Crisis no afectará al país

Édgar Barquín, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y de la Junta Monetaria (JM), afirmó ayer que la crisis europea no afectará de manera directa al país y llamó a los agentes económicos a guardar la calma.

Édgar barquín     conversa  con las editoras Maricela Herrera   y Doménica Velásquez, en Diálogo Libre.
Édgar barquín conversa con las editoras Maricela Herrera y Doménica Velásquez, en Diálogo Libre.

Durante el programa Diálogo Libre, que se transmite por www.prensalibre.com, Barquín explicó que a la zona euro solo se exporta el 6 por ciento de las ventas guatemaltecas.

Sin embargo, afirmó que mantienen vigilancia sobre la evolución de esa situación.

El presidente del banco central expresó que los principales indicadores económicos son estables y que ese comportamiento refleja firmeza de la capacidad del país para enfrentar un posible impacto externo.

¿Cuál es la situación de la crisis europea?

Hay problemas en la zona euro y no se ve una luz al final del túnel. Grecia tiene problemas con su deuda soberana, y en el caso de España no se vislumbra cómo poder salir, a pesar de que la comunidad europea trata de solventar esos problemas.

Para resolver esas dificultades se va a llevar entre ocho y 10 años, y eso genera una desaceleración —ritmo de crecimiento menor— de la economía mundial.

¿Cuál es el impacto para Guatemala?

El país no depende de la zona del euro. El comercio exterior con ellos apenas alcanza el 6 por ciento, y los principales productos de exportación hacia ese continente son comestibles.

Si hubiese algún impacto por la crisis de Europa podría venir desde los efectos que esta cause en EE. UU.

¿Por qué?

Guatemala depende económicamente de EE. UU., ya que el 42 por ciento de sus ventas totales van a ese destino.

Además, las líneas de crédito del exterior que vienen para otorgar préstamos al sector productivo, el turismo y el 99 por ciento de las remesas familiares vienen desde Estados Unidos, por lo que la relación que tiene Guatemala con Europa es muy poca y de manera directa no vamos a tener un mayor impacto.

El impacto va a depender del comportamiento que tenga la crisis para EE. UU.

¿Cómo está la situación de EE. UU.?

Observamos una mejora en su economía. A principios del año el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimaba un crecimiento económico de 1.9 por ciento y recientemente lo revisó al alza en 2.2 por ciento.

Además, la Reserva Federal —banco central de EE. UU.— proyecta que van a crecer más que lo calculado por el FMI.

Por lo consiguiente, si a EE. UU. le va bien, en esa medida a la economía de Guatemala también le va a ir bien.

Si la crisis en Europa no nos impacta, ¿entonces eso puede representar una oportunidad para Guatemala?

Dentro de las crisis hay oportunidades, y Europa deja espacios en EE. UU. y son espacios que los exportadores guatemaltecos pueden aprovechar, como es el caso de China.

China ha aumentado su demanda interna y ha dejado de suplir a EE. UU., y ahí es donde puede entrar Guatemala o la región latinoamericana.

Siempre estarán esas oportunidades, y los agregados comerciales deben trabajar y apoyar al sector empresarial grande, mediano y pequeño, enviando información para que se aproveche.

Además, los empresarios deberían acudir al Ministerio de Relaciones Exteriores para requerir información de esos países y buscar oportunidades de negocios.

¿La crisis puede afectar a otros socios comerciales cercanos a Guatemala?

La economía de México está ligada a EE. UU., y si a ellos les va bien, también a Guatemala.

A Dios gracias la economía de EE. UU. viene desempeñándose con un nivel moderado, luego de haber salido de la crisis del 2008.

Hay inversionistas que prefieren esperarse un poco, a fin de que se aclare esa incertidumbre de Europa, pero el crecimiento de EE. UU. beneficiará a Guatemala y al resto de países de la región.

¿Cuál es el desempeño de los principales indicadores económicos?

Hay indicadores primarios y secundarios. Por ejemplo, es positivo lo que el Instituto Nacional de Estadística informó hoy —ayer— respecto de que la inflación —aumento generalizado de precios— fue de 3.90%, ya que demuestra que está debajo de la meta establecida.

Otro indicador es el monto de las Reservas Monetarias Internacionales, que a la fecha suman US$6 mil 800 millones —Q53 mil 244 millones—, que equivalen a cuatro meses de importaciones y que dan los fundamentos para mantener la estabilidad cambiaria en el país.

Además, el crecimiento interanual del crédito bancario es de 15.2 por ciento, lo que refleja un dinamismo en la actividad económica.

Por aparte, la oferta monetaria se mantiene en niveles programados, y el déficit fiscal cerraría este año en 2.4%, congruente con la estrategia de consolidación fiscal.

Otro elemento es la liquidez y solvencia del sistema bancario y financiero.

¿Cuál es el cálculo de inversión extranjera directa para el 2012?

Se espera una inversión de US$1 mil millones. Las autoridades del Ministerio de Economía impulsan las inversiones y esperamos efectos positivos a mediano plazo y el próximo año.

Entre los sectores con mayor potencia de inversión están el minero, petrolero, turismo e hidroeléctrico.