“No queremos que haya víctimas inocentes”: PNC justifica pasividad en operativo antinarcótico

El bloqueo de pobladores se impone y desde hace 72 horas no han permitido que las autoridades avancen hasta el lugar donde aterrizó una avioneta para presuntamente descargar droga hacia una casa vecina, en la reserva natural Manchón Guamuchal, Retalhuleu.

Esta casa es a donde buscan llegar las autoridades, pero los vecinos lo han impedido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Esta casa es a donde buscan llegar las autoridades, pero los vecinos lo han impedido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Ejército optó por replegarse, en tanto que la Policía Nacional Civil (PNC) se ha limitado a exhortar a la población “engañada por narcotraficantes” a que permita el paso de las unidades, y, por último, el Ministerio Público (MP) intervendrá hasta que haya garantías.

La avioneta hizo un aterrizaje no autorizado el 3 de abril en parcelas de la comunidad Nuevo Cajolá, Manchón Guamuchal, Retalhuleu. Ese día hubo revuelo en la escena pública porque al mismo tiempo fue localizado un jet en Sipacate, Escuintla.

El avistamiento fue posible por radares de la Fuerza Aérea Guatemalteca, que captó imágenes de personas y vehículos alrededor de la avioneta, lo que hace presumir a las autoridades sobre el trasiego de droga.

Desde ese día, las autoridades han intentado llegar hasta la avioneta y a la casa vecina donde habría sido escondido el supuesto ilícito, pero pobladores armados han tomado los caminos que comunican a ese lugar.

Le puede interesar: El impacto del narcotráfico en las áreas protegidas

De hecho, el 3 de abril hubo disparos desde el bloqueo hacia los agentes del Ejército y la PNC que se mantenían a una distancia prudente, pero sin causar daños ni heridos, según confirmó la institución castrense.

La situación se mantuvo así hasta la tarde-noche del 4 de abril, cuando la fuerza militar optó por retirarse del lugar, según confirmó el coronel Óscar Pérez Figueroa, vocero de esa institución.

Este fue uno de los bloqueos de pobladores contra las autoridades antinarcóticas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“El Ejército tuvo participación en la operación contra presuntos narcotraficantes desde que hubo una violación al espacio aéreo, sin embargo, las unidades militares terrestres se retiraron -el jueves por la tarde-noche- en vista de que ellas ni la fuerza civil no ingresar” al lugar del hallazgo de la avioneta y la casa, explicó Pérez Figueroa.

El vocero comentó que la función de las unidades castrenses era dar seguridad perimetral al objetivo -el lugar en el que ocurrió el aterrizaje- hasta que las autoridades civiles procesaran la escena y levantaran indicios.

Lea más: Salvadoreños compraron propiedades en Guatemala para trasegar droga

“Las autoridades civiles no pudieron ingresar al área del crimen en Manchón Guamuchal. Entonces dejó de ser competencia militar y se volvió interinstitucional entre el Ministerio de Gobernación y Ministerio Público. Las facultadas para continuar el operativo son las fuerzas de seguridad civil”, argumentó Pérez Figueroa.

“Hasta el momento no hemos sido notificados del requerimiento de algún apoyo -de la PNC- u orden -judicial- para brindar apoyo” luego del retiro, indicó el vocero del Ejército.

  • Los tripulantes de las aeronaves militares encuentran la avioneta.

  • Vehículos llegan al lugar en que aterrizó la avioneta.

  • Varias personas descargan objetos de la avioneta y las colocaron en vehículos.

  • Los picops transitan hacia una casa que tiene una bodega.

 

PNC evita confrontación

La PNC no había brindado detalles sobre el operativo antinarcótico. El 3 de abril, el Ejército publicó en redes sociales fotografías del hallazgo de dos aeronaves, mientras que las fuerzas policiales solo brindaron información del jet que se encontró abandonado en Sipacate.

Tampoco había reportado que grupos armados impedían el ingreso hasta el lugar en el que aterrizó la aeronave.

Por si no lo vio: MP vincula con el narcotráfico al alcalde de Nueva Concepción, Otoniel Lima Recinos

Fernando Lucero, portavoz del Ministerio de Gobernación, sostuvo este 5 de abril que en el lugar “lamentablemente” persisten pobladores “engañados por narcotraficantes”, por lo cual los agentes no han podido continuar su desplazamiento hasta el lugar del hallazgo de la avioneta y la casa.

Las autoridades enfatizaron que el principal objetivo es velar por la vida de la población. “No queremos que haya víctimas inocentes”, resaltó Lucero, por lo cual dijo que el llamado de la institución a los pobladores es que permitan el paso “para protegerles y garantizar la seguridad ciudadana”.

Alan Ajiatas, fiscal contra la Narcoactividad, señaló que la institución necesita garantías de la PNC para hacer su trabajo en el lugar del hallazgo, las cuales hasta ahora no se presentan, aunque se mantienen las coordinaciones.

Agregó que presuntamente hay líderes del Consejo Comunitario de Desarrollo que se oponen al ingreso de las autoridades al lugar.

Contenido relacionado:

> Con estos lujos vivía el narco alias El Primazo

> Vehículo abandonado en un parqueo tenía 20 paquetes de cocaína

> Cornelio Chilel, amo y señor de la amapola