Fortuna de Roxana Baldetti surge de ocho empresas

Ocho empresas fueron las que la exvicepresidenta Roxana Baldetti utilizó para hacer una fortuna durante su paso por el gobierno del Partido Patriota, con el general Otto Pérez Molina a la cabeza.

Salvador González brindó declaraciones el martes último en la Sala de Audiencias de Mayor Capacidad, por el caso Cooptación del Estado. (Foto: HemerotecaPL)
Salvador González brindó declaraciones el martes último en la Sala de Audiencias de Mayor Capacidad, por el caso Cooptación del Estado. (Foto: HemerotecaPL)

Así lo detalló ayer el colaborador eficaz del Ministerio Público (MP), Salvador González Álvarez, alias Eco, mientras explicaba al juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, cómo hizo operar dos empresas en las que Baldetti era accionista, y de otras siete que controlaba por medio de testaferros.

La Fiscalía mostró a Gálvez la computadora que fue incautada a González Álvarez en el 2015, y este describió algunos documentos en los que constan las transacciones efectuadas por las entidades.

Dos empresas hicieron que la exvicegobernante tuviera el dominio del 51 por ciento de las acciones de Corporación de Noticias, casa editora de los diarios Siglo 21 y Al Día. Sin embargo, con la ayuda de Eco, quien adquirió otra compañía de origen salvadoreño, Baldetti pudo controlar el 70 por ciento de la referida entidad.

Baldetti dejó su participación en dicho medio de comunicación, derivado de una publicación que se hizo de ella en uno de los diarios de Corporación de Noticias, en la cual se hacía referencia a varias frases que la exfuncionaria había mencionado.

#EnVivo | #CasoCooptaciónGT: Juez Gálvez expondrá los detalles que implica a Otto Pérez y Roxana Baldetti. http://bit.ly/2rp5MjW

Posted by Prensa Libre on Wednesday, 31 May 2017

Documentos

La pieza fundamental en la investigación del caso Cooptación del Estado de Guatemala se obtuvo como parte de las pesquisas por el caso de defraudación aduanera, La Línea, por el cual fue capturado González Álvarez, quien después se convirtió en colaborador eficaz de la Fiscalía.

En la computadora de Eco fue localizada una presentación que describía una serie de empresas y acciones que podrían desarrollarse para hacer que las entidades operaran de manera eficiente.

Baldetti era socia de Proinver, con la cual buscó incursionar en actividades de constructoras, proyectos habitacionales y centros comerciales.

Por aparte, la exfuncionaria también tenía relación con las empresas Marbella y Arrendamientos, Servicios y Proyectos, con las cuales adquirió acciones de Corporación de Noticias.

Ambas entidades eran dirigidas por supuestos testaferros de la exvicegobernante.

También existían otras cinco sociedades anónimas, que conformaban lo que posteriormente se identificó como Grupo Estrella, con las cuales Baldetti también hizo transacciones comerciales.

Comercial Urma, Publiases, Publicmer, Serpúmer y La Montaña Ecológica, hicieron que la exvicemandataria tuviera participación en hoteles y que adquiriera bienes inmuebles, como la casa que ocupó como residencia en la zona 14.
Cheque

González Álvarez detalló que Baldetti recibió Q1 millón por medio de Proinver, y que según la estrategia planteada por Julio Aldana Franco, asesor financiero de la exvicemandataria, todo el dinero que ingresara debía ser depositado en una cuenta que se tenía en el Banco de Desarrollo Rural (Banrural).

El error que puso en alerta a la Superintendencia de Bancos ocurrió porque Judith Ruiz Blau, asistente de Baldetti, depositó el cheque en el Banco G&T  —Continental—, donde no existía ninguna coordinación al respecto.

El colaborador eficaz explicó que las autoridades de control del banco lo llamaron para  acreditar la proveniencia del dinero, pues  consideraron la transacción como sospechosa.

Para evitar problemas, se buscó la ayuda de Flavio Montenegro, expresidente del banco, y este les orientó sobre la presentación de la papelería que les había sido solicitada.

González Álvarez acudió con Aldana Franco para explicarle lo sucedido y pedirle los informes de movimientos financieros de Proinver, entre otros documentos.


Inversión

Otro negocio que Eco detalló fue la participación de Baldetti en el desarrollo del Centro Industrial de Oriente (CIO), ubicado en Estanzuela, Zacapa, uno de los cuatro municipios donde el gobierno del Partido Patriota intentó imponer el salario mínimo diferenciado.

El argumento de esa iniciativa gubernamental era el de fomentar la creación de empresas en el  municipio, así como en Masagua, Escuintla, y San Agustín y Guastatoya, El Progreso.

El proyecto consistía en construir bodegas como infraestructura del CIO, las cuales serían alquiladas a maquilas que buscaran como incentivo comercial la disminución del pago mensual por empleado.