Grupos lamentan juicio para el 2015 en caso Ríos Montt

El retraso hasta enero del 2015 del nuevo juicio contra los generales José Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez, ex jefe de Estado de facto y extitular de Inteligencia Militar de 1982, causó decepción y malestar entre grupos de activistas de derechos humanos en Guatemala y el extranjero.

Publicado el
Efraín Ríos Montt y José  Rodríguez Sánchez.
Efraín Ríos Montt y José Rodríguez Sánchez.

Familiares de víctimas de conflicto armado señalan que ese aplazamiento los decepciona porque, aseguran, la justicia les vuelve a dar la espalda en un caso paradigmático.

Según el abogado Héctor Reyes, representante del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), entidad querellante en el caso, el anuncio que el Tribunal Primero B de Mayor Riesgo hizo puede ser considerado como una acción que deniega justicia a las víctimas.

“Como abogados consideramos que se está retrasando mucho el acceso a la justicia a las víctimas, y creemos que este caso merece que se le programe una fecha más próxima a la ya señalada, porque la justicia a víctimas del conflicto armado ha sido denegada”, refirió Reyes.

La organización Amnistía Internacional (AI) también se pronunció respecto del nuevo inicio del debate por genocidio en el área ixil, Quiché, el cual fue fijado para el 5 de enero del 2015.

“La decisión de demorar el juicio es una decepción para las víctimas del genocidio y sus familias, que ya han esperado tres décadas y han luchado duro para asegurarse de que Ríos Montt rinda cuentas ante los tribunales”, dijo Sebastián Elgueta, investigador de AI para Guatemala, según un comunicado divulgado por la entidad.

Primer juicio

El 19 de marzo último comenzó el debate contra Ríos Montt y Rodríguez Sánchez, en el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, y fue tramitado por los jueces Yassmin Barrios, Pablo Xitumul y Patricia Bustamante.

Los cargos que el Ministerio Público señala en contra de ambos militares son genocidio y delitos contra los deberes de humanidad, supuestamente por haber ordenado a las fuerzas castrenses la comisión de 17 masacres.

Dos meses después, el 10 de mayo, los jueces emitieron su veredicto: Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión y enviado a una cárcel militar, mientras que Rodríguez Sánchez fue absuelto por falta de pruebas que lo vincularan con la muerte de mil 771 pobladores de la etnia ixil, habitantes de Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul.

Sin embargo, 10 días después la Corte de Constitucionalidad le dio un duro golpe al caso, como lo calificaron activistas de derechos humanos, ya que la sentencia del Tribunal fue anulada, por errores en el trámite del proceso.

El militar encarcelado recobró su libertad y regresó a su vivienda, a la espera de que reinicie el debate en su contra.

Según Reyes, la imagen de Guatemala quedó perjudicada por la anulación del juicio por genocidio.

Denuncian al Estado en CIDH

Una denuncia contra el Estado de Guatemala fue presentada ayer en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washing-

ton, D. C., por representantes de víctimas de la población ixil y organizaciones sociales.

De acuerdo con los denunciantes, el Estado ha incumplido con garantizar el  derecho de las víctimas para acceder a la justicia, ya que no hubo acceso a los archivos militares y existieron irregularidades en el proceso judicial  con la anulación de  la condena a 80 años de prisión contra José Efraín Ríos Montt por genocidio.