Jorge Roberto Montano Pellegrini, el guatemalteco buscado por el FBI por cargos de fraude electrónico

Guatemalteco creó empresas para cometer fraudes millonarios y se encuentra prófugo desde el 2016.


El guatemalteco Jorge Roberto Montano Pellegrini es buscado por el FBI. (Foto Prensa Libre: FBI)
El guatemalteco Jorge Roberto Montano Pellegrini es buscado por el FBI. (Foto Prensa Libre: FBI)

El Buró Federal de Investigación (FBI) busca al guatemalteco Jorge Roberto Montano Pellegrini, a quien un gran jurado federal del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Concord, New Hampshire, acusa de tres cargos de fraude electrónico.

“Se busca a Jorge Roberto Montano Pellegrini por su presunta participación en un plan de fraude electrónico. Aproximadamente desde el 1 de diciembre de 2009 hasta el 5 de agosto de 2014, Pellegrini supuestamente defraudó a un asesor de inversiones con sede en Líbano, New Hampshire, y a sus clientes, que habían confiado a Pellegrini la gestión de los fondos de los clientes destinados a la inversión en plantaciones de teca en Guatemala”, señala la información del FBI.

Además, refiere que: “la pérdida total puede exceder los US$11 millones. Se presentó una demanda penal el 29 de diciembre de 2014 en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito de New Hampshire, Concord, New Hampshire, y Pellegrini fue acusado de fraude electrónico”.

También lea: Yates, vehículos, armas, casas y hasta un jet: estos son los bienes del contrabando que pasaron a manos del Estado
 

El 3 de mayo de 2021, fue acusado por un gran jurado federal en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Concord por tres cargos de fraude electrónico, señala el informe.

Además, el FBI señala que Pellegrini tiene vínculos con personas en Miami, Florida; Nueva York; y El Salvador; además, tiene pasaporte guatemalteco e italiano.

El FBI busca al guatemalteco Jorge Roberto Montano Pellegrini. (Foto Prensa Libre: FBI)

Libre de cargos

En el 2016, Montano Pellegrini y su esposa, Anaité Alvarado Sánchez, fueron señalados por el Ministerio Público (MP) de estafas millonarias en Guatemala y Estados Unidos, cuando la Fiscalía sospechaba que la pareja utilizó dos empresas forestales para cometer los fraudes.

En septiembre de 2015, Alvarado Sánchez fue capturada y ligada a proceso y recibió arresto domiciliario. En diciembre de ese mismo año y luego de una resolución penal, se le revocó la medida y fue enviada a prisión preventiva al Centro de Detención para Mujeres Santa Teresa, zona 18; sin embargo, por falta de pruebas su caso fue cerrado y quedó libre de cargos*.

También lea: Qué dijo el Ministerio de Cultura sobre el caso del bailarín que utilizó el Palacio Nacional para grabarse y publicar en TikTok
 

El día en que las fuerzas de seguridad detuvieron a Alvarado Sánchez no encontraron a su cónyuge, quien ya era buscado por la Organización Internacional Policial (Interpol, en inglés).

Antecedentes

Montano Pellegrini, un ingeniero de 56 años, y su esposa vivieron en un sector exclusivo de Cayalá, zona 16.

El profesional comenzó en el mundo de los negocios con servicios de lavandería a empresas textiles, pero no tuvo el éxito que esperaba; al poco tiempo fracasó.

La Fiscalía de Lavado de Dinero del MP indica que Montano Pellegrini creó Green Millenium, empresa de plantación de árboles en Petén.

También lea: Qué se sabe del accidente de un camión y un vehículo en la Calzada La Paz, donde una casa quedó con serios daños
 

También Forestales Ceibal, Forestal Chaklún, SG Biofuels, en San Diego, California, Estados Unidos; y Grupo Dar, dirigida a América Latina.

Montano Pellegrini buscaba clientes y los convencía en asociarse, y para simular la legalidad les entregaba documentos que estaban alterados.

El dinero entraba principalmente en Forestales Ceibal y en Forestal Chaklún, pero luego era trasladado a Green Millenium. “Se presume que estafó cifras millonarias”, informó el fiscal del caso.

También lea: SP permitirá visitas en prisiones para el Día de la Madre aplicando protocolos contra el coronavirus
 

Las víctimas, al darse cuenta de la estafa, alertaron a las autoridades. En el 2014, una instancia judicial empezó la persecución contra Montano Pelligrini, mientras que el MP lo pretendía capturar.

Montano Pellegrini era señalado de estafa propia en forma continuada, estafa mediante informaciones contables en forma continuada, manipulación de informaciones en forma continuada, falsedad ideológica en forma continuada, asociación ilícita y lavado.

*Nota del Editor: La señora Anaité Alvarado Sánchez se comunicó a la Redacción de Prensa Libre, vía electrónica el 11 de mayo de 2021, para exponer su caso y solicitar que se informara sobre que en la actualidad no tiene relación con este ni con Montano Pellegrini, a quien se refiere como su “exmarido”. Agregó que efectivamente fue “acusada, capturada y privada de mi libertad”, pero hace cinco años, cuando debió “pasar 65 días en prisión preventiva, sin llegar a siquiera a juicio por falta de prueba alguna y con un claro sobreseimiento del caso en mi contra”. Adjuntó la documentación del Ministerio Público y Organismo Judicial que determinan el sobreseimiento de su caso.