MP busca que militares vayan a juicio por ejecución extrajudicial

Durante una vista pública en la Corte de Constitucionalidad (CC), el Ministerio Público (MP), pidió a los magistrados que revoquen la resolución de la Sala Segunda del Ramo Penal, que confirmó la modificación del delito a ocho militares involucrados en la muerte de seis personas durante el enfrentamiento en la cumbre de Alaska, Totonicapán, el 4 de octubre de 2012.

Publicado el
Seis campesinos murieron durante las protestas del 4 de octubre del 2012. (Foto Prensa Libre: Archivo)
Seis campesinos murieron durante las protestas del 4 de octubre del 2012. (Foto Prensa Libre: Archivo)

CIUDAD DE GUATEMALA – Ada Isabel Granillo, fiscal de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida, indicó que el coronel Juan Chiroy  Sal, acompañado de tres oficiales subalternos, un enfermero y 70 agentes antidisturbios, y 11 militares con armas de fuego marca Galil, calibre 5.56 milímetros; se dirigieron al kilómetro 170 de la ruta interamericana con el objetivo de desbloquear la carretera que fue tapada por pobladores de los 48 cantones de Totonicapán.

Argumentó que Chiroy Sal desobedeció las órdenes de que ya no continuara, y él continúo hasta llegar al kilómetro 169 de la misma ruta, y ordena a su tropa que desciendiera de los vehículos y que procedan a formarse y que caminen como se conoce en el Ejército “enganchados”, en posición de ataque.

Y cuando un pobladores de los 48 cantones se acercaron a los agentes antimotines, éstos accionaron el equipo antidisturbios y paralelamente procedieron a accionar las armas de fuego tipo Galil, lo que dejó seis muertos y 14 heridos. Mencionó que los análisis forenses de los cadáveres, establecieron que los balazos los recibieron incluso por la espalda.

Añadió que todo ello fue presentado ante la jueza de Mayor Riesgo A, Patricia Flores, en la audiencia en donde se solicitaría que fueron enviados a juicio por ejecución extrajudicial y ejecución extrajudicial en grado de tentativa.

Sin embargo, la juzgadora les modificó el delito a los ocho procesados el 14 de febrero de 2013, por incumplimiento de deberes, homicidio en estado de emoción violenta y homicidio en estado de emoción violenta en grado de tentativa.

Lo anterior fue confirmado por la Sala Segunda del Ramo Penal, el 7 de septiembre último, y a criterio de la fiscal Granillo, la Sala incurrió con violación al debido proceso.

Mientras tanto el abogado Mario René Cano Gutiérrez, defensor de Chiroy Sal, expresó ante los magistrados que el Ministerio Público pese a que tuvo tres meses para profundizar en la investigación, presentó los mismos argumentos de cuando los ocho procesados fueron ligados a proceso.

Además precisó que los mismos manifestantes señalaron en sus declaraciones que habían al menos cinco mil personas bloqueando la carretera pero el grupo de pobladores la emprendieron contra los policías y soldados, con piedras y palos, y quemaron un camión en donde se  transportaban las fuerzas de seguridad y fue así como dos soldados dispararon al aire para ahuyentar a los manifestantes.

Añade que uno de los pobladores entregó al ente investigador una bolsa con casquillos de diferente calibre que fueron recolectados después de la refriega, y que éstos fueron embalados de manera anómala por el MP.

“¿Cuántas personas pudo probar el MP que hayan muerto por una munición utilizada por el Ejército? Ninguna, realmente hasta dónde podemos nosotros atribuir una conducta o podemos atribuir el delito de ejecución extrajudicial, cuando las causas de muerte fueron totalmente esclarecidas y en ninguna se marca la pauta para tal delito”, dijo Cano Gutiérrez.