Guatemala No Se Detiene

Cómo una super bolsa de empleo haría más fácil conseguir trabajo en Guatemala

Urge promover mecanismos que ayuden a los guatemaltecos a encontrar oportunidades de empleo y de capacitación para reducir el tiempo promedio del desempleo de seis meses.

|

Actualmente, en Guatemala, existe una desconexión entre quien busca el trabajo y el empleador. (Foto Prensa Libre: Freepik)

Actualmente, en Guatemala, existe una desconexión entre quien busca el trabajo y el empleador. (Foto Prensa Libre: Freepik)

Si una empresa necesita contratar tres pilotos, dos auxiliares de contabilidad y una secretaria, es probable que acuda a canales de comunicación propios, a un head hunter y/o a alguna plataforma virtual especializada de talento. Lo cierto es que hoy no existe una base de datos nacional fiable y actualizada que sea un punto de conexión entre trabajadores y empleadores.

Por el contrario, las estadísticas de la oferta y la demanda de empleo en el país son dispersas y desactualizadas. “Promover mecanismos que ayuden a los guatemaltecos a encontrar oportunidades de empleo y de capacitación es vital para reducir el tiempo promedio del desempleo de seis meses”, señala Lisardo Bolaños, coordinador técnico de Guatemala No Se Detiene.

Este tema es sintomático en América Latina. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la región es escasa la información sobre las oportunidades laborales, y se encuentra dispersa lo que dificulta “alinear los perfiles y expectativas de empleadores y personas”, y eleva los costos de la búsqueda de empleo y las contrataciones.

Existe consenso en que el Intecap es una de las instituciones llamadas a homologar criterios por ser una plataforma que cuenta con información de la formación y la capacitación de las carreras que cuentan con demanda. “Son los que tienen la posición clave para generar programas” señala Bolaños.

El arte de reclutar

El mismo BID diagnosticó la eficacia de servicios nacionales de empleo como el mexicano como “procesos incipientes”, añadiendo que, “quienes encontraban trabajo era por medio de familiares y amigos, llegando a las empresas de forma directa o consultando los anuncios en periódicos”.

“Es necesario promover un protocolo para que las empresas privadas compartan información mínima para que el trabajador pueda saber que puede encontrar la información en otros sitios electrónicos sobre el tipo de empleo que le interesa” añade Bolaños.

Justamente, las plataformas para reclutar personal cambiaron bastante la forma de buscar empleo, pero aún muchos se enteran por referencias personales, explicó Ligia Chinchilla, líder de la mesa de capital humano de Guatemala No Se Detiene. Esas plataformas se volvieron el vínculo entre el contratante y el contratado, pero la intermediación que realizan tiene un costo, comentó.

Algunas redes y plataformas en las que realizan esta tarea son Linkedln —para profesionales—, CompuTrabajo, Tecoloco, Manpower, Transdoc, Miscorp, SmartTalent, QuieroAplicar, OpcionEmpleo, UnMejorEmpleo; Just Link, y otras incluyendo WhatsApp y Facebook. En esta última, el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap) y algunas cámaras empresariales publican vacantes que reciben de empresas.

Ingrid Armas, fundadora de Yolaboro.net comentó que hay industrias que precisan entrevistas presenciales, pero en la mayoría de los procesos de selección se utilizan herramientas virtuales para registrarse, aplicar y realizar entrevistas.

“Reclutar en Guatemala es un arte”, dijo Armas debido a la falta de estadísticas del mercado de trabajo, que cuando aplican para un puesto algunas personas no cumplen con todos los requisitos y por el otro lado, las empresas abren plazas muy específicas o con muchos detalles para calificar, además de factores como la empatía y el estilo de trabajo para poder vincularse a un trabajo.

En el país hay gran demanda de empleo, hemos visto que en poco tiempo llegan hasta más de 80 candidatos para un puesto, que desde que se abre la oportunidad se logra ocupar en un promedio de seis a siete semanas, explicó Armas, al estimar desde que alguien queda desempleado, tomará cerca de seis meses para ocuparse a partir de entrar a bolsas de empleo, entregar su CV (currículum vitae) en las empresas por referencias personales.

Las estadísticas del mercado laboral son cambiantes, se desactualizan cada día, y en el país está bastante segmentada, opinó Chinchilla al reconocer que el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) está avanzando con temas como la obligación de reportar los contratos, aunque el problema es que los expedientes solo se refieren al mercado formal, son cifras similares a las que publica el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Es decir que el 75% del empleo que está en el mercado informal no está registrado, una situación que, cuando el Mintrab implemente completamente el Sistema de Información del Mercado Laboral (Simel), con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se podrá mejorar, consideró Chinchilla.

Actores del mercado

En México, el BID encontró la participación de los servicios públicos, servicios particulares como agencias de empleo privadas y las organizaciones de la sociedad civil que se involucran en procesos de intermediación.

En Guatemala, la cartera de Trabajo puso a disposición el portal https://tuempleo.mintrabajo.gob.gt, una herramienta gratuita para vincular la oferta y la demanda laboral, y desde 2017 se empezó a implementar las Ventanillas Únicas Municipales de Empleo (Vume).

De acuerdo con el Servicio Nacional de Empleo están activas 60 ventanillas que operan con presupuesto municipal para salarios y gastos administrativos, a lo que se suma el acompañamiento del Mintrab para facilitar el acceso a los programas de empleabilidad a fin de que las personas encuentren las oportunidades sin tener que viajar a la cabecera departamental.

Con las ventanillas se han captado más de 2 mil 400 plazas y se ha detectado la dificultad de quienes buscan empleo para cumplir con el perfil ocupacional de una oferta proviene de sectores como dotación de personal, restaurantes, servicios financieros y comercio.

Las personas registradas en el portal Tu Empleo, hasta noviembre pasado, fueron 4 mil 802, siendo el 54% de hombres y el 86% jóvenes entre 18 y 30 años, lo que refleja según el Sistema Nacional de Empleo que en su mayoría son personas que no han logrado acceder al mercado laboral para su primera experiencia de trabajo y fortalecer su perfil ocupacional.

Aunque Tu Empleo es un avance, Chinchilla sostiene que falta mayor interacción con programas estatales de becas, primer empleo y oportunidades de capacitación para quienes buscan trabajo.

Está en construcción la Red Nacional de los Servicios Públicos de Empleo, que incluye las Vumes y las sedes departamentales del Mintrab para facilitar el acceso al mercado laboral a través de un servicio público y gratuito.

Algunas de las compañías de intermediación de talento humano se integran en una gremial y el Mintrab habilitó el año pasado el registro electrónico de reclutadores de personal para laborar en el extranjero, sin embargo, los reportes estadísticos son privados y las empresas los utilizan para generar métricas internas.

Según el Sistema Nacional de Empleo, cuatro de cada diez personas usuarias de los servicios en la VUME culminaron el nivel académico diversificado, mientras que aproximadamente dos de 10 tiene estudios solo en nivel básico.

Las VUMES con mayor afluencia de personas orientadas para la búsqueda de empleo que requieren dichos servicios están en los municipios de Mixco, Villa Nueva, Estanzuela, San José Pinula y Guastatoya.

Crear comunidad

Para Chinchilla es evidente la necesidad implementar el Simel —que integraría la recolección  y compilación de datos e información; archivo central de información; capacidad y herramientas analíticas, y mecanismos y redes institucionales— con la participación de diferentes entidades, como el Banco de Guatemala, la Superintendencia de Administración Tributaria, el Instituto Nacional de Estadística, el IGSS, el Intecap y los ministerios de Educación; Desarrollo Social; Economía y de Agricultura.

Esto permitirá cruzar bases de datos de todas las entidades públicas y mejorar la información del mercado laboral, pero el mayor avance se lograría “creando una comunidad” desde un portal público que presente la oferta y la demanda de empleo, que además ofrezca oportunidades de capacitación a los interesados en trabajar, información de becas, y no se tengan intermediarios enlas contrataciones, agregó la coordinadora de la mesa de Capital Humano de GNSD.

Hay experiencias en la región como los portales de futureup.com en Costa Rica, administrado por la oficina de atracción de inversiones CINDE con el apoyo del BID, y en México https://capacitateparaelempleo.org/ de la Fundación Carlos Slim.

Para Armas se puede crear el portal público, pero la gestión debe estar a cargo de privados, las empresas que ya administran portales de empleo son las que tienen experiencia en realizar perfiles y vincular a las personas con las empresas.

Sería difícil manejar desde el Estado un portal tan grande, indicó Fredy Gómez, director de Cardinal, por lo que sugiere que se encuentre un mecanismo para homogenizar las plataformas que existen, puesto que es más fácil convivir con múltiples sistemas en el que el sector público sea un participante más.

Lo cierto es que, el verdadero reto que encara Guatemal0a, es sobre cómo tomar decisiones del mercado laboral, desde sobre qué temas capacitar hasta cómo se genera empleo.

Encuentre más de Guatemala No Se Detiene en nuestros canales de video de Prensa Libre y Guatevisión, un contenido en alianza enfocado en periodismo de soluciones.