En Guatemala detienen a líder de banda salvadoreña Los Quijada, que controlaba parte del narcotráfico hacia México

Francisco Alexander García Jordán, alias el Compa, capturado el 8 de enero pasado, espera en cárcel Mariscal Zavala a ser extraditado por narcotráfico a Estados Unidos.

Publicado el
Walter Alexander García Jordán, alias Compa, fue arrestado el 8 de enero pasado en la ruta entre Río Dulce, Izabal y Petén. Lo vinculan con el clan Los Quijada que trafica drogas desde El Salvador. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC).
Walter Alexander García Jordán, alias Compa, fue arrestado el 8 de enero pasado en la ruta entre Río Dulce, Izabal y Petén. Lo vinculan con el clan Los Quijada que trafica drogas desde El Salvador. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC).

Es el heredero del clan narcotraficante salvadoreño Los Quijada que opera entre Metapán, Santa Ana, El Salvador y Concepción Las Minas, Chiquimula. Su nombre en el vecino país es Francisco Alexander García Jordán, en Guatemala Walter Alexander y los mismos apellidos. Tiene 45 años.

Esta estructura ha usado, desde inicios del 2000, pasos ciegos de la frontera Anguiatú – La Ermita, entre ambas naciones centroamericanas. Y García Jordán ha aparecido en medios salvadoreños tras haber sido capturado con cargamentos de cocaína desde 2001 a 2022.

Las autoridades estadounidenses presionaron a los gobiernos de El Salvador y Guatemala para detenerlo. El problema, lo poroso y poco vigilado de la frontera común entre los departamentos de Santa Ana salvadoreño y Chiquimula guatemalteco. Y la fuga de información que le ayudaba a escapar. Finalmente fue capturado el 8 de enero.

Los Quijada, según registros judiciales salvadoreños, ha sido procesada por contrabando y narcotráfico y acumuló propiedades en el cantón Mal Paso, Metapán, Santa Ana, El Salvador, donde construyó lujosas casas que contaban con circuitos de videovigilancia.

Sus líderes fundadores, el 12 de marzo de 2017, fueron arrestados por agentes de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil de El Salvador. Les incautaron 160 kilos de cocaína a Élmer Renán López Quijada y Josué Eliseo Quijada. Ambos viajaban en un picop desde una playa salvadoreña hacia Metapán, Guatemala y con destino final en México.

Las autoridades fueron alertadas y la captura ocurrió en el cantón Mal Paso, la zona de operaciones de esta estructura. Otros sujetos, en otros automotores, se fugaron. Uno de ellos era García Jordán, que según las pesquisas salvadoreñas y huyó hacia Guatemala.

Desde aquel día se volvió a mencionar a el Compa en las investigaciones. La Fiscalía General salvadoreña destaca que junto con Roberto Quijada Barrera, también procesado por contrabando y narcotráfico, primos de los dos capturados en 2017, son dueños de terrenos y fincas en la aldea Los Alambrados, Concepción Las Minas, Chiquimula, así como un lujoso hotel en Esquipulas. Además, les endilgan el contrabando de leche líquida.

Los municipios de Concepción Las Minas, Guatemala, y Metapán, El Salvador, separadas por el río Anguiatú, han sido perfilados por autoridades como áreas de paso ilegal de migrantes, armas, mercadería y drogas, especialmente cocaína. Y es en esta zona en donde operaba García Jordán junto con sus familiares.

Alias el Compa fue capturado el pasado 8 de enero en el kilómetro 293 de la ruta entre Río Dulce, Izabal, y Petén mediante un operativo de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA) que le seguía los pasos desde el año pasado.

El 28 de marzo de 2022, personal de la Subdirección Genera de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA) y la Fiscalía de Narcoactividad del Ministerio Público (MP), allanaron tres inmuebles en Concepción Las Minas, Chiquimula, vinculados con la estructura de García Jordán.

Fueron dos casas en el caserío Los Alambrados y otro más en la aldea La Quesera, del mismo municipio chiquimulteco. Buscaban a García Jordán y otras personas de su clan, pero no los hallaron. Sin embargo, incautaron US$156 mil 805 y Q.242 mil 755, además de 7 pistolas, 3 revólveres, una escopeta, un fusil y un rifle.

Decomisaron 12 vehículos, 10 celulares, 39 tolvas, 2 mil municiones de diversos calibres y 6 memorias usb, según el parte policial. El 11 de marzo del año pasado la policía antinarcótica salvadoreña había capturado a cinco integrantes de Los Quijada.

Esa vez les decomisaron US$1.2 millones a Moisés Fernando Rosa Hernández, Kevin Alexis Carranza Gómez, Óscar Alfonso García Velásquez, Ángel Alexander Bonilla Carranza y al guatemalteco Marvin Orlando Cabnal Gabriel, alias el Tío.

La captura ocurrió en la colonia Brisas del Edén, en San Miguel. El 8 de marzo les habían incautado a la misma estructura 140 kilos de cocaína en el departamento salvadoreño de La Unión. Todos los indicios apuntaban al clan Los Quijada y uno de sus líderes, García Jordán.

El Compa escaló en la estructura conforme pasaron los años, según la investigación oficial. Todo comenzó el 11 de junio de 2001 cuando cuatro agentes antinarcóticos de El Salvador lo detuvieron junto con Wilber Arturo Castro Quijada abordo de un picop rojo en la carretera que de Metapán lleva a la frontera de Anguiatú – La Ermita, en Guatemala -.

Ese día detuvieron a García Jordán. Tenía 20 años y dijo ser soltero, agricultor. Castro Quijada, de 28 años, dijo estar casado, ser comerciante. Los dos fueron apresados porque llevaban cocaína en el picop.

El reporte policial de aquella época revela que García Jordán y Castro Quijada fueron detenidos en el caserío El Carmen, cantón Panal, cerca del lugar donde vivían, el caserío Valle de los Quijada, cantón Mal Paso, colindantes con Concepción Las Minas, Chiquimula, Guatemala. Llevan consigo 166 gramos de cocaína y bajo cargos de comercio, tráfico y almacenamiento ilícito fueron apresados.

Estuvo detenido en el centro penitenciario Apanteos, en Santa Ana, El Salvador. El 17 de octubre enfrentaron a la justicia y el delito les fue modificado por posesión y tenencia y les impusieron una pena de prisión de tres años y hacer trabajos voluntarios por la sociedad.

Desde aquella vez salió libre García Jordán, pero en 2018 la Fiscalía General de El Salvador regresó a Mal Paso e identificó que en el área habían lujosas propiedades a su nombre y las cuales enfrentan proceso de extinción de dominio.

PNC captura a dos hombres requeridos por la justicia de EE. UU.

Pero la justicia le siguió los pasos. El 8 de enero de 2023, el día de su aprehensión, según información oficial de la PNC, iba acompañado de una caravana de más de cuatro vehículos con hombres armados que se supone son su seguridad. Había ingresado desde El Salvador hacia Guatemala y se dirigía hacia Petén.

Viajaba para reunirse con personas vinculadas al narcotráfico, según informes de inteligencia civil. Los enlaces a los que debía ver son clanes mexicanos que tienen su base de operaciones en el norteño departamento.

Según las pesquisas, el trabajo de el Compa se encuadraba entre Metapán, Chiquimula y Petén, es decir, llevar estupefacientes que provenían de Colombia, Ecuador, Nicaragua, entre El Salvador para llevarlos finalmente hacia México, en la frontera con Petén.

Por segundo año consecutivo, aumentan homicidios en Guatemala

Por ahora está preso en la cárcel de Mariscal Zavala en la capital guatemalteca. Ya fue notificado de la orden de aprehensión con fines de extradición. García Jordán es requerido por una corte distrital de Estados Unidos para el Distrito Este de Texas.

Los requerimientos que hace ese país están relacionados con el narcotráfico. El reporte de las autoridades es que “identificaron a una poderosa organización delictiva que opera a través del Centro, Sur y Norteamérica que trasiega drogas desde el 2008″. 

Y García Jordán sería uno de los responsables de las operaciones para traficar cocaína hacia EE. UU. por vía marítima desde Nicaragua y Honduras, con cargamentos que provienen de Colombia y Ecuador.