Incautaciones al narcotráfico superan los Q4 mil millones en el 2020

Los decomisos durante el 2020 fueron tanto de drogas, armas, inmuebles y dinero en efectivo que provenía de actividades del narcotráfico.

Droga localizada en avioneta en Petén. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala).
Droga localizada en avioneta en Petén. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala).

La pandemia modificó el tráfico de drogas; sin embargo, el cierre de fronteras y los confinamientos no detuvieron el trasiego ni la incautación de estupefacientes, la mayoría proveniente de Sudamérica con destino a Estados Unidos.

Hasta el 26 de diciembre la Policía Nacional Civil (PNC) registraba la incautación de 12 mil 845 kilos de cocaína, por valor calculado de Q1 mil 319 millones. En el balance positivo del combate al narcotráfico también destaca la erradicación de más de 11 millones de matas de amapola, tres millones de plantas de marihuana y la incautación de armas, dinero e inmuebles.

Tanto la PNC como el Ejército coinciden en que las restricciones por la crisis sanitaria modificaron el comportamiento de las estructuras criminales, que se adaptaron a las circunstancias y optaron por trasladar por aire sus cargamentos.

El portavoz del Ejército, Rubén Téllez, indicó que en mayo, junio y julio se observó una disminución en el tráfico de drogas por las restricciones sanitarias, principalmente en EE. UU., que cerró sus fronteras. La medida impactó en los países de paso, como Guatemala.

Según Téllez, a partir de agosto, cuando la economía y las fronteras se abrieron en varios países, los cárteles buscaron otras opciones para trasladar los cargamentos de droga, comenzaron a recuperar territorios y el tiempo en que la actividad estuvo suspendida.

Hasta ayer se reportaban oficialmente 38 aeronaves ubicadas en distintos departamentos, que, se supone, trasladaban drogas, pues en algunas ya no se encontraron los ilícitos.

Las restricciones por la pandemia fueron un factor que pudo afectar el tráfico de drogas, aunque no en cifras significativas. De acuerdo con los registros de las fuerzas armadas, hasta ayer se habían incautado 11 mil 638 paquetes de cocaína, solo 14 menos que los decomisados en el 2019.

El portavoz detalló que este año el Ejército incautó el 1 por ciento de los cargamentos, la Marina el 4 por ciento, y el 95 por ciento fueron hallados en las aeronaves que se accidentaron cuando pretendían aterrizar en Petén, Quiché, Santa Rosa, Retalhuleu, San Marcos y Alta Verapaz, principalmente.

Servicio a domicilio

A nivel interno, durante el confinamiento las organizaciones criminales también tuvieron que adaptarse para seguir vendiendo drogas al menudeo. Para ello utilizaron motocicletas y otros vehículos que simulaban pertenecer a empresas de reparto a domicilio de comida o medicamentos, explicó Yotzaida García, jefa de la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica de la PNC.

García explicó que se identificaron cambios en el modo de operar de los narcotraficantes, en especial la forma de trasiego. Puso como ejemplo que las cifras son claras sobre que en el presente año la mayoría de cargamentos ingresó al país por la vía aérea. Otra variación fue que se utilizaron aeronaves más veloces y con mayor capacidad de carga, tipo jet.

Último golpe

Ayer, los radares de las fuerzas armadas detectaron el trazo de una aeronave que sobrevolaba la Laguna del Tigre, en la Reserva de la Biosfera Maya, en Petén, la cual había ingresado en el espacio aéreo guatemalteco sin autorización.

Efectivos de la PNC y el Ejército, junto a fiscales de Delitos de Narcoactividad se trasladaron al área donde se había accidentado la nave, en cuyo interior hallaron bultos con posible cocaína.

Hasta el cierre de la edición la diligencia seguía en desarrollo y no se había confirmado ni el tipo ni la cantidad de droga que se trasladaba.