Condenados por muerte de detective y otros hechos deberán pagar Q40 mil y Q60 mil como reparación digna

Prensa Libre fue el único medio que documentó la resolución de la audiencia donde comparecieron tanto los familiares del fallecido detective José Miguel Mérida Escobar, quien adelantó pesquisas por la muerte de la activista Myrna Mack en 1990, así como los parientes de otras dos víctimas a quienes culparon por el asesinato.

Helen Mack Chan declaró por el asesinato de un detective en 1991 que investigó la muerte de su hermana Myrna. Atrás escuchan los acusados. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Helen Mack Chan declaró por el asesinato de un detective en 1991 que investigó la muerte de su hermana Myrna. Atrás escuchan los acusados. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

El Tribunal de Mayor Riesgo D, presidido por la jueza Sara Yoc, acompañada de los jueces vocales Estuardo Morataya y Wendy Coloma, avaló la reparación digna a los familiares de tres víctimas después de la condena a cuatro exdetectives de la extinta Policía Nacional (PN).

Los jueces fijaron el monto de Q20 mil como reparación digna para los parientes de cada víctima, tal como lo solicitó la Fiscalía especial del caso, a cargo de Jorge García.

Durante el debate los jueces comprobaron con diversas pruebas, testimoniales y documentales, el asesinato a balazos de José Miguel Mérida Escobar, quien integró la extinta PN y adelantó las pesquisas por la muerte de la antropóloga Myrna Mack en 1990.

También la desaparición de Alfredo de Jesús Guerra Galindo y la muerte de Gonzalo Cifuentes Estrada, a quienes inculparon con la muerte de Mérida Escobar.

Reparación

Los exdetectives Martín Alejandro García Mejía, Julio David López Aguilar y José Miguel González Grijalva, ahora condenados por los hechos, deberán pagar Q60 mil por los tres casos.

Alberto Encarnación Barrios Rabanales debe pagar Q40 mil -Q20 mil a la familia de Mérida Escobar y Q20 mil a la de Guerra Galindo-.

Comparecen las madres

En la audiencia compareció María Rosario Galindo Xiloj, madre de Alfredo; Celestina Estrada Sánchez, mamá de Gonzalo; y Ever Obdulio Mérida, hermano de José Miguel.

Ninguno se pronunció por los hechos y solo agradecieron haber  condenado a los responsables de los hechos.

Le puede interesar: Avanzan los 10 antejuicios contra diputados señalados en el caso Asalto al Ministerio de Salud

Para el Tribunal la reparación está en ley y manifestaron que esta no traerá a sus familiares a la vida, pero es parte de un proceso penal.

Los defensores estuvieron en desacuerdo y explicaron que al tener la sentencia íntegra, el próximo 14 de agosto, prepararán la apelación respectiva.

La condena

El pasado 6 de agosto el Tribunal condenó a los cuatro exdetectives de la extinta PN por la muerte del detective Mérida Escobar, quien adelantó pesquisas por la muerte de la activista Myrna Mack en 1990.

El exdetective Alberto Encarnación Barrios Rabanales fue condenado a 35 años de prisión. Mientras que los también exdetectives Martín Alejandro García Mejía, Julio David López Aguilar y José Miguel González Grijalva deberán pasar 41 años y ocho meses en la cárcel.

Fueron hallados culpables de los delitos de asesinato y delitos contra los deberes de humanidad en agravio de Alfredo de Jesús Guerra Galindo -desaparecido- y Gonzalo Cifuentes Estrada-ultimado-, a quienes habían inculpado por la muerte de su compañero.

“Para este Tribunal quedó demostrado que el investigador Mérida Escobar estableció que el especialista del Ejército Noel de Jesús Beteta Álvarez asesinó a la antropóloga Myrna Mack y por su conclusión fue asesinado”, dijo Yoc.

“El investigador Mérida solicitó el auxilio de sus superiores ya que temía por su vida, se sentía perseguido, sin embargo, no se prestó el apoyo. Es más, este crimen fue planificado con anterioridad. Hubo complicidad de los cuatro acusados”, explicó ese día la juez Yoc.

Este fue el segundo juicio debido a que los cuatro exdetectives ya habían sido condenados a 25 años de cárcel, aunque por diversas acciones legales la Sala Segunda de Apelaciones de Mayor Riesgo ordenó repetir el fallo en 2017.

Interceptado

La muerte de Mérida Escobar sucedió el 5 de agosto de 1991 cuando salió de la antigua sede de la PN, ahora sede del Ministerio de Gobernación.

Fue interceptado cuando caminaba por el Parque Concordia, en la zona 1, ahora Enrique Gómez Carrillo.

El caso

La investigación contiene el testimonio que brindó la víctima ante un juzgado, en la que habría anunciado su muerte, debido a que había logrado identificar a Noel de Jesús Beteta Álvarez, quien fue especialista del Ejército, como el autor de la muerte de la antropóloga Myrna Mack.

Ella efectuaba un estudio por las víctimas que eran desplazadas en el interior del país por petición de pobladores de las Verapaces, según su hermana Helen Mack.

Ordena abrir pesquisas

El Tribunal ordenó que se abra una investigación contra Acisclo Valladares Molina, exprocurador General de la Nación en ese entonces y jefe del Ministerio Público, ya que el detective había denunciado que estaba amenazado y “no se prestó el apoyo adecuado, por eso se ordena al Ministerio Público lo conducente contra Valladares Molina y exintegrantes del Ejército que participaron en los hechos”.

Antropóloga

Myrna Mack fue apuñalada en la 12 calle y 12 avenida, zona 1, el 11 de septiembre de 1990. Cuatro días antes fue presentado un informe que reveló detalles acerca de los desplazamientos humanos que estaban relacionados con las políticas de tierra arrasada, iniciados por los gobiernos militares desde 1980.

En este caso ya fue condenado Beteta Álvarez en 1993 a 25 años de prisión. El fallo cobró sentencia en otras instancias un año después.

Myrna Elizabeth Mack Chang,  asesinada el 11 de septiembre de 1990. (Foto: Hemeroteca PL)

Contenido relacionado

>Condenan a exdetectives por el caso Mérida

>Investigarán a Acisclo Valladares Molina 

>Las pruebas contra cuatro exdetectives por el caso Mérida

 

 

0