Juan de Dios Rodríguez: “El abogado defensor es Jesucristo”

Juan de Dios Rodríguez evocó términos espirituales este martes para describir su situación en el caso Cooperacha, donde es sindicado de haber dado regalos al presidente Otto Pérez con dinero ilícito.

Juan de Dios Rodríguez lee la Biblia mientras espera la audiencia en la Sala de Vistas de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Juan de Dios Rodríguez lee la Biblia mientras espera la audiencia en la Sala de Vistas de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El caso de la Cooperacha “es un juicio llevado por hombres y el hombre por naturaleza es injusto”, dijo el expresidente del IGSS a periodistas antes de ingresar a la sala de vistas  de la Corte Suprema de Justicia, para el desarrollo del quinto día de la audiencia de primera declaración.

“El abogado defensor es Jesucristo y el fiscal acusador es Satanás”, señaló Rodríguez, sin aludir a las partes procesales del caso.

Esas fueron las respuestas de Rodríguez sobre preguntas de las sindicaciones que en su contra hacen el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Rodríguez habló de su conversión al cristiano, tres meses después de ingresar a prisión por el caso IGSS Pisa donde,  según la investigación, se negoció el contrato para hemodiálisis peritonial para afiliados al Seguro Social con una empresa que no tenía capacidad para cubrir el servicio, lo que se tradujo en muerte de pacientes.

El expresidente del IGSS explicó a los periodistas que tres meses después de estar en prisión preventiva –fue capturado el 20 de mayo de 2015- se convirtió al cristianismo.

“Encontré a Jesucristo en mi vida, y eso ha sido una bendición. Dios les bendiga”, manifestó Rodríguez antes de ingresar al recinto judicial.

Durante las diligencias de la audiencia de primera declaración se le ha visto a Rodríguez llevar y leer un Biblia.

Dos casos en contra

Rodríguez está señalado en los casos IGSS-Pisa y Cooperacha

La muerte de 40 pacientes

El MP y la Cicig por medio de escuchas telefónicas lograron establecer que los directivos del IGSS se comprometieron con representantes de la empresa Pisa para lograr la adjudicación de un contrato.

Lo encargados del IGSS recibirían entre el 15 y 16 por ciento del monto del contrato. Pisa participó en otro concurso del IGSS para ofrecer el servicio de hemodiálisis, pero este no se concretó porque “hubo un soborno mayor, de otra empresa”.

Según las autoridades por negligencia médica, ya que Pisa no tenía la capacidad de ofrecer hemodiálisis, fallecieron más de 40 pacientes.

Durante la audiencia de primera declaración por el caso Pisa, el MP reveló varias escuchas telefónicas, en una de ellas se escucha que “la decisión -de suscribir el contrato con Pisa- fue de una distinguida dama”.

La conversación presentada, es entre Ramiro Armando Lorenzana y Herbert García Granados, cuando hablan del negocio de la licitación, uno de ello menciona que la orden del contrato era superior a la Junta Directiva del IGSS.

“La decisión fue de una distinguida dama superior a JD”, haciendo referencia a la adjudicación del contrato millonario a Pisa, de acuerdo a la fiscal María Esther Ovando explicó que “JD” podría ser Juan de Dios Rodríguez.

El expresidente del IGSS, Juan de Dios Rodríguez que también estaba en la audiencia de primera declaración, desacreditó ese audio, además de negar tener alguna responsabilidad en el caso.

La Cooperacha

En la declaración como colaborador eficaz de Juan Carlos Monzón exasistente privado de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, relató que Rodríguez fue uno de los implicados junto a cinco exministros de comprar lujosos regalos al exmandatario Otto Pérez Molina.

Según las investigaciones del MP y la Cicig, Rodríguez habría contribuido con Q4 millones 400 mil para comprar lancha, automóvil  y casa a Pérez Molina. Por ese caso se le imputaron los delitos de Asociación ilícita y lavado de activos.