Jorge Rafael Zea es enviado a juicio por la muerte de Luz María López Morales cuyo cadáver fue hallado en una alcantarilla

Zea Mejía fue enviado a juicio señalado de haber dado muerte a su esposa Luz María López Morales y abandonado el cadáver en la zona 2 de la capital.

Publicado el
Velorio de Luz María del Rocío López Morales, quien supuestamente fue asesinada por su esposo Jorge Rafael Zea Mejía. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Velorio de Luz María del Rocío López Morales, quien supuestamente fue asesinada por su esposo Jorge Rafael Zea Mejía. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Jorge Rafael Zea Mejía fue enviado a juicio este viernes 17 de diciembre por el femicidio contra Luz María López Morales, cuyo cadáver fue localizado el 22 de enero en la avenida Simeón Cañas y 6a.  calle de la zona 2 de la capital.

La familia de López, de 25 años, había denunciado su desaparición; la víctima fue vista por última vez mientras se dirigía a su trabajo.

El 23 de enero 2021, la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a Zea por el delito de femicidio en un sector de la zona 1 capitalina, por ser el sospechoso de asesinar a la investigadora del Ministerio Público (MP), cuyo cadáver fue hallado en una alcantarilla a pocos metros de un complejo judicial donde laboraba.

Según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, que efectuó la autopsia, la causa de la muerte fue “asfixia por estrangulamiento”.

El 24 de enero, Zea Mejía fue ligado a proceso penal por el delito de femicidio, señalado de asesinar a su esposa.

Ese mismo día decenas de mujeres se unieron y salieron a las calles del Centro Histórico para rendir un homenaje a la joven, pero también para clamar justicia por las otras víctimas de violencia de género.

Ada Morales, madre de la víctima, recordó en esa ocasión que estuvo buscando a su hija durante tres días en bosques, montañas, laderas, drenajes, pero no la encontró sino hasta el viernes 22 de enero, cuando en la tarde le informaron sobre el hallazgo de un cadáver.

Le pude interesar: “Nos duele los femicidios”, mujeres exigen seguridad y justicia por crímenes

“Yo estoy muy mal. Ustedes podrán imaginarse encontrar así a su hija desaparecida. Yo sufrí mucho, porque el cuerpo estaba quemado, el cuerpo estaba mal, entonces yo sufrí mucho”, externó en esa oportunidad.