Magistrado de la CC devuelve bono “Revolucionario”

Roberto Molina Barreto, magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC), devolvió este día el bono que otorgó en octubre último la presidenta de ese máximo tribunal, Gloria Porras, a todo el personal. 

Publicado el
El magistrado Roberto Molina Barreto devolvió el bono que otorgó la presidecia de la Corte de Constitucionalidad a todos sus colaboradores (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).  
El magistrado Roberto Molina Barreto devolvió el bono que otorgó la presidecia de la Corte de Constitucionalidad a todos sus colaboradores (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).  

Molina Barreto regresó los Q72 mil 710 que le dieron de bono y dijo que durante su gestión en la presidencia no otorgó ningún bono, tampoco hizo convivio, y al entregar la administración dejó un ahorro de Q15 millones en la Corte.

Porras otorgó un bono que denominó “Bono de Productividad” a 288 colaboradores de la CC, en los que se incluyen los cinco magistrados titulares.

La magistrada explicó que el acuerdo fue emitido el mes pasado, pero no por eso se llama “Bono Revolucionario”. Añadió que se lo dieron a todos los empleados de la Corte, incluidos los altos funcionarios.

Al pedirle su postura a la presidenta de la CC, por el malestar que causó en la ciudadanía este bono, ante la crisis hospitalaria, respondió: “El problema es la mala información que da un tal indignado que, creo, tergiversa y hace ver de mala forma el esfuerzo de las personas que colaboran con la justicia de este país, y que le permitió a la Corte cumplir con su función de aplicar una justicia pronta y cumplida”, expresó.

La desinformación, agregó, es la que hace que las personas tengan una mala percepción de un reconocimiento al trabajo.

Porras evadió la pregunta sobre si devolverá el bono que recibió y afirmó que en 2013 Molina Barreto otorgó un bono, cuando ejerció la Presidencia, y no lo devolvió. Al consultar con el magistrado aludido, respondió que eso no es cierto. 

La CC erogó Q3.2 millones para entregar el bono de productividad. Porras dijo que hubo colaboradores que laboraron más allá de las 16 horaas e inluso se quedaban hasta las 22 horas, y los días sábado y domingo que llegó a verificar, había personal en sus labores, por lo cual consideró justo incentivarlos.