Extraditado primer capo guatemalteco a Estados Unidos

Ocho meses después de su captura en San Lucas Sacatepéquez, Wálter Overdick Mejía, alias el Tigre, fue extraditado ayer a Estados Unidos, sindicado de trasiego de drogas, informó en un comunicado de prensa la embajada estadounidense.

wÁlter overdick camina hacia a la nave custodiado por agentes.
wÁlter overdick camina hacia a la nave custodiado por agentes.

Overdick, quien supuestamente tiene nexos con el cartel de los Zetas, fue trasladado en una avioneta a las 10.30 horas, resguardado por agentes del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA), quienes salieron de uno de los hangares del Aeropuerto Internacional La Aurora rumbo a Nueva York.

Desde su aprehensión, en abril último, Ovedick no se opuso a su extradición, lo cual ayudó a que su proceso durara menos de un año.

El Tribunal Tercero de Sentencia resolvió el 13 de junio que accedía a la extradición que solicitó el Distrito Sur de Nueva York, para que el sindicado enfrente los cargos de distribuir una substancia controlada.

“Esto representa un gran avance en los esfuerzos conjuntos de Guatemala y los Estados Unidos para combatir el flagelo del narcotráfico en Centroamérica”, refiere el comunicado de prensa.

Sindicado

Las pesquisas señalan que Overdick trasladó a EE. UU. mil 200 kilos de cocaína —dos mil 640 libras— en el 2002, entre otros cargamentos en años anteriores.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York pidió su extradición desde el 19 de enero del 2012, para que enfrente a la justicia estadounidense.

En la acusación se explica que Overdick es uno de los mayores narcotraficantes en Guatemala.

Según la sindicación, para mantener el control de los estupefacientes, el sindicado se habría aliado al grupo mexicano los Zetas, que tiene su base de operaciones en Cobán, Alta Verapaz, de donde él es originario.

Según la investigación de la DEA, en 1999, el supuesto capo construyó pistas clandestinas para el aterrizaje de narcoavionetas.

Entre las funciones del capo estaba supervisar los paquetes de narcóticos que escondía en una finca, cerca de México, para que luego siguieran su ruta al país del norte.

La droga era ingresada por toneladas, en camiones y en botes, en Guatemala, explica la acusación que leyó el Ministerio Público en el Tribunal.

Según las pesquisas, el Tigre compraba la cocaína proveniente de Sudamérica y luego la vendía a los Zetas asentados en Guatemala.

Overdick tenía documentos contables de la droga que enviaba a EE. UU. y el dinero que le generaba.

Un testigo estadounidense señaló a Overdick de haber trabajado con los Zetas, ya que un supuesto socio le proveía de alcaloides.

De acuerdo con la acusación, el socio y Overdick rompieron relaciones por problemas relacionados con la distribución de droga.

El próximo que podría ser enviado a EE. UU. es Elio Lorenzana, después de que la Sala Primera de Apelaciones declarara sin lugar su apelación y confirmara su extradición, por lo que ahora solo falta que terminen los aspectos administrativos en el Ministerio de Relaciones Exteriores del país para hacerse efectiva su entrega.