Juez Mynor Moto rechaza recurso interpuesto por el diputado Felipe Alejos

El diputado Felipe Alejos falla en su intento de detener la solicitud de antejuicio en su contra por las acusaciones que le hace el MP y la Cicig por su presunta participación en el caso Traficantes de Influencias. 

El antejuicio solicitado contra el diputado Felipe Alejos seguirá su trámite después del fallo del juez Mynor Moto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El antejuicio solicitado contra el diputado Felipe Alejos seguirá su trámite después del fallo del juez Mynor Moto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El juez Mynor Moto, titular del Juzgado Tercero de Instancia Penal rechazó este lunes el recurso interpuesto por Alejos que argumentaba que la solicitud del Ministerio Público incurría en actividad procesal defectuosa.

El retiro de inmunidad de Alejos fue solicitado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión  Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), por su presunta vinculación al caso Traficantes de Influencias.

El juez expresó que no conoció la acción legal ya que no está facultado para analizar  incidencias relacionadas al antejuicio, y únicamente dio cumplimento al derecho de petición el sindicado.

Alejos en la acción que presentó, señalaba que supuestamente existen errores en el planteamiento del MP y la Cicig.

En tanto el juzgado confirmó que esta tarde se podría enviar a la CSJ el expediente de antejuicio del legislador.
Escuche: ¿Es la voz del diputado? El MP presentó escuchas telefónicas que dan más detalles de la estructura

El juez Mynor Moto adelantó que rechazó el recurso planteado por Alejos porque no está facultado para analizar incidencias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Mientras avanza el antejuicio de Alejos, el juez Décimo de Instancia  Penal,  Walter  Villatoro continúa  con la audiencia de primera declaración con los demás implicados en el caso. 

Según el MP la red que integró Alejos funcionaba en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y se benefició con el cobro de comisiones ilícitas que sumaron más de Q19 millones para agilizar a empresas la tramitación de expedientes de devolución de crédito fiscal.

En dicha estructura supuestamente participaron varios exjefes del ente recaudador, en complicidad con funcionarios y particulares.