Banquero brasileño revela detalles de las cuentas a las que Odebrechet transfirió US$12 millones para Alejandro Sinibaldi

Por videoconferencia, Marco Antonio Bilinsky declaró como testigo en el juicio contra tres acusados por la Fiscalía de ser los representantes de entidades de cartón vinculadas a exministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda.

Archivado en:

Caso Odebrechtjusticia
Por videoconferencia, desde Brasilia, declara el banquero Marco Antonio Bilinsky en el juicio del caso Odebrecht. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Por videoconferencia, desde Brasilia, declara el banquero Marco Antonio Bilinsky en el juicio del caso Odebrecht. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El brasileño, propuesto como testigo por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), explicó que fue designado para abrir las cuentas en Antigua y Barbuda.

El testigo compareció en la Embajada de Guatemala acreditada en Brasilia, Brasil. El embajador, Julio Armando Martini Herrera, fue la autoridad guatemalteca para acreditar la legalidad de su testimonio durante el debate.

Fue necesaria la ayuda de tres intérpretes para facilitar la traducción del español al portugués. “Hable puntual, pausado y sea directo con sus respuestas. Que nadie más que el intérprete le hable al testigo”, se refirió la jueza Barrios.

Bilinsky explicó al Tribunal de Mayor Riesgo A, presidido por Yassmín Barrios y acompañado de los vocales Patricia Bustamante y Gelvi Sical, que fue la persona que abría las cuentas en el Meinl Bank en Antigua y Barbuda para la recepción del dinero de la constructora brasileña.

Las cuentas fueron creadas por petición del brasileño Marcos Machado, representante de la empresa, indicó. El banquero explicó que toda la información la recibió a través de correos electrónicos.

“En total las cuentas recibieron US$12 millones provenientes de Odebrecht”, declaró el testigo.

Los acusados en este debate son Juan Ignacio Florido, por lavado de dinero; Jorge Eduardo Antillón Klüssmann y Juan Molina Coronado (abogado del prófugo Sinibaldi Aparicio), por asociación ilícita y lavado de dinero u otros activos.

Lee también: Exmagistrado Gustavo Mendizábal en el banquillo de los acusados

Los señala

El fiscal Hugo González lideró el interrogatorio para Bilinsky. Las preguntas técnicas se refirieron al tiempo en que trabajó en abrir las cuentas y a la forma habitual en que se crea la cuenta y la importancia del caso, los beneficiarios, entre otros detalles.

“Se le enviaba al cliente los formularios por correo electrónico. Esto para saber si estaba de acuerdo con la apertura de las cuentas. Las firmaba y enviaba el documento”, aseguró el testigo.

En una de las cuentas relacionadas con empresas de cartón y offshore que utilizó Sinibaldi Aparicio -con orden de aprehensión- fue designado como beneficiario Juan Arturo Jegerlehner Morales, concuño del exministro y colaborador eficaz de este caso.

Por videoconferencia desde Brasilia, Brasil, el banquero Marco Antonio Bilinsky declaró en el juicio del caso Odebrecht contra tres acusados. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

 

El banquero explicó que en otra cuenta el beneficiario era Antillón Klüssmann. “Sí, él la utilizaba y tenía US$10 mil”, tradujo el intérprete. En la sala de audiencias el acusado que mencionó el testigo estaba cerca de los jueces y se le observó anotando en hojas en blanco.

Otra cuenta estaba vinculada al acusado Molina Coronado en la que fueron depositados US$1.2 millones, dijo el testigo. También recordó a Florido y al acusado Diego Chacón Yurrita, quien fue separado del juicio la semana pasada debido a que estuvo enfermo y la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) evitó trasladarlo desde la cárcel militar Mariscal Zavala a la Torre de Tribunales.

 

Reunión

El banquero dijo que viajó en una oportunidad a Guatemala y se reunió con Machado y Molina Coronado. “Recuerdo que fue la única vez que viajé y estuve en un lugar que no fuera sede de la constructora Odebrecht”, dijo. El fiscal recordó que la reunión fue en una oficina de Sinibaldi, en la zona 10 capitalina.

“En la reunión estuvo Juan Molina Coronado. En una visita a Guatemala estuve en una oficina. Fue la única vez que visité una oficina que no fuera de Odebrecht”, declaró el testigo.

  • Interrogatorio

-¿Supo el origen del dinero?, cuestionó el fiscal Hugo González

-Eran recursos provenientes de Odebrecht, respondió el banquero Marco Antonio Bilinsky.

-¿Cuál era el mecanismo para las transacciones de dinero?, inquirió González

-Después de abrir la cuenta y estar autorizada, el interesado hacía el requerimiento o solicitud de transferencia del dinero, era, también, para otras cuentas.

Lee además: Conclusión del hijo del presidente Jimmy Morales se centra en supuestos errores de la acusación

Solo por correo

Un aspecto de la declaración de Bilinsky fue que respondió “no” a las preguntas si conocía a cada uno de los acusados así como a Sinibaldi Aparicio y a Manuel Baldizón, quien fue candidato a la presidencia por el cancelado partido Libertad Democrática Renovada (Líder).

Esto obedece a que todas las comunicaciones las hizo vía electrónica, afirmó. En relación a Baldizón, la investigación obedece a que Sinibaldi Aparicio le pidió a la constructora que depositara US$900 mil a la campaña del también exdiputado.

 

Documentos

La jueza Barrios les pidió a los fiscales que le mostraran al testigo los documentos del caso que sustentan la acusación del blanqueo de capitales.

Entonces la fiscal Leslie Rosales le mostró a Bilinsky los documentos originales que remitió Meinl Bank y los proyectó para que el testigo los identificara y comprobara que fueron los que utilizó para abrir las cuentas.

 

El testigo reveló que en las cuentas que abrió fueron depositados US$12 millones de sobornos de la constructora Odebrecht. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Detalles

El juicio comenzó el 8 de julio pasado. Ya declaró el perito Deimer Meléndez Cardona, quien recordó a los jueces que Sinibaldi negoció coimas con la empresa brasileña, que, con el relato del banquero, se podría confirmar la forma y los montos.

La investigación del caso surgió por el avance del proceso denominado Construcción y Corrupción, que reveló una estructura criminal liderada por Sinibaldi Aparicio, quien gestionaba cobros ilegales a cambio de realizar los desembolsos a las entidades contratistas.

Estos cobros, según se ha documentado en la investigación, consistían en porcentajes que oscilaban entre 5% a 15% del valor de las obras. Una de las entidades que tenía contratos con el Ministerio de Comunicaciones era la constructora Norberto Odebrecht S.A.

En una investigación difundida el 21 de diciembre de 2016 por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos se vinculó a la constructora brasileña con la entrega de sobornos a funcionarios públicos de 12 países, incluida Guatemala.

Las investigaciones de la justicia brasileña condujeron a la ubicación de cuentas bancarias en el extranjero, las cuales utilizaba el Grupo Odebrecht con el fin de realizar los pagos ilícitos relacionados con los contratos firmados.

La Contraloría General de Cuentas realizó un examen especial de auditoría a los aspectos financieros, de cumplimiento y gestión, al contrato adjudicado a la empresa Constructora Norberto Odebrecht, S.A, y estableció la posible comisión de ilícitos, por lo que se presentó la denuncia en la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), del Ministerio Público.

El caso Construcción y Corrupción reflejó los primeros indicios de entidades vinculadas con Sinibaldi Aparicio que actuaron en contubernio con la entidad Norberto Odebrecht.

Tal como demuestran las investigaciones en la región latinoamericana, esta firma realizó prácticas ilícitas por medio del pago de sobornos en los contratos en los que participó.

Contenido relacionado

1