Urge la fiscalización de candidatos

En Decisión Libre, los invitados coincidieron en que para transparentar el gasto de campañas políticas se debe extender la fiscalización a los candidatos y no a las organizaciones.

Los politólogos Jonathan Lemus y Édgar Pereira, durante el programa Decisión Libre, que se transmite por prensalibre.com, conversan con los periodistas Geovanni Contreras y Álex Rojas acerca del financiamiento de los partidos.
Los politólogos Jonathan Lemus y Édgar Pereira, durante el programa Decisión Libre, que se transmite por prensalibre.com, conversan con los periodistas Geovanni Contreras y Álex Rojas acerca del financiamiento de los partidos.

Sean farmacéuticas o contratistas, las empresas que financian a partidos políticos se ven premiadas con contratos cuando estos llegan al poder. Además, hay organizaciones que no reportan todo el dinero que reciben, lo que levanta sospechas sobre la procedencia de los recursos.

Para evitar esa situación, los politólogos Édgar Pereira, del Instituto Centroamericano de Estudios para la Democracia (Demos), y Jonathan Lemus, independiente, sugieren fortalecer al Tribunal Supremo Electoral (TSE), para tener control sobre los candidatos y no solo de los comités ejecutivos de los partidos.

¿Por qué es importante controlar el gasto de un partido político en campaña?

Pereira: El controlar las campañas electorales lo que permite es garantizar que las personas que hagan gobierno no tengan compromisos adquiridos con los financistas, porque entonces, cuando están financiados, pierden autonomía en la toma de decisiones, tienen que pagar el favor que les hicieron. Por eso es necesario que haya la menor cantidad de compromisos

Lemus: Es importante hacer la diferenciación, porque se ha hablado la necesidad de eliminar el financiamiento privado a las campañas para poder restar esa influencia. Considero que tenemos que ser cautos en cuanto a las propuestas. Yo pienso que tenemos que tener un modelo de financiamiento privado que sea fiscalizado por el TSE y que las propuestas que se hagan de reformas a la Ley Electoral, en vías de esa transparencia.

¿Cuáles son los sectores que más se han beneficiado del financiamiento cuando los partidos llegan al Gobierno?

Pereira: Muchas veces no se notan los favores sino hasta en la obra pública que se ejecuta en el interior del país, en el Listado Geográfico de Obras para los consejos de Desarrollo, porque se ha desarrollado una autonomía de esos políticos que llegan al poder. En sus manos está el listado de obras, ellos pueden asignar, ejecutar las obras, y tienen controlado al alcalde y Cocodes donde van a estar las obras, y se vuelve un círculo vicioso a la hora de manejar el dinero.

Lemus: En esta coyuntura no todos los empresarios que financian a un partido político tienen una mala intención. Tenemos que diferenciar el financiamiento privado y el que se hace con un objetivo en particular. Hay una tendencia de que hay políticos que ni siquiera pagan favores a otros financistas, sino a ellos mismos, porque solamente le dan vuelta a ese dinero, hacen un negocio con el Estado, les queda un buen margen de ganancia, lo utilizan para su campaña política y así se va generando esa riqueza.

No todo el financiamiento privado es malo, hay financiamiento privado que, si es transparente, es muy bueno y legítimo, pero este financiamiento que viene de ilícitos y corrupción es el que tenemos que atacar.