Jueza Reinoso no actualizó su registro patrimonial

Un perito dijo al Tribunal que juzga a la jueza Jisela Reinoso que la funcionaria obvio actualizar su declaración patrimonial luego de comprar bienes. 

Publicado el
La jueza Jisela Reinoso durante la continuación del debate por enriquecimiento ilícito. (Foto Prensa Libre Edwin Bercián)
La jueza Jisela Reinoso durante la continuación del debate por enriquecimiento ilícito. (Foto Prensa Libre Edwin Bercián)

El análisis se efectuó a las cuentas bancarias y transacciones de Reinos del año 2010 al  2014, esto incluyó verificar los salarios que recibió de los trabajos que tenía.
 
Ante el Tribunal Tercero de Sentencia Penal, la perito, Ana Beatriz Samayoa Rodríguez del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) presentó el análisis patrimonial económico y financiero de Reinoso.

Según el estudio, la Corte Suprema de Justicia pagó a Reinoso por tres años de trabajo en el Organismo Judicial, Q936 mil 655. También se desglosó lo que devengó como docente en las Universidades Mariano Gálvez y  Rural.

Samayoa concluyó que Reinoso obvio actualizar su declaración patrimonial luego que adquirió otros bienes; la Ley de Probidad y de Responsabilidad de Empleados Públicos exige que los empleados del estado actualizar su informe patrimonial cada vez que compren un bien.  

El debate por enriquecimiento ilícito contra la jueza comenzó el 26 de junio último en  el Tribunal Tercero de Sentencia Penal

Durante su declaración Reinoso hizo ver que es víctima de una persecución, tanto del Ministerio Público como de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

“Mi error no haber accedido a las peticiones de la Cicig en un caso de la fiscal general –Thelma Aldana–”, expresó, después de haber sido imputada por el Ministerio Público (MP).

El ente investigador tiene sospechas de cómo Reinoso compró una casa valorada en más de Q3 millones y varios vehículos.

Durante la audiencia, la jueza explicó que adquirió el inmueble con los ahorros que tenía como jueza de Paz, porque en ese tiempo ella no gastaba al reconocer que “la mantenían”, por lo que su salario “se iba al banco”.