en Guatemala y 20 en Sacatepéquez, entre otros, para un total de 148 en el año.

En el segundo correo, las cifras eran de tres en Alta Verapaz, dos en Guatemala y dos en Sacatepéquez, para 51 muertos por desnutrición aguda.

La explicación del cambio de datos es que “luego de revisión por parte de coordinación” se hizo la corrección.

Moisés Chen, director del Área de Salud de Alta Verapaz, indicó que allí tienen un registro de 15 fallecidos, de los cuales tres están confirmados y el resto en sospecha.

El jefe de la Sesán dijo que las muertes que han contabilizado son las que propiciaron la alerta para mayor intervención en esas regiones.

Coordinación

Ayer Prensa Libre dio a conocer sobre la muerte, a causa de desnutrición aguda severa, de Lesly Fabiola Umaña Pérez, de 9 meses, quien fue atendida en dos ocasiones en la Sección Nutricional del Hospital Nacional de Jalapa. En este se recuperan otros siete niños.

El 6 de junio falleció Elvis Dany Morales Pérez, de 4 meses, quien estaba recluido en el Hospital Nacional de Occidente porque padecía el mismo tipo de enfermedad, aunado a meningitis.

Monterroso explicó que en algunos casos las muertes ocurren a causa de salidas contraindicadas o complicaciones porque al llevar a los niños a los centros de atención el problema ya está avanzado.

“En repetidas ocasiones hemos coordinado con la Procuraduría General de la Nación, la Procuraduría de Derechos Humanos y con el Ministerio de Salud, para poder rescatar” a los infantes, refirió el funcionario.

El jefe de la Sesán resaltó que para salvar a estos infantes “se tiene que pasar la barrera de la resistencia poblacional, en algunos casos fundamentada por el machismo, porque en ocasiones lo que impide que se movilicen los niños es que el hombre, jefe de familia, no permite que la madre los lleve al centro de recuperación nutricional porque tiene más hijos que cuidar”.

Datos sin actualizarse

Maritza de Oliva, oficial de nutrición del Programa Mundial de Alimentos, dijo que  no tienen datos actualizados de niños con desnutrición aguda, pues el Ministerio de Salud dejó  de enviarles esa información. Aseguró que ya la pidieron por medio de un oficio, pero no la han recibido.

No manejan cifras

En las oficinas del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia  (Unicef), informaron que no tienen datos sobre la cantidad de niños con desnutrición aguda severa. La persona que atendió el teléfono explicó que las cifras que manejan se toman de la Encuesta de Salud Materno Infantil.