Bus que intentó explotar la “Rancherita” tenía registros alterados

Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias la Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera enfrenta juicio por asesinato en grado de tentativa. Ambos están acusados de haber participado en la detonación de una bomba en un autobús en la zona 7 que dejó a siete heridos.

El Tribunal Décimo Penal escuchó a los primeros peritos y testigos en el juicio a Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias la Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
El Tribunal Décimo Penal escuchó a los primeros peritos y testigos en el juicio a Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias la Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

El Tribunal Décimo Penal, integrado por Eduardo Maldonado, Vilma Paredes y Magda Martínez, escucharon a los primeros testigos y peritos en el debate a la pareja acusada de haber explotado una bomba en un autobús de la ruta 32.

Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias la Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera se abstuvieron de declarar cuando los jueces le otorgaron la palabra para defenderse de la acusación de asesinato en grado de tentativa.

Durante los alegatos y la declaración de los primeros peritos y testigos a los jueces les sorprendió que el bus donde explotó la bomba, el 25 de enero pasado en la colonia Quinta Samayoa, zona 7, carecía de documentos.

Un peritaje del experto Marvin Giovanni Colón Valenzuela, de la Fiscalía demostró que el número del motor estaba alterado, así como la serie. “Esto no puede ser. Si se quería pagar algún impuesto ante la SAT (Superintendencia de Administración Tributaria) no se puede. Se toma nota del peritaje para los trámites correspondientes”, dijo el juez Maldonado.

Lesiones

Los médicos Alex Trigueros y Juan Bran Carrillo recordaron al Tribunal las lesiones que sufrieron los pasajeros cuando explotó la bomba en las manos de Juárez Argueta, a quien le amputaron los brazos en el Hospital Roosevelt.

Lee también: Exalcalde de Chinautla es absuelto de tres delitos porque “no hubo pruebas”

La tesis de la Fiscalía es que la Rancherita junto con Xiloj Rivera integran un grupo de pandilleros que habían amenazado a los conductores de la ruta para el pago de extorsiones semanales. El monto no fue cuantificado.

Ese día, la pareja viajaba en una motocicleta y alcanzaron el autobús cuando el chofer dispuso a subir pasajeros. Juárez Argueta abordó la unidad con la bomba en la mano y fue el ayudante quien la empujó momentos antes de la detonación.

Después, la Rancherita corrió unos metros, aunque ya no pudo escapar porque uno de los pasajeros la sujetó cuando estaba por acomodarse en la motocicleta que usó Xiloj Rivera para escapar.

Pidió perdón

A pesar de su silencio en el debate la Rancherita volvió a disculparse por sus actos como lo hizo el pasado 14 de mayo cuando fue enviada a juicio. “Solo le pido perdón al pueblo de Guatemala”, dijo.

 

 

Contenido relacionado

0