Fiscal anticorrupción denuncia hostigamiento y falta de apoyo en Guatemala

El trabajo de Juan Francisco Sandoval como jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci), es uno de los temas que trae Harris en su visita a Guatemala, la primera que hace la número dos del gobierno de Joe Biden a América Latina.

Juan Francisco Sandoval fue removido de su puesto como titular de la FECI. Fotografía: Prensa Libre.
Juan Francisco Sandoval fue removido de su puesto como titular de la FECI. Fotografía: Prensa Libre.

El fiscal contra la impunidad de Guatemala, un “campeón anticorrupción” según Washington, denunció hostigamiento, sumado a un limitado apoyo desde el gobierno, en la antesala de la visita al país de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

El trabajo de Juan Francisco Sandoval como jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci), es uno de los temas que trae Harris en su visita a Guatemala, la primera que hace la número dos del gobierno de Joe Biden a América Latina.

“Siempre ha sido complicado. El tema es que paulatinamente hemos encontrado más adversidades. Ahora es un poco más complejo el panorama”, lamentó Sandoval en conversación con la AFP.

Dijo que su labor de perseguir a las “estructuras de poder que cometen ilícitos y que tienen capacidad de generar impunidad” se ha complicado, en medio de una oleada de ataques a su gestión.

La Feci fue creada para trabajar junto a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un ente adscrito a la ONU. Pero esta última cerró en 2019 luego de que el entonces presidente Jimmy Morales (2016-2020), señalado por esta de corrupción electoral, se negó a ampliar su funcionamiento.

Juntas destaparon varios casos de corrupción, principalmente en 2015, cuando revelaron un fraude en las aduanas que terminó con la renuncia del presidente Otto Pérez (2012-2015) y su vicepresidenta Roxana Baldetti, acusados de liderar la estafa. Ambos fueron arrestados y aguardan juicio en prisión.

Importantes empresarios, políticos y militares que eran considerados intocables también han pasado por el banquillo de los acusados tras las investigaciones de la Feci, que además alcanzó al exmandatario Álvaro Colom (2008-2012), señalado de anomalías en un contrato del transporte público.

Lea más: Kamala Harris quiere tener “conversaciones muy francas y honestas” en Guatemala sobre la lucha contra la corrupción, el crimen y la violencia

– Desarticular estructuras de poder –

 

Cerrada la CICIG, la Feci siguió con la labor.

“Nosotros continuamos desarrollando ese trabajo que se refiere a la desarticulación de estructuras de poder que cometen ilícitos y que tienen capacidad de generar impunidad en sus acciones”, explicó.

“Por ese poder que mantienen o han mantenido en el Estado es que lógicamente [nuestro trabajo] es incómodo para los sectores de poder”, dijo.

El viernes, en una conversación telefónica con el canciller guatemalteco, Pedro Brolo, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, “expresó su profunda preocupación por cualquier esfuerzo para abolir las oficinas anticorrupción, como la Feci “.

Le “transmitió que la preservación de instituciones independientes que luchan contra la corrupción y la impunidad es fundamental para abordar los desafíos a la seguridad, la prosperidad y la gobernabilidad en Guatemala”.

Sandoval admitió que su labor sería mejor si tuviera mayor colaboración por parte del gobierno del presidente Alejandro Giammattei, desde donde también, considera, no ha habido “expresión en buenos términos de nuestro trabajo”.

“Existiría mejor trabajo o mejor desempeño si existiera fluidez en la obtención del apoyo que se requiere [desde el Ejecutivo]. En las medidas de las posibilidades lo han brindado porque constituye una obligación”, precisó.

Giammattei dijo en una entrevista a La Voz de América que la Feci es “una de las fiscalías más grandes que hay y la que menos casos tiene”, aunque descartó que haya presiones para cerrar alguna fiscalía.

Lea más: PMT anuncia posibles cierres en varias zonas de la capital por llegada de Kamala Harris y así comienza la logística de visita

– Decisiones sin ideología –

 

Críticos consideran que las investigaciones y decisiones del fiscal, declarado en febrero pasado como “Campeón Anticorrupción” por el Departamento de Estado, tienen una carga ideológica de izquierda.

“Ideología todos tenemos, pero que yo realice activismo [con mis decisiones] de ninguna manera. Si hablamos de ideología en el caso del Ministerio Público es el cumplimiento de la ley y lo que realizamos es persecución de delitos”, aclaró.

“Nuestro trabajo lo hacemos con transparencia y con el compromiso que implica la función pública”,agregó.

Sandoval, objeto de campañas de acoso en redes sociales, consideró que esos ataques provienen “de sectores que se han visto afectados por el cumplimiento” de sus funciones.

Lea más: Alejandro Giammattei cuestiona resultados de Feci y marca diferencia ideológica con Kamala Harris

“Gran parte de los ataques pudieran venir de personas que han sido sindicadas en los procesos que gestiona la fiscalía”, añadió.

“La atmósfera que se ha creado es para amedrentar, para desestimular que realicemos las acciones que nos corresponden”, dijo.

Una de las caras visibles de críticas a Sandoval es la organización reaccionaria de derecha Fundación Contra el Terrorismo, cuyos representantes denuncian constantemente a Sandoval por supuestas ilegalidades en sus investigaciones.

“Ese hostigamiento que viene de algunas organizaciones, por ejemplo que solo una de ellas ha interpuesto 23 de las 54 denuncias que tengo en mi contra (…) de manera indirecta constituyen amenazas para nuestro trabajo”, comentó.

Pero la preocupación de Harris “por la situación del sistema de justicia creo que constituye un estímulo para el trabajo que desempeñamos”, agregó el fiscal.