Identifican cadáveres

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) completó ayer la identificación de las siete víctimas de la masacre ocurrida el 23 de diciembre último en San Pedro Necta, Huehuetenango.

Publicado el
En este picop viajaban dos guardaespaldas de Luis Palacios y una mujer, como acompañante.
En este picop viajaban dos guardaespaldas de Luis Palacios y una mujer, como acompañante.

La investigación confirmó la identidad de Irma Yolanda Olivares, fiscal en Chiquimula, y el empresario Luis Antonio Palacios Tobar.

También de las hermanas Jenifer Carolina y Karla Fabiola Hernández Moscoso. La primera era directora de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente en El Progreso.

Las cuatro personas viajaban en una camioneta agrícola blindada.

Las otras víctimas eran Jéssica Yuridia Aldana Cantor, perito contador, quien aparentemente viajaba en el picop con los guardaespaldas del empresario.

Los guardias eran Marco Tulio Pérez González y otro de apellidos Ramírez García, a quien reconoció su madre, pero no proporcionó los nombres de su hijo debido a la crisis nerviosa que la afectó.

Las identidades fueron proporcionados por Jorge Nery Cabrera, director del Inacif, en conferencia de prensa.

En la capital

Cabrera especificó que los cuerpos fueron trasladados a la capital, donde además se efectuaron pruebas radiológicas de genética para identificarlos y toxicológicas para determinar si habían consumido algún tipo de narcótico o licor.

Para la identificación, Cabrera afirmó que debieron utilizar odontólogos, antropólogos y médicos forenses, debido al estado de carbonización de los cuerpos.

Hasta ayer se habían hallado más de 200 casquillos de balas de alta velocidad, según el informe del Departamento de Balística del Inacif.

El Ministerio Público solicitó al Inacif hacer un peritaje de los vehículos, con el objetivo de analizar la trayectoria de los disparos, expresó Cabrera.